Foto de Miguel Castagnaro

Foto de Miguel Castagnaro

A UN PASO DE LA SEMIFINAL

Tacuarembó derrotó con absoluta autoridad a Salto en el partido de ida por 2 a 0 y dio un paso muy importante para meterse entre los cuatro mejores.

La noche era impropia, la lluvia previa al encuentro que duró más de tres horas, le sacó mucha gente a un partido que en condiciones normales se habría jugado con más de dos mil personas en las tribunas, finalmente cerca de seiscientos espectadores vieron como Tacuarembó ganó de principio a fin.

La noche del sábado mostró la mejor cara de los dirigidos por Armando Javier Duarte, fue un partido redondito, todas las líneas tuvieron un gran rendimiento. La solvencia partió desde el arco, las dos o tres veces que fue llamado a actuar el arquero Jhonatan Vaz, lo hizo con una extraordinaria seguridad. De ahí partió la superioridad, Sebastián García se destacó en el fondo y en el partido, puso todo su ofició y clase para la última zona que no dejó mayores señales de filtraciones. El medio con el eje de Almeida tenía mucho vuelo por los costados con Lima y el “Pitufo” De Los Santos, sumado a la claridad conceptual de Galli. Mientras que arriba con la movilidad de Sebastián Sánchez y la capacidad goleadora de Octavio Siqueira, Salto se vio desbordado. La principal muestra que la selección del litoral se sentía menos que los locales fue todo lo que pegaron. Ante un permisivo Silveira, árbitro de Artigas, los salteños hicieron un montón de infracciones, sistemáticamente cortaban el juego con faltas, algunas violentas y otras tácticas, donde Octavio y el Pitufo fueron los principales blancos para el juego brusco de la visita. El partido no se fue de las manos porque Tacuarembó ganaba y se sentía más que Salto, además de tener la diferencia de dos goles temprano en el segundo tiempo, sino podría haber sido mucho más picado de lo que fue ante tan lamentable arbitraje.

Tacuarembó. Foto Miguel Castagnaro

Tacuarembó. Foto Miguel Castagnaro

El primer gol llegó promediando el primer tiempo, el “Paraguayo” Sánchez abrió juego para el “Pitufo” De Los Santos a la izquierda que fue hasta el fondo, centro al área y donde “hierve la cocoa” apareció Octavio con una volea de zurda que le partió el arco a Regueira. Golazo, gol 53 con la selección de Octavio.
El Segundo fue a los doce minutos del complemento, Borgarelli levantó para Siqueira, la aguantó derivando la pelota atrás para la entrada de Sebastián Sánchez que se metió al área y pisando el punto penal remató con el empeine del pie diestro abajo con el vertical derecho del arquero, 2 a 0 y pelota al medio.

Octavio Siqueira.

Octavio Siqueira.

Tacuarembó por momentos tuvo volumen de juego, abrió la cancha, cuando no pudo jugó largo y arriba se aguantó la pelota. Fue más que Salto, el rival no encontró nunca un momento en el partido, apenas esbozó una intención de reacción que nunca llegó.

La vuelta se juega el miércoles próximo a las 22:00 horas en el Dickinson de Salto.

Para la revancha son varios los resultados que lo clasifican a Tacuarembó, pero el principal argumento que vemos es el gol de visitante, éste equipo tiene gol y si lo logra de visita obliga a Salto a conquistar cuatro goles para clasificar, algo que nos parece muy difícil que pueda pasar.
El juego, el momento de Tacuarembó, el resultado de ida, son algunos de los elementos que nos llevan a pensar que se está a “un paso de las semifinales”.

Por Bruno Piñero

Anuncios