Colonia dejó una estela de fútbol en el ECO. Foto Fanny Ruetalo

Colonia dejó una estela de fútbol en el ECO. Foto Fanny Ruetalo

Fotogalería Fanny Ruetalo

Pedro Ramón Clavijo. Equipo RDR. La Colonia.

UN GRAN TRIUNFO DEL FUTBOL DEL INTERIOR.

La final del Sur, fue un canto al fútbol. Un partido de esos que se disfrutan a pesar del resultado. Donde hay que remarcar la entrega de los dos, y donde el juego se prioriza por encima de lo demás. Es verdad, es competencia, pero están por encima los valores y el respeto por el otro. Lo que se transmite a la tribuna y ésta entiende el mensaje.

Créanme, este partido entre Colonia y Florida fue un partido de primer mundo. Es verdad, lo ganó 7 a 1 el seleccionado de Colonia, pero enfrente a la extraordinaria demostración de juego y definición de la rojita, está la oposición de su rival. La gallardía para la devolución, y el ímpetu para no desmayar nunca.

Cuatro goles le hizo Villar a Olivera. Foto Fanny Ruetalo

Cuatro goles le hizo Villar a Olivera. Foto Fanny Ruetalo

El partido tuvo interés desde principio a fin. Porque los albirrojos salieron con presión alta en los primeros 10 minutos, porque tuvieron sus oportunidades frente a Nahuel de León y porque sorprendieron a su rival. Facundo Spinelli era el abanderado en ese momento. A Colonia le costó ese tiempo de sorpresa. De a poco, Hasselbeck y Rabazza, comenzaron a sacar el juego afuera, Soria con Rojas y Da Silva con González comenzaron a desequilibrar. Curbelo se movió por detrás de Villar y éste desequilibró. Movimiento, desdoble, cambio de ritmo, toque de primera, desborde y definición fueron los elementos empleados. A los 13 minutos, se contemplaron todos esos elementos con participación de seis jugadores y llegó el primer gol de Matías González. Fue un golpe fuerte para el partido. Para Florida porque notó que lo de Colonia es en serio y para la rojita, para acentuar el camino que transita.

Ya Colonia festeja el 1er gol. Era el principio del fin. Foto Fanny Ruetalo

Ya Colonia festeja el 1er gol. Era el principio del fin. Foto Fanny Ruetalo

Después desde lo conceptual, el partido hasta el final fue de Colonia. La respuesta y el amor propio fue el habitual de los de la Piedra Alta. Los dos jugaron al fútbol. Villar a los 24 marcó el segundo, y éste ya se transformaba en incontrolable. Se movió en toda el área. Lo hizo con inteligencia y siempre al momento justo. Antes del minuto final, llegó el tercero tras un penal bien cobrado con tarjeta para el arquero. El propio Villar con exquisito toque, convierte el tercero.

EL festejo coloniense contrasta con la resignación de Fontes. Foto Fanny Ruetalo

EL festejo coloniense contrasta con la resignación de Fontes. Foto Fanny Ruetalo

Era grande la diferencia en el resultado de este partido. Pero claro de que al no ser importante para la definición, los albirrojos hicieron cambios ofensivos. Entró Braian García y descontó. Trajo una luz de esperanza. La misma, hasta tanto la rojita se encendiera y comprendiese el intento de su rival y los espacios que quedaron. Así, se sumaron cuatro goles más, que llegaron incluso tras la correcta sanción de un penal contra Villar y la expulsión del arquero por doble amonestación. Se consumó el 7 a 1. Lo más lindo, fue que Florida siguió jugando con armas leales, y que Colonia respetó a su rival, también haciéndolo intenso. Ganó Colonia y fue claro. Pero por encima ganó el fútbol del interior, porque como espectáculo, fue una muestra de lo que somos capaces de hacer.

Emiliano Villar metió 4 goles en una final. Foto Fanny Ruetalo

Emiliano Villar metió 4 goles en una final. Foto Fanny Ruetalo

EL MEJOR JUGADOR DE LA CANCHA: Emiliano Villar. Fue desequilibrante. Convirtió 4 goles y factor constante de gestión ofensiva. Siempre claro. Un toque, lujos, precisión. Notable trabajo.)

Anuncios