Foto Ramon Marrero

Foto Ramon Marrero

El presidente de AUF destacó la personalidad de Héctor Gómez como “fascinante”

Por Ricardo Piñeyro

El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Wilmar Valdéz dijo que es “un verdadero sentimiento y orgullo lo que representa para AUF festejar con esta gala del centenario de la Confederación Sudamericana”.

El titular del fútbol uruguayo sostuvo que “este evento tiene connotaciones históricas, me animo a señalar que traer la gala aquí a San José y al interior del país, constituye un acto de estricta justicia porque grandes futbolistas de nuestra gloria del fútbol uruguayo han nacido en el interior del país y muchos de sus dirigentes han nacido en nuestras ligas. Es justo y merecido el homenaje realizarlo aquí en San José de Mayo”.

Valdéz recordó que “allá por enero de 2016 cuando se realizaba el congreso de Conmebol, expresaba que justo en el año del centenario me encontrara al frente del máximo organismo continental. Quiso el destino – sin proponerlo –  que un uruguayo comenzara presidiendo esta organización, lo que fue un orgullo, una alta distinción y un gran honor, ya que su primer presidente e inspiración de la creación de la confederación, Héctor. R. Gómez, era uruguayo y del interior”. La máxima autoridad del fútbol uruguayo dijo que “en el transcurso de la Copa América del Centenario, sentí sensaciones encontradas, primero porque se realizaba un evento en el cual no lo hacíamos en el territorio de nuestra querida América del Sur, entonces entendí y comprendí la necesidad de realizar un acto que reflejara y contara la verdadera historia de la confederación de su proceso fundacional”.

Reveló que “al retornar de esa copa asumimos como obligación con los compañeros, crear un evento que significara un fiel y real objetivo homenaje de tal tamaña fecha. Era además una excelente oportunidad de hacer justicia con Héctor Rivadavia Gómez, un ser de condiciones extraordinarias, fascinantes, que en aquella joven América del Sur se había animado y había sido capaz de proponer la creación de una confederación de tal magnitud”.

Contó que en el año 2016 la Conmebol “se encontraba en crisis y Alejandro Domínguez con sus colaboradores comenzaba a devolverle la credibilidad al organismo, que la gente volviera a creer en el dirigente sudamericano. Y nos convencimos que la idea había que hacerla realidad y contar nuestro surgimiento histórico, es así que de inmediato que comprendimos que justamente que en el año de la reconstrucción del organismo no podía pasar desapercibido el año del centenario”.

Valdéz definió al fútbol como “arte, cultura y espectáculo, y por eso entendimos que había que homenajear a aquellos visionarios dirigentes y revivir y representar nuestros orígenes”. Reveló que en el Museo del Fútbol ubicado en el estadio Centenario “se conserva el mobiliario original que el 16 y 17 de diciembre de 1916, aquellos dirigentes se sentaron a culminar el proceso fundacional de la Confederación Sudamericana de Fútbol. Ese mobiliario fue la escenografía para recrear la magnífica instancia, lo que no hace otra cosa que meternos en una especie de túnel del tiempo”.

Sobre el final de su alocución el dirigente uruguayo dijo que “hoy hay otro episodio histórico, porque por primera vez una  organización que aglomera asociaciones de fútbol, festeja sus 100 años con una obra de su naturaleza, normalmente se festeja con un partido de fútbol, pero hoy estamos aquí para revivir aquel momento donde los fundadores, los magníficos dirigentes de la Conmebol plantaron la semilla para que hoy estemos viviendo esta gran fiesta”.

Anuncios