Colonia ganó de visita y se encamina a las semifinales. Foto Ronald Manzolido

Colonia ganó de visita y se encamina a las semifinales. Foto Ronald Manzolido

Pedro Ramón Clavijo. Equipo RDR. La Colonia.

LA ROJITA LO ABRIO AL FINAL.

Cada quien puso sus cartas y por eso Colonia debió esperar hasta el final para lograr la diferencia.

En los cuatro primeros minutos, la rojita hizo dos goles que fueron anulados por posición adelantada. El detalle muestra la concepción de quien piensa ofensivamente. Desde allí, Treinta y Tres, rearmó lo que pensaba. Jugar con tres en el fondo, que le había costado implementarlo en ese comienzo, y cerrar con dos volantes laterales, acaso para terminar en línea de cinco. Poblar el medio, cerrar caminos y hacer tenso y confuso el trámite. Entonces el juego no fue claro, y el equipo del Sur, “tampoco muy”. Los circuitos no se pudieron armar y el juego no fue lucido Igual, manejaba Colonia el partido, aunque alguna respuesta olimareña llegaba. Claro. Sin gran efectividad. García, Alvares y Miraballes, trabajaban arduamente en el medio y en ese sector, imponían, “a veces superioridad”.

Estadio Centro Empleados de Comercio.  Foto Ronald Manzolido

Estadio Centro Empleados de Comercio. Foto Ronald Manzolido

Llegó a los 26 minutos un penal que Villar ejecutó con acierto y apareció la luz, que Colonia buscaba.

Desde allí, poco riesgo corría el resultado, porque, acaso, los olimareños, no alcanzaban a comprometer demasiado, aunque si, mostraban una búsqueda ilusionada. Para ser concretos, no era claro su juego, aunque obstinado.

El ingreso de Diego Arnaud, para el complemento puso esa cuota de agresividad, que antes le faltó. Ya el equipo rojo tuvo más hombres y también peso. Llegó la igualdad y la explosión de alegría local. Por su impulso y aquellas ganas que desde el principio puso, le llevó a ese paso.

Para terminar, faltaba mucho, y Colonia con su refrescado medio campo, impuso condiciones. Carrasquera y Barboza con más aire que los sacrificados volantes del local, empezaron a hacer más claro el juego. En un ida y vuelta, ya los laterales colonienses se soltaron, también sus externos y los puntas comenzaron a quedar más liberados. Así, llegó el segundo por Villar que define estupendamente ante un intento de despeje rival, e Illada para convertir otro penal en forma estupenda. En cinco minutos, Colonia confirmó su paso y los olimareños bastante lejos, luego de tanto luchar.

Treinta y Tres perdió de local. Foto Willan Muñoz

Treinta y Tres perdió de local. Foto Willan Muñoz

Fue el juego de la táctica, sobre la estrategia. Ganó la rojita, porque fue fiel durante todo el trámite a lo suyo, aunque no saliera. La muestra la dio con su profundidad en los primeros cuatro minutos. La que termina dando en los últimos quince para hacer la diferencia. Esa, que buscó siempre. Treinta y Tres, fue estrategia La que pudo poner, en un partido que pensó bien, que buscó honestamente. Que puso todas sus armas al servicio del juego, pero que terminó sucumbiendo, acaso, por aquello de quien tenía enfrente, tuviera más claro, el cómo hacerlo.

 

EL MEJOR JUGADOR DE LA CANCHA. Facundo Illada. (Fue muy inteligente para jugar. Generoso para mostrarse. Inteligente para interpretar a Villar. En un partido donde no sobraron espacios, su trabajo fue fundamental.)

EL MEJOR DE TREINTA Y TRES: Mauro Miraballes. (Muy generoso para trabajar. Audaz para jugar y muy claro para interpretar el juego del rival.)

Anuncios