futbol-caminos

LA PRESION DE LOS MEDIOS SOLO EXISTE SI ESTAS PENDIENTE DE ELLOS

Saber e intuir no son lo mismo. La mayoría de nosotros va por la vida creyendo que sabe, cuando en realidad apenas nos limitamos a intuir: intuimos que las cosas estarán mejor algún día, que los problemas se solucionarán. No son todos quienes se ensucian las manos en busca de respuestas para saber que eso será así.

“La presión de los medios solo existe si estás pendiente de ellos”, cuenta recordando una lección que le dejó su paso por el banquillo del Real Madrid, en el que Benito Floro se sentó entre julio de 1992 y marzo de 1994

Benito Floro sabe que hay una afición molesta, pero intuye que los resultados mejorarán pronto. Sabe que los resultados no han sido buenos, pero intuye que eso no ha sido del todo justo con el desempeño de su equipo. Intuye, también, que hay un enjambre de críticas revoloteando alrededor de su entorno, ansioso de aguijonearlo, pero sabe otra cosa: la vida le ha enseñado que el repelente más efectivo en contra de las voces malintencionadas es no escucharlas del todo.

Sería fácil decir que aquella fue la etapa más grande de su vida –hay solo un puñado de clubes en Europa que juegan en la misma liga histórica que el Madrid; por encima de ellos, nadie–, pero Benito Floro no hace distinciones entre una camiseta y otra cuando rueda un balón por la pradera verde: en el fútbol –en su fútbol– pesan lo mismo un equipo semiprofesional que un referente de todos los tiempos, porque la pasión es la misma, la disciplina es la misma y el deseo de ganar permanece intacto.

Fueron esas convicciones las que lo trajeron desde Canadá, donde entrenaba al combinado mayor nacional, hasta Costa Rica, donde aterrizó el lunes 26 de diciembre del 2016

Fuente: La Nacion de Costa Rica

Anuncios