Así, dejando todo, Fontes grita el gol del triunfo. Foto Fanny Ruetalo

Por Pedro Tristant

Fotogalería de Fanny Ruetalo

CON EL ALMA: FLORIDA FINALISTA.

Como la mayoría de las veces que termina un partido de la selección sub 18 de Florida voy a hacerle una nota al entrenador, Leonardo Dolara. Esta vez no comentamos nada de las virtudes o errores que tuvo el equipo en el partido, el clima no daba para eso. Simplemente me muestra, emocionado, una estampita de San Cono a quien le agradece el pasaje a la final.

Unos minutos antes, el técnico se había acercado al tejido que divide la cancha con las tribunas porque allí estaba su hermano quien le recordaba la final del sur del año pasado ante Flores en la que Florida logró un gol sobre la hora y luego obtuvo el título en los penales.

 

La tribuna Nasazzi explotó con el 3er gol. Foto Fanny Ruetalo

Para Dolara, la tercera fue la vencida y por fin podrá dirigir una final del interior. No se le había dado en el dos mil quince en sub 15, cuando en semifinales Tacuarembó nos dejó afuera. Tampoco el pasado año contra Maldonado en sub 18 ya que cerca del final los fernandinos concretaron un tanto que los depositó en la definición. Pero contra Salto sí, Florida clasificó y la forma en que lo hizo, hace que el pasaje sea mucho más valorado.

El uno a cero de la ida en el Dickinson le permitía a Salto tener cierta tranquilidad y más teniendo en cuenta el buen juego defensivo que tienen. Y más aún si lograban concretar un tanto que obligaría a Florida a marcar tres.

Al comienzo los locales no se mostraban seguros en el fondo, se cometían algunos errores en el control del balón, faltaba concentración. Los del litoral tuvieron ocasiones en la que estuvieron cerca de concretar la apertura: algunos tiros desviados o, incluso, una pelota en el palo.

 

Abrazos floridenses al final del partido ganado poniendo todo. Foto Fanny Ruetalo

De a poco, la albirroja sureña fue mejorando y mostrándose más seguro. Sin embargo, cuando atravesaba su mejor momento llegaría el remate de treinta metros de Octavio Apatie para concretar el primero. Salto estaba más tranquilo todavía, y Florida ahora sí tenía que marcar tres para clasificar. Si bien faltaba mucho, parecía bastante complicado.

Antes de terminar la primera parte, Braian García remató al arco desde fuera del área. El envío parecía ir sin demasiadas pretensiones,  se desvió en un defensor y lentamente entró en el arco de Ignacio González quien no respondió de la mejor manera.

Florida dominó en el segundo tiempo con buenas actuaciones individuales como las de Emilio González, que se combinó de buena forma con Kevin Mosqueira por la derecha, y de Braian García. Estos dos jugadores ofensivos eran los que más complicaban a la segura defensa de Salto.

Sobre los diez minutos, los de la Piedra Alta tenían la chance de aumentar a través de un tiro libre de veinticinco metros. Germán Martínez era el encargado de pegarle a la pelota y lo hizo, como tantas veces, de excelente forma y anotó, como tantas veces, un gol clave para la selección albirroja. El partido estaba dos a uno y quedaba mucho.

 

Siempre estuvo” caliente” el partido. Foto Fanny Ruetalo

Lamentablemente, el partido se comenzaba a ‘caldear’. Luego del gol se dieron algunos incidentes que provocaron la amonestación de Enzo Canclini en Florida y unos minutos más tarde la expulsión de Agustín Recalde por agresión a un salteño. Ruben Olivera debió ocupar el arco albirrojo el resto de los minutos.

Salto intentaba bajar el ritmo del partido porque Florida parecía seguir de largo. Los jugadores de Jorge Noboa hacían tiempo y era lógico. De todas formas, era difícil poder entrar jugando por lo bajo teniendo en cuenta la solidez defensiva de los del litoral.

Salto intentaba de contragolpe apelando al dinamismo de Enrique Rosas Pintos, de Facundo Machado o del ingresado Nahuel de los Santos. Empero, no se pudieron generar situaciones de gol ya que en varias ocasiones estaban fuera de juego o también por la buena performance que desarrollaba en esos momentos Florida en defensa.

Florida insistía y las ganas eran más que el fútbol. Los jugadores de Florida luchaban para lograr ese tercer tanto que los depositara en la final. Los juveniles de Dolara buscaban ‘a huevo’, como se dice popularmente.

El tiempo estaba cumplido. El árbitro Mario Mauttones, quien perdió el control del encuentro por momentos, adicionaba cinco. Ya iban novena de partido y Florida tiene un tiro libre a su favor desde el sector derecho. Le pega Germán Martínez, el balón va hacia el área y Fontes toma contacto con la pelota cuyo destino era la red.

Florida concretó el tercero y, otra vez, incidentes. Corridas para un lado y para el otro que se mezclaban con los festejos de todos los floridenses. El juez, cuatro minutos más tarde, decide suspender el partido a falta de un minuto por jugar.

Ruben Olivera festeja en primera plana. Al fondo sus compañeros. foto Fanny Ruetalo

Los jugadores de Florida explotaban de alegría. El vestuario era una fiesta. Mientras hablábamos con alguno de ellos para la radio en el pasillo del vestuario pasaría Fontes para dedicárselo “a los contras”.

Es que esta selección albirroja, que hace siete meses está trabajando, ha tenido muchas críticas. Es cierto, se han cometido errores pero, en definitiva, los resultados le han ido dando la razón y esto no se puede considerar casualidad.

Florida está presente en una nueva final del interior. Jugará ante la selección de Colonia que llega como favorita para la obtención del título, pero Florida luchará, como hizo contra Salto para llegar al objetivo.

La albirroja ya cumplió. Solo queda un paso más: la gloria.

Anuncios