Opinión Pedro Tristant Lema

florida saluda

A Florida lo sacaron de la final en los escritorios. Foto Fanny Ruetalo

Es un día triste. La selección de Florida ha quedado eliminada de una final del interior cuando, por el resultado que obtenía en el momento que el partido contra Salto fue suspendido (a falta de un minuto para el final), debía definir el título del interior ante Colonia.

Cuando se decide suspender la primera final entre Colonia y Florida, sentí que había algo raro y me imaginaba que esto podía pasar aunque me negaba a creerlo. Es decir, no quería pensar que la Organización del Fútbol del Interior (OFI) pudiera tomar una decisión de estas, aunque sabía que era capaz de hacerlo.

Y la tomó y a los floridenses nos invadió una profunda sensación de impotencia al enterarnos.

Nadie pretende justificar los incidentes ocurridos en el final del partido del sábado 25 de marzo en el Estadio Campeones Olímpicos. La reacción de algunos jugadores floridenses luego del tercer gol, como también la de algunos salteños, estuvo pésima. Pero acá es donde, entiendo, OFI se equivoca. Todos los futbolistas que intervinieron en los incidentes deben recibir sus correspondientes sanciones, tanto los de Florida como los de Salto pero ¿modificar el resultado a favor de Salto?

Se le otorgó la victoria a Salto por seis tantos contra tres. Más allá de si los jugadores de Florida iniciaron los incidentes o no, jugadores salteños fueron partícipes de los mismos. Entonces, con esta decisión OFI está premiando a los del literal para que disputen una final cuando también fueron violentos contra los rivales.

Teniendo en cuenta que las dos selecciones participaron del ‘lío’ del final, no debe haber una sanción para las selecciones si no sanciones individuales para todos los protagonistas del mismo. Incluso, podría haberla también para el Estadio Campeones Olímpicos por la invasión de personas ajenas a la cancha, pero nunca a toda una selección porque de esta manera están pagando justos por pecadores.

Pienso en todo lo que luchó Florida, que dejó hasta el alma para ganar un partido que tenía un resultado adverso en el comienzo y que dio vuelta de manera magnífica. Y todo… ¿para qué? Para que a unas personas que actúan detrás de unos escritorios se les ocurra tomar este tipo de decisiones sin importarles el aspecto deportivo.

Este hecho me hizo reflexionar sobre si los dirigentes de la OFI saben el esfuerzo que realizan las selecciones del interior. Ojo, no digo que la decisión esté mal por el esfuerzo que hace Florida porque todas las selecciones, más o menos, luchan contra muchas complicaciones para lograrlo; pero sí, me llevo a cuestionarme si los directivos saben o no la realidad de las selecciones.

Por poner un ejemplo. La selección de Florida está preparando el campeonato desde setiembre cuando comenzaron con los trabajos en el gimnasio para luego pasar a la cancha ya con la citación definitiva. Los jugadores de Florida entrenaban todos los días, incluso en doble horario. Con altísimas temperaturas o lloviendo, ellos estaban ahí, practicando para poder lucir la camiseta de Florida el miércoles o el sábado. Lo hicieron durante todo el verano y hasta ayer por la tarde, porque, aún con el partido en ‘veremos’ ellos seguían preparando una final del interior.

Los jugadores de Florida renunciaron a irse de vacaciones con amigos o con la familia, concentraban dos veces por semanas también privándose de realizar muchas actividades que otros adolescentes podían hacer.

Sabían que era un esfuerzo que valía la pena, hasta que ocurre este tipo de cosas.

Desde la Liga de Fútbol de Florida, desde el cuerpo técnico y desde el ‘equipo de logística’ (como llamaba Leonardo Dolara a sus colaboradores) también se hizo un gran esfuerzo para que a los futbolistas no les faltara nada.

Y también, sabían que era un esfuerzo que valía la pena, hasta que ocurre este tipo de cosas.

Hay algo que es verdad, se le puede realizar muchas críticas al entrenador desde el punto de vista futbolístico. También es cierto que se generaron algunos inconvenientes pero que el grupo supo sobrellevarlos y los resultados le dieron la razón: clasificaron a la final del interior por lo hecho dentro de la cancha.

Seguí muy de cerca a esta generación para el programa de la radio Solo Deportes y, más allá de algunas rispideces, notaba un gran clima entre los jugadores y los integrantes del cuerpo técnico (todos: Dolara, Silva, Cardozo, Dolara y Zamit). Y por esto, me da más lástima que les hayan sacado la copa, porque ellos, más que nadie, se merecían poder obtenerla o al menos jugar la final ante la favorita Colonia.

Insisto, no se justifica para nada los actos violentos de aquellos futbolistas de Florida que deben ser sancionados. Tampoco se justifica la sanción a Florida como selección.

A los floridenses, pero principalmente a los jugadores, les robaron la ilusión de poder definir el título del interior, una instancia que para muchos es única en la vida. Ojalá, el fútbol dé revancha.

Anuncios