Unión de Paysandú . Foto Fanny Ruetalo

MUY PRONTO COMENZARÁ EL 15TO CAMPEONATO FEMENINO DE CLUBES
En ésta oportunidad se registró una cantidad inédita de instituciones anotadas para la competencia.
Lentamente algunos clubes se van dando cuenta que la mujer sigue ocupando espacios y que ya el fútbol no es “cosa de hombres”.
En Florida por primera vez, no es unicamente Nacional el que se hace a la competencia interclubes, sino que también Avenida lo acompañará.
Existen otros que están dando sus primeros pasos como Candil, España y Peñarol, por lo que se descuenta que también tendremos actividad local.
Barrio Viña ha tenido presencia en la competición de OFI por lo que no sería de extrañar que también forme parte del 1er torneo femenino organizado por la liga local.

La experiencia y el roce con que cuentan las tricolores, las convierte en claras favoritas, pero el empeño, ganas y posibilidad de crecer de las otras chicas, lentamente les dará la chance de ir aprendiendo para intentar igualarse con lo que hoy es una referencia ineludible del interior, como Arachanas, Unión, Palmirense o Sarandí Universitario por nombrar algunos equipos.

Avenida jugará el femenino. Foto Fanny Ruetalo

Estamos muy lejos de llenar estadios o de tener el protagonismo que otros equipos masculinos del interior poseen.
Éste sitio ha sido pionero en trasladar a los lectores los resultados, informaciones, fotos de lo que son los torneos organizados por el ente rector del fútbol del interior, pero que en éstos tiempos, se ha “olvidado” de compartir la citada información con nosotros, por lo  que debemos recurrir a otros medios para conocer lo que vendrá.

Todo es cíclico, nadie debe atribuirse para si, lo que es de todos. Desde que FIFA aporta recursos, que en oportunidades llegan menguados a los clubes, quienes componen las pobres instituciones, deben sustentarse con todo tipo de beneficios para pagarse la locomoción y ni que hablar el elevadísimo costo de la terna arbitral que llega desde otra ciudad.
Ahora bien, llega la copa y allí estaremos con los clubes de Florida, lo demás, se verá cuando aparezca.

Nacional. Foto Fanny Ruetalo

Leyendo un artículo de El País de Madrid, dice que la gran lacra de este deporte femenino en España, que cuenta con más de 30.000 federadas en todas las categorías, sigue siendo la falta de dinero. La mayoría de las jugadoras de Primera División cobran el salario mínimo interprofesional. Algunos sueldos a jornada parcial rondan los 400 o 500 euros. Pero Torvisco no es ajena a todo lo que ha avanzado este deporte en el último año. Esta temporada –por primera vez en su historia desde que comenzara en 1988-1989–, la Liga femenina tiene un patrocinador principal que ahora da nombre a la competición: Liga Iberdrola. Cada fin de semana se pueden ver por televisión tres partidos de Primera (dos en abierto y uno en una cadena de pago).

Las deportistas han empezado a conquistar espacios que antes les eran casi inaccesibles, como los grandes estadios. En octubre, las chicas del Athletic disputaron en San Mamés su partido de Champions contra el Fortuna Hjørring danés frente a 10.000 aficionados. El Atlético de Madrid, líder de la competición, ha jugado esta temporada dos veces en el Calderón. “Todo esto es una prueba de que se están haciendo las cosas bien”, dice Ana Rossell, exjugadora y fundadora de AR10, una empresa de gestión deportiva especializada en fútbol femenino. “La mayor visibilidad en los medios las convertirá en referentes para las nuevas generaciones”, añade Rossell, también presidenta del equipo de Segunda CD Tacón.

Llenan estadios en competiciones de alto nivel. Pero la mayoría de las futbolistas españolas tiene un salario ínfimo. El desembarco de patrocinios y la difusión de partidos les ha abierto las puertas del cambio

“Los grandes clubes cada vez tienen una estructura más profesional y más capacidad para fichar”. Pero casos como los de Vero Boquete, uno de los talentos fugados, capitana de la selección y la jugadora española más laureada de los últimos años, que forma parte de la plantilla del francés Paris Saint-Germain, demuestran que aún queda mucho por hacer. Lo que ya han conseguido es que la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) creara el año pasado un comité femenino para velar por sus derechos.

Ya tienen más de cien afiliadas. “Ahora que estamos creciendo tanto es muy importante la unión entre las jugadoras”, sostiene Laura del Río, exinternacional y vicepresidenta del comité. Este año LaLiga obliga a que todos los ingresos de las futbolistas tengan un respaldo contractual, además de cotizar a la Seguridad Social. El objetivo de la AFE es que las jugadoras puedan dedicarse al 100% a su pasión. Y para eso solo hay un camino: conseguir un convenio colectivo propio y subir los salarios.

Anuncios