Foto Freddy Silva

Por Freddy Silva

Nuevamente el objetivo de lograr un título inédito para nuestro fútbol está en marcha. La Copa Nacional de Clubes de OFI se puso en marcha mientras que los dos equipos riverenses lo miraron de afuera a la espera del debut que se producirá este fin de semana.
Deportivo Colina, en la Divisional A, y Peñarol, en la Divisional B, van a buscar la chance de estar en lo alto.

Cada vez más, es un certamen muy difícil y complicado para nuestros equipos porque se lucha contra equipos que son muy fuertes desde el punto de vista económico y que refuerzan sus planteles convencidos que este título es mucho más importante que el de selecciones del interior.
La Divisional A es altamente competitiva, con jugadores de gran nivel y que en su gran mayoría han jugado en el profesionalismo capitalino pero prefieren la pureza del interior considerándola más responsable a nivel directriz, para cumplir con las promesas que se contraen sin existir un contrato de por medio.

Es así, por ejemplo, que el 18 de Julio de Porvenir, actual campeón, ha tenido en sus planteles a jugadores que incluso han vestido la camiseta celeste del país y que este año no ha escatimado esfuerzos para contar con lo mejor de la selección sanducera.
El equipo de Wanderers de la ciudad de Artigas, por ejemplo, ha inscripto con la finalidad de utilizarlos si pasa a la siguiente fase, a jugadores como Joe Emerson Bizera y Carlos Bueno.
En la Divisional B el objetivo es ingresar al círculo de privilegio con más de cuarenta aspirantes. Peñarol, con un plantel propio, sale a la lucha con el entusiasmo y el orgullo de representar al fútbol riverense.

El Deportivo Colina, con el refuerzo de algunos jugadores que estuvieron en nuestra selección celeste, tiene la difícil misión de, al menos permanecer, aunque conociendo la idea futbolística de su técnico, no se compite sino que se busca el triunfo en todo momento.
La última campaña de nuestra selección nos ha dejado la clara sensación que siempre se puede y que las grandes diferencias no existen en el fútbol, mucho más si se trata del fútbol del interior del país.
Nunca hemos llegado pero eso no nos quita, al menos, la posibilidad de pensar en lo mejor para nuestros equipos.

Anuncios