Bielsa. Foto Peril ARG

EL ARGENTINO DIO CÁTEDRA DE CONOCIMIENTO Y CONVENCIMIENTO
El rosarino Marcelo Bielsa junto al italiano Fabio Capello, los brasileños “Tité” -actual DT de la verdeamarelha- y Parreira participaron de “Somos futebol 2017” patrocinada por la CBF.
Entre otras apreciaciones el argentino dijo que ha visto mas de 50.000 partidos y determinó que sólo hay 10 variaciones de esquemas tácticos.

Con su rico vocabulario, fue desmenuzando todas y cada una de sus interpretaciones en cuanto a los sistemas tácticos y los movimientos de equipos como de jugadores.

Habló del papel de los medios de comunicación por sobre la educación. “Los medios de comunicación se especializan en pervertir a los seres humanos según victoria o derrota”

Según La Primera Gambeta éste lunes 8 de mayo, la Confederación Brasilera de Fútbol organizó un conversatorio futbolístico con Tite, Fabio Capello, Carlos Alberto Parreira y Marcelo Bielsa. El rosarino, fiel a su estilo, deslumbró a presentes y cibernautas con sus concepciones y ópticas.

En el comienzo de su exposición, Bielsa dio su definición sobre el fútbol brasileñoo:

“Brasil significa mucho para el fútbol mundial. A los espectadores nos ha producido muchas emociones. La belleza ha sido un factor predominante en la construcción del estilo de Brasil y los que amamos el fútbol lo agradecemos. Los clubes que tiene Brasil, las formas que tiene el brasilero de sentir el juego y la repercusión del mismo en su sociedad me conmueve”

Esquemas tácticos

“No hay más que diez esquemas tácticos. Todos dicen que es preciso decidir una filosofía de acuerdo a los jugadores que se tiene. Y aunque es cierto, yo no aplico esa verdad. ¿Por qué? Porque yo al fútbol lo siento de una manera y no puedo convencer a mis jugadores sólo con las emociones. Es difícil proponer ideas en las que uno no cree. La emoción es la capacidad más importante en un técnico y es difícil proponer algo en lo que uno cree a muerte. Después además hay que mezclar lo que uno siente con los jugadores que tiene, y, como soy extremista, creo que no tengo la sabiduría indispensable para eso”

Los diez esquemas:

“En un esquema, una cosa es reconocer individualmente las posiciones y otra es vincularlas unas con otras y cada una de las diez entre sí. Y además, ponerle nombres a la gráfica con los jugadores. (…) Los grandes equipos son los que podían cambiar los esquemas tácticos con los mismos jugadores. Hoy está de moda el Plan B y sin Plan B no sos bueno. A diferencia de lo yo imaginaba, donde eras bueno si jugabas de todas las maneras que con los mismos jugadores”

Bielsa analizó el 4-3-3 referencial de Tite y con los jugadores que el entrenador de Brasil afrontó los encuentros de Eliminatorias Sudamericanas, bosquejó los nueve esquemas restantes que considera como habituales en el fútbol. También explicó las derivaciones de la línea de cuatro hacia la línea de tres y la evolución de sistemas tácticos en la quita de defensores y delanteros para sumar a la línea de volantes en la dinámica del juego.

Para el argentino, la compatibilización de esquemas se da en los grandes partidos por parte de los estudios de ambos entrenadores y se vislumbra la disyuntiva es entre quién considera el esquema del rival y quién no. El “Loco” regaló su pensamiento en cuanto a la adaptación posicional propia ante los módulos rivales:


Su visión sobre el sentido táctico en la estructura de un club:

“Hoy se escucha que todos los equipos de un club tienen que jugar con un mismo esquema. Yo opino que debería jugar un año con cada esquema: uno por año, o cambiar el sistema cada dos meses. Estilo y modelo no es disposición táctica. El modelo de una institución no es el dibujo. ¿Por qué cambiar esquemas? Porque el jugador necesariamente juega en tres diferentes puestos, aunque parta del natural. La cultura táctica de un futbolista que se sometió a un proceso de cambios, no es la misma del que no lo hizo”

Las tres posiciones alternas de la naturalidad de un puesto:


Finalmente, en una fogosa crítica a los medios de comunicación, Bielsa cuestionó su rol en la sociedad: “Los medios se especializan en pervertir a los seres humanos según victorias o derrotas. En una sociedad donde nos enseñan a ser perversos y estúpidos, el jugador de fútbol elige ser perverso a estúpido. Hay que desarticular esa moción”.

Además, el rosarino se refirió un concepto que abunda en la actualidad: el futbolista que se enoja al ser sustituido. “El futbolista es un compañero de trabajo del entrenador. El jugador es destinatario de nuestras decisiones y merece una formación para mejorarlo en su condición de ser humano. Si un jugador se enoja cuando es sustituido, además de ofender a su reemplazante, dejará que el entrenador pueda manifestar abiertamente sus equivocaciones”, puntualizó.

La conferencia completa:

Anuncios