fútbol
De adslzone.net
La burbuja del fútbol no para de crecer y por ahora parece no tener techo. Los sueldos, las cláusulas, las entradas, los abonos, las suscripciones para verlo por televisión… todo ha visto su precio disparado en los últimos años. No obstante, hay quien se quiere empezar a bajar del carro ya que no creen que este incremento de costes sea asumible. Los operadores se preparan para abandonar definitivamente el fútbol de pago.

A falta de confirmación oficial, ayer os adelantamos en exclusiva que Mediapro se quedará con los derechos de la Champions League para las temporadas 2018-2019, 2019-2020 y 2020-2021 (se estima que pagando unos 1.100 millones de euros). En esta nueva subasta del fútbol, la UEFA quiere sacar un 20% más de tajada y es posible que la jugada no le termine saliendo todo lo bien que espera. Para empezar y salvo noticia sorpresa, el partido en abierto de todos los martes desaparece.

Con este movimiento, se siguen los pasos de otros países como Reino Unido, Italia, Francia o Alemania, con todo en modalidad de pago. Ninguna de las propuestas para emitir un partido en abierto consiguió el visto bueno de la UEFA y los usuarios tendrán que pagar por caja para ver a sus equipos favoritos en la máxima competición por clubes del mundo.champions league

Un modelo totalmente inasumible

Al adelantar ayer la noticia de los derechos de la Champions en exclusiva, también dimos las primeras pinceladas del futuro escenario que se puede plantear en nuestro país. El modelo es totalmente inasumible por las operadoras, que ven como sus cuentas se resienten y deben realizar impopulares subidas de precios que terminan perjudicando su imagen.

Solo hay que echar un vistazo a la prensa deportiva para ver lo que está sucediendo en el fútbol. Ya se ve como “normal” eso de pagar 20 o 30 millones por un chaval de 19 años que ha empezado a despuntar en una liga menor. ¿Y qué decir de las estrellas mundiales? Cristiano Ronaldo amenaza con irse del Real Madrid y eso supondría que el club de destino estaría obligado a desembolsar unos 200 millones de euros.

La F1, MotoGP, el fútbol y todos los deportes en Vodafone Motor y Sport desde 10 euros

Todo esto, se ha estado sosteniendo en gran medida gracias a las ventas de los derechos de televisión. Cada año se iba incrementando el precio y la codicia de ligas nacionales o de la UEFA, no parece tener fin. El máximo organismo del fútbol europeo facturó 4.500 millones en 2016, duplicando los datos del año anterior. Por este nuevo paquete de la Champions quería al menos un 20% más, pero ¿hasta dónde van a llegar?

Los operadores quieren bajarse del carro

Hasta ahora, los operadores de televisión habían pasado por el aro, pero la última subasta a favor de Mediapro puede haberlo cambiado todo. Orange y Vodafone ya dejaron claro que no iban a pujar por la Champions League y ayer conocimos que Telefónica Movistar hizo todo lo posible por quedarse con los derechos para ella y después revenderlos en el mercado regulado.

Por donde no quieren pasar, es por la figura del intermediario encarnada en Mediapro. Consideran que esto solo puede llevar a un aumento de costes que no pueden asumir. La alternativa sería cobrar los paquetes de fútbol a 30 o 40 euros al mes (algo que alejaría a los usuarios) o cortar por lo sano.

Y en esa última posición parece que se encuentran en estos momentos. Según hemos podido saber, los operadores ya se plantean este escenario nunca visto en España, es decir, el de pasar de ofrecer el fútbol por televisión. En su lugar, apostarían por reforzar sus propuestas de cine o series, con producciones propias, pasando esto a ser la piedra angular de sus proyectos para los próximos años.

Más detenidos por ofrecer sin licencia canales de pago para ver el fútbol por Internet

El fútbol quedaría entonces en manos de beIN Sports, que debería apostar por seguir ofreciéndolo a través de una plataforma OTT como beIN Sports Connect. Todos conocemos los inconvenientes de eso, además de no ser algo demasiado popular entre el colectivo de mayor edad de nuestro país.

Por el momento, nada cambia de cara a la temporada que viene y es probable que tampoco (al menos para la Liga española) hasta 2019. Los derechos de la Champions League actuales (no los subastados ayer) tienen validez hasta la temporada 2017-2018 y para la liga española, los operadores pujaron para las temporadas 2016/2017 a 2018/2019.

Lo que sí puede suceder, es que a partir de 2018-2019, ninguno decida pasar por caja para ofrecer la Champions League, limitándose a ofrecer Primera División, Segunda División y Copa del Rey según los acuerdos alcanzados por cada uno de ellos. Como siempre, los planes de futuro están sujetos a cambios y estos pueden llegar en cualquier momento.

Anuncios