Por Pedro Tristant

SUB 15 ALBIRROJA COMENZÓ A ENTRENAR

En la tarde del martes comenzaron los entrenamientos de la selección sub 15 de Florida con la presencia de los veintiocho futbolistas citados por el cuerpo técnico encabezado por Ricardo López.

La práctica debió ser suspendida por algunos problemas que surgieron en la cancha de Candil, lugar elegido para realizar la preparación. Los futbolistas no pudieron entrar al campo y tuvieron que entrenar en un terreno de detrás del arco. Luego de unos minutos, uno de los focos que alumbraba se apagó. “Estábamos en un espacio medio reducido, todavía se apaga la luz y no había nadie del club al que se le alquila la cancha” dice Ricardo López. “Estoy seguro de que la primera iba a entrar porque se prendió la luz cuando nos veníamos. Se ve que para la selección no servía” agrega.

Se decidió suspender el entrenamiento “porque era una vergüenza para los chicos que viajaron, que vinieron, que hicieron el esfuerzo”. Uno de los citados es de 25 de Agosto y sus padres lo acompañaron desde esa localidad porque era la primera vez que viajaba. Asimismo, hay jugadores que vienen desde Sarandí Grande, de 25 de Mayo y de Mendoza.

Hay posibilidades que haya un cambio en el lugar de los entrenamientos. “Hoy estábamos en Candil porque se había llegado a un acuerdo. Vamos a ver qué va a suceder” comenta el entrenador.

Una selección con buen fútbol

López manifestó estar satisfecho con el plantel y por el compromiso de los chicos: “están muy entusiasmados por la albirroja”.

El entrenador dirige por segundo año consecutivo a la selección sub 15 de Florida entonces ya conoce a alguno de los futbolistas que integran el plantel. En lo previo, “esta es una generación de buen pie, va a ser una selección que va a tener buen fútbol”. La mayoría de los futbolistas nacieron en el año 2002, aunque también hay jugadores 2003.

Una de las características que se observa a la hora de citar un jugador, además que tenga buena manejo de pelota, es que sea poli funcional y “dé una mano en varios puestos”. También se busca información con algunos entrenadores y se respeta el proceso que vienen haciendo algunos en las selecciones de baby fútbol.

Camino al 19 de agosto

“Los tiempos han cambiado, antes se hacían prácticamente pretemporadas de cuarenta, cincuenta días. Hoy por hoy ha cambiado, es todo tan relativo. Antes era todo físico y no tocabas la pelota, ahora ya de arranque es todo con pelota” dice Sebastián Pereyra, ayudante técnico de López, respecto a la planificación de la etapa previa al campeonato.

La coordinación de esta etapa estuvo a cargo del preparador físico de la selección, Emiliano Berrondo, que intercambia en los trabajos físicos movimientos con pelota. La primera semana va a ser de conocimiento, no se van a realizar trabajos de fuerza. Luego de la disputa de la final del torneo sub 15 local la próxima semana, se buscará que los seleccionados estén en un mismo nivel. “Sabemos que vienen de diferentes equipos y de diferente preparación. Ahora lo que hay que lograr es que todos estén parejos” dice Pereyra. El miércoles 19 la selección volverá a contar con los veintiocho futbolistas ya que los jugadores de Candil, River Plate y Atlético se ausentarán algunos entrenamientos por participar en las instancias definitivas del campeonato floridense.

También se planificaron partidos amistosos con San José, previo al comienzo del torneo pactado para el 19 de agosto. “Hay un trabajo excelente del profesor. Da gusto trabajar así. La coordinación y la planificación es fundamental en todo” agrega el ayudante técnico.

En definitiva, serán poco más de treinta días de preparación que tendrán los juveniles albirrojos. Este tiempo no es suficiente para “algo de la parte táctica” aunque López confía en que “vamos a llegar bastante bien” porque “son edades que agarran muy rápido”.

En cuanto a las concentraciones la noche previa al partido, los neutrales de la Liga de Fútbol de Florida están en plena negociación con un lugar de Florida en donde se puedan alojar. “Si no tenemos un lugar cómodo, no tiene sentido hacerlo. Si tenemos el lugar apropiada, vamos a concentrar sí porque está bueno” dijo el entrenador.

La próxima semana se va a realizar también una reunión con los padres para coordinar cómo va a ser el trabajo con ellos. “A esta edad precisamos el apoyo de los padres, sobre todo a los chicos que están en algo nuevo. Al momento de organizarse o si hay una concentración precisás de esos padres para que te ayuden porque si no se hace muy bravo” afirma López.

El fútbol como obra social

“No tranzamos el respeto” dice Ricardo López respecto a qué es lo que les pide a los futbolistas. “Tenemos que tener una imagen, no solo el resultado del partido, hay que dejar una imagen como todo Florida lo ha hecho siempre. En eso se está trabajando muy bien hace tiempo”. En una de las cosas que se debe trabajar es en el vocabulario de los jóvenes para que cuando la selección juegue un partido no se hable “por lo que hacemos, sino por lo que jugamos”.

Hay un trabajo social que está implícito en las selecciones, que trabajan con futbolistas de distintas clases sociales. “El respeto tiene que existir, el resultado después se da”. “Todos queremos ganar pero no es solo el ganar a como se dé. Hace años que es mi manera de pensar”. López es consciente que “si pierdo me van a sacar” pero pretender que haya “una convivencia muy buena con las diferencias que puede tener cada uno”.

Los jóvenes tienen cosas que antes no tenían y “nosotros tenemos que motivarlos para que sigan dentro del fútbol”. Uno de los mayores problemas que encuentra el técnico en los chicos de esta edad es que “no tienen una meta”. Se busca que les quede algo para el futuro. Es fundamental el sentido de responsabilidad y compañerismo, valores que se deben aplicar en otros aspectos de la vida como el estudio, el trabajo y la familia. “No todos van a ser amigos, pero tienen que acostumbrarse a llevarse bien. Si logramos eso, son enseñanzas que les van a quedar a ellos también para el futuro”.

El cuerpo técnico entiende que la mayor responsabilidad en la educación de los chicos es de los padres.   “Como entrenadores somos en parte educadores también, pero estamos una hora, hora y media. Nosotros hacemos esa hora. Los grandes responsables del chico son los padres” dice López. “Yo le digo a los padres: ‘disfruten que sus hijos están jugando’. Ver a tu hijo en la cancha debe ser lo más lindo y el que no le toque que vaya y le diga ‘ya te va a llegar’ no decirle ‘no vayas más’. Vos tenés que tener el sentido de responsabilidad ¿porque no juega se va a ir?, no se tiene que ir, hay que esperar la oportunidad. ¿Qué educación le estás dando de futuro?” agrega.

Florida ha participado últimamente en muchos incidentes y es una situación sobre la que se tiene que trabajar. “La sociedad hace que los problemas lo vayan llevando a las canchas. Si bien es pura responsabilidad de los hogares, de cómo uno inculque al hijo” dice Sebastián Pereyra. Después del entrenamiento “no sabés lo que está haciendo” el adolescente. Sobre los incidentes que se generan manifiesta: “son momentos de cinco minutos que el jugador se pierde. Eso es lo que hay que corregir. Nosotros tratamos de que sea un partido de fútbol. Vamos a salir a ganar siempre, pero siempre vas a encontrar rivales que son mejores que uno”. “Vos sos campeón y capaz que no se acuerda ni de quiénes jugaban, se acuerdan solo los que salen campeón, pero estoy seguro de que de los líos y eso se acuerda todo el mundo” dice al respecto Ricardo López.

En la selección sub 15 de Florida trabajará el psicólogo Ariel Poloni, que lo hace desde hace algunos años en las selecciones albirrojas. López entiende que los psicólogos son necesarios en el fútbol. Cuando surgen determinadas problemáticas se las derivan al especialista que es el que “más sabe de ese tema”. Es una ayuda para que el cuerpo técnico no se preocupe por esas situaciones y se enfoque más en lo deportivo.

“Para mí es un apoyo. Después cada uno sacará sus conclusiones y capaz que otros piensan que no sirve para nada” afirma el técnico.

 “La vara está más alta”

   Este cuerpo técnico es el mismo que dirigió el año pasado la selección sub 15. La única diferencia es la ausencia de Fernando Noria, que el año pasado era el ayudante técnico de Ricardo López. Como ayudante y entrenador de arqueros, este año, trabajará Sebastián Pereyra; Emiliano Berrondo es el preparador físico, Javier Bessonart el médico, Custodio Zamit el equipier y José Pechi el kinesiólogo.

El año pasado Florida quedó eliminado en cuartos de final ante Canelones, que a la postre sería el campeón del interior. De todas formas, el “balance fue positivo” para Pereyra. “Perdimos con una selección que era clase A, como la que era Florida pero en esos momentos Canelones fue mucho más que nosotros en todos los sentidos” comenta.

Sin embargo, hay diferencias entre la selección del año pasado y la de este en el que hay más jugadores en más posiciones. “Tenemos veintiocho jugadores que son muy parejos. Cada uno tiene sus cualidades y son muy inteligentes. La vara está más alta y va a depender mucho de todo el cuerpo técnico” dice el ayudante técnico. Este año hay mejores individualidades, y eso hace que exista una exigencia mayor en cuanto a resultados.

“Hay que trabajar mucho, hay que inculcarles a ellos de que depende mucho de ellos también” porque debe un “auto convencimiento” de que son los mejores. “Después dependerá de ellos si tienen las armas adentro del campo de juego como para poder al rival pasarlo por arriba en el buen sentido; con juego, con ganas”.

Anuncios