Foto Julio Cesar

Por Matías Delgado Fútbol Verdad Radio 41 San José

Porongos justifico la victoria jugando un gran complemento. En una en un encuentro con dos tiempos totalmente diferentes, Porongos terminó logrando una victoria justificada ante un equipo de Central que padeció el complemento y pudo haber caído por más.

Un primer tiempo que fue realmente muy emocionante, qué se hizo de ida y vuelta, cambiando ataque por ataque entre ambos equipos, con un medio campo que era de vía libre. Las primeras fueron para el decano por parte de Cabrera, una con remate de fuera del área que se pierde apenas afuera y la otra dentro del área mayor que le terminan trabando y mandando al tiro de esquina. Comenzaba mejor el decano ante un Porongos que parecía no acomodarse dentro del campo de juego. Pero con el correr de los minutos se fue soltando y llegando con peligro sobre el arco decano. Lo tuvo por dos veces el local, pero Almada con dos grandes intervenciones mantenía el cero en su arco. La primera el mano a mano ante Schneider y la segunda también cerrando en un gran mano a mano esta vez antes De Carlos. Central no se quedaba y le planteaba un partido de Igual a igual al equipo locatario. Un buen sombrerito de Guardado sobre el portero Vidal terminó dando en el parante izquierdo y salvando de milagro al equipo locatario. Mientras que collazo se perdió un gol increíble tras encontrarse solo frente Almada y cabecear defectuoso y afuera. Gandini tendría otra clarísima, quedaba solo frente al arco, dentro del área mayor, sin rivales por delante y su disparó se perdió alto y afuera. Era algo inexplicable como con la cantidad de situaciones que habían generado uno y otro equipo esa primera mitad terminara con los arcos en 0.

Fotos Julio Cesar

Para el complemento todo cambió, Central, que en el tramo final de la primera parte perdió a Pablo González por lesión, le dio ingreso al Eduardo Hernández en el mediocampo, pasando a Berrospe a jugar como zaguero y Moreira como lateral izquierdo. El decano perdió contención en la mitad de la cancha, el equipo de Porongos se adueñó de forma absoluta del trámite del partido. Una y otra vez llegaba el locatario sobre el arco de Central, es que el decano no tenía marca en la mitad de la cancha. Y este equipo trinitario si le dejan el balón, indudablemente demuestra que tiene argumentos de sobra para generar peligro. Un equipo que da la sensación que nunca se impacienta, que nunca se pone nervioso y que maneja con criterio la pelota. Estaba totalmente desbordado el equipo dirigido por Peraza. Porongos llegaba por derecha, llegaba por izquierda, llegaba por el centro, y únicamente alguna buena intervención de Almada y alguna mala definición de los locatarios eran la explicación de que el arco tuvieran 0.

En un contragolpe aislado, tras una buena patriada de Moreira, Cabrera que no logró controlar y Fumero apareció solo a la altura del punto penal y con un portero vencido estrelló su definición en el horizontal perdiendo el decano un gol increíble. En la recta final del encuentro paso absolutamente de todo. A los 37 minutos Central quedaría con 10 futbolistas porque Fumero sentido tuvo que abandonar el campo de juego y Central no tenía más variantes, en ese instante y en un pequeño tumulto que se generó porque los futbolistas de Porongo no tiraron el balón afuera sucedió el hecho insólito de la jornada, un señor salió por los altos parlantes del estadio diciendo “Ahí están los protegidos de Ofi”, lo que generó evidentemente la reacción del público decano (que en gran número acompaño a su equipo) y terminó generando un ambiente enrarecido. Esa recta final del encuentro, luego de esa situación, apareció lo más claro del decano en el partido. Pablo Cabrera fue a pelear un balón que parecía perdido, le terminó ganando a los zagueros y tocando ante la salida desesperada del portero, el balón increíblemente se perdió mansamente sobre el parante derecho de un arco desguarnecido. A pesar de jugar con 10, no se resignaba Central y seguía buscando el gol. Pero en una salida rápida, Porongos manejó muy bien el balón, jugada que la comenzó por izquierda y la terminó por derecha con una definición exquisita de De Carlo que le picó el balón Almada para metérselo sobre el segundo palo y darle la victoria al equipo locatario. Una llave que quedó abierta de Cara a la revancha y donde Claudio Peraza una vez más tendrá que ver cómo hace para armar el rompecabezas del equipo decano.

De Carlos el hombre gol de la tarde. Foto archivo Julio Cesar

foto Julio Cesar

Foto Julio Cesar

Anuncios