Congreso de OFI. Foto Martha Costoya

Por Freddy Silva

CONGRESO DE OFI SERÁ EN RIVERA EN EL MES DE SETIEMBRE

Según consta en las Actas de la Organización del Fútbol del Interior (OFI), en el próximo mes de setiembre (a menos de un mes), se estará realizando en Rivera, un Congreso Ordinario de la Organización.
En principio debemos establecer que los “dueños del fútbol” no tienen conocimiento oficial del hecho y menos aún de lo que se va a tratar en la oportunidad.

No se les dio la oportunidad de haber elevado ponencias, nunca hubo una reunión preparatoria para analizar la posibilidad de presentar alguna moción y menos aún, la posibilidad de participar en la organización de un evento que le pertenece a la Liga de Fútbol de Rivera.

¿O es que la soberanía de los clubes la aplicamos en algunos casos y en otros no?
Pero lo concreto es que se va a realizar un Congreso, que los plazos para la presentación de ponencias están ya vencidos y que la organización de un Congreso no ser limita solamente a organizar las comidas, salidas, diurnas y nocturnas, o un tour por la ciudad o un partido de fútbol.

La Organización del Fútbol del Interior gasta muchísimo dinero de su tesorería, con recursos que proveen los propios clubes de todo el país, para llegar a Rivera a calzarse un par de pantalones cortos, comprarse unas camisetas baratas en Livramento y divertirse un rato en un estadio que a los entrenamientos de las selecciones se les presta solamente algún día por semana.

Mucho menos se debe utilizar el dinero de los clubes para gastar en un paseo por los distintos viñedos de la ciudad con la única finalidad que cada uno de los Consejeros se lleven una botellita a casa.

Un Congreso Ordinario se realiza con el objetivo de modificar lo que los directivos de los clubes del interior consideran que está mal y que se debe cambiar.

Para ello hay ponencias que se presentan y que ya obran en poder de la Secretaría de la OFI que las está procesando para enviarlas a todos el interior para que todos tengan la posibilidad de discutirlas en su ámbito natural antes de venir al Congreso.

Aquí se realizarán trabajos en Comisiones y serán necesarios varios delegados, muchos más nosotros que seremos locatarios y que deberíamos estar representados en cada una de ellas.
No alcanzan los neutrales, primero en cuanto a número y segundo, y más importante, en cuanto a las decisiones que se van a adoptar porque en definitiva, sea en enero o en abril del 2018 o del 2020, estos se van y vendrán otros, pero los clubes seguirán aportando dinero para que la OFI siga funcionando.

Utilizando una frase del Cr. Gabriel Gómez cuando en la última Asamblea dijo que “un millón setecientos mil pesos no se pueden manejar desde un bolsillo”, un Congreso no se puede manejar desde un escritorio cerrado de un par de dirigentes y máxime aun cuando entre ellos no hay siquiera una institución representada.

Aún estamos a tiempo y sería oportuno sincerarse y abrir el juego con la finalidad de una mayor participación.
Lo que se hizo mal, ya está hecho y ahora tenemos que mirar hacia adelante, porque en definitiva es eso mismos que pregonan cuando se habla del balance.

Se reconoce que se realizó mal, que hubo falta de pericia en la administración de los bienes y que la solución está en seguir mirando hacia adelante sin darse vuelta para mirar al pasado reciente.
Pues bien, en esto pasa exactamente lo mismo y sería oportuno actuar con ecuanimidad y decir y hacer exactamente lo mismo.

Los clubes se enteraron a través de los medios que en la Liga, de donde son los dueños, se va a realizar un Congreso, démosle responsabilidades, que se haga una reunión donde cada uno tenga una responsabilidad a cumplir y seguramente todo saldrá mejor.

Resultado de imagen para free shop rivera

Free shop. foto Rivera 360

Así de esta manera, estamos condenados al fracaso y posiblemente al hazmereir de mucha gente que aquí vendrá con otro objetivo que no será el del paseo, las compras en los free shop, aunque no les corresponde a ninguno de ellos, o un surtido en Livramento.

Independiente de los organizadores, ¿quiénes van a representar al fútbol de Rivera? ¿Qué van a votar?
¿Nadie se ha puesto a pensar en estos temas?

Falta poco, cada vez menos y resta mucho, muchísimo por hacer y seguramente nuestra Liga tendrá algún gasto extra que seguramente la OFI no lo va a cubrir y recién después, cuando cada uno tenga que echar mano al bolsillo o a las arcas de su tesorería, pondrán el grito en el cielo.

Situaciones que deben ser previstas con anterioridad y que aún no están resueltas o, si lo están, la han mantenido en el más absoluto secreto y silencio.

Hoy tengo todo el derecho a pensar que la renuncia del Cr. Raúl de Mello al Consejo Ejecutivo de OFI tiene algo que ver con este Congreso y hasta el momento que él me lo desmienta, yo mantengo al menos alguna sospecha.

Hoy no sabemos en el medio dónde se alojarán los casi 200 representantes de todas las Ligas del Interior a pesar que se presentaron tres propuestas.
Hoy no sabemos dónde almorzarán y cenarán los más de 200 delegados aunque hubo tres precios presentados y cuando el Presidente de la Liga, para evitar suspicacias y comentarios de algún malintencionado delegado (según lo expresó en reunión de Comisión Directiva), se retiró con su comercio, de la puja, en acto que es digno de mención.

Mientras eso, los que se presentaron siguen aguardando una definición al respecto para comenzar a organizar el menú que suponemos debería ser también analizado por los organizadores del evento.

Resultado de imagen para cr raul de mello

Foto Diario Norte

Hoy leemos, con asombro, que la Organización del Fútbol del Interior aprobó el plan de actividades del Congreso luego de analizar el proyecto presentado por la Liga de Rivera.
Un proyecto del que estamos completamente seguros que ni un solo club de la Liga Departamental de Fútbol de Rivera tiene conocimiento.

Pero es así que estamos y así que, aparentemente, lo quieren la mayoría de los integrantes de la Liga a quienes poco o nada les interesa lo que dicen los Estatutos.
Aquí lo importante es jugar al fútbol y en el momento que debamos considerar que algo nos perjudica seguramente ya habremos dejado atrás la posibilidad de reclamar.

Lamentablemente no tenemos otra actitud a adoptar que sentarnos a esperar para ver qué pasa porque en definitiva, hasta los comunicadores podríamos colaborar en la organización, pero nadie tiene la humildad de solicitar colaboración quizás con la idea de considerarse superiores y posiblemente lo sean pero todo ser superior necesita del “otro” para seguir adelante.

Anuncios