Walter Brajus en algún momento entrará a OFI. Foto Mauricio Doninelli

WALTER BRAJUS SIGUE MARCANDO EL RUMBO.
El arbitraje de fútbol del interior fue uno y será otro después de Brajus.
Además del posicionamiento que le ha dado a su gremial, siendo que institucionalmente co-gobierna con OFI, imponiendo su voluntad cuando se ve -a su criterio- avasallados los intereses de sus seguidores.
Odiado por unos y amado por otros, su innegable capacidad de liderazgo le ha permitido sobresalir y permanecer en un medio donde la única palabra valedera era la de los dirigentes.

Desde Brajus para acá, la palabra de los árbitros también adquirió valor, fuerza, sentido de pertenencia y corporatividad aún con los errores propios de decisiones a veces tomadas en caliente que le acarrean críticas desde todos los sectores.

La firme posición de gremio, sigue impulsando cambios en procura de “profesionalizar” una función tan criticada como necesaria.

Las pruebas escritas han pasado a ser eliminatorias y nos parece bien pues es inconcebible que un árbitro de categoría “A” no sepa desarrollar a modo de ejemplo, que es lo que se sortea en la previa al inicio de un cotejo.
En toda carrera, no se puede acceder a ningún título si se tienen materias previas y la escrita es parte de la capacitación que se le debe exigir a los árbitros.

Los entrenadores ya no pueden ingresar al terreno en los torneos de OFI si no cuentan con el carnet que demuestre que son titulados y es de recibo que se obre de la misma forma con los colegiados que imparten justicia.
En la edición de la fecha de El Telégrafo, lo sindican como el ganador en el diferendo que enfrentara a los árbitros con la liga y clubes sanduceros.
Agrega que todos los puntos que plantearon los árbitros fueron aceptados por los neutrales. No hubo discusiones y se acordó más rápido de lo previsto este documento que permitió que la pelota volviera a rodar, ahora con obligaciones y derechos estipulados para ambas partes.

Seguramente, en algún momento, Brajús se integrará a OFI desde un lugar que en éste momento no podemos vislumbrar, porque es ineludible que el único que puede articular y mediar -nos guste o no- en cada “conflicto” que exista en el órgano rector del balompié del interior.

Se filtró en los últimos días, un audio de dominio público donde se escucha a dos consejeros debatir sobre el “peso” que tiene Brajús en el fútbol del interior. El Vice Presidente Larrosa y el Tesorero Eduardo Mosegui discuten a tono elevado, donde el último utiliza adjetivos discriminantes para referirse al Presidente de AIAF como “el negro éste…”

También fuimos aludidos nosotros en ese breve pero revelador audio, luego que el Sr Mosegui nos replicara en redes sociales y luego nos llamara con tono elevado de voz, para tratarnos de “malinformar y ser mentirosos” por discrepar con la lamentable aceptación por parte de quien organiza los campeonatos -OFI- de disputar en la misma ciudad, a escasas cuadras de distancia del la final A del interior y semifinal femenina a la misma hora.

Por eso, Brajus les gana en cada oportunidad que tiene, los derrota y demuestra que “la fuerza del lobo, está en la manada”.

Jorge A. Benoit Assanelli

Anuncios