El magnífico cuadro de artista coloniense que entregó la Federación Departamental de Colonia a la Liga de Fútbol de Colonia por su centenario. Alfredo Perazza y los presidentes de la Liga de Colonia Ruben Bertín y de la Federación Departamental Julio García.

Pedro Ramón Clavijo. Equipo RDR. La Colonia.

La noche del miércoles en la sede del C.A. Sarandí, fue una jornada de abrazo y fraternidad del fútbol departamental, que pone de manifiesto la verdadera necesidad “de abrazo”, entre las ligas hoy afiliadas El mensaje flotando que también quedó y fue muy notado, el de retornar a Nueva Palmira y Carmelo, actualmente en la Federación de Soriano.

Sin dudas que la noche fue de gran trascendencia y de entendimiento de que el camino es la recompensa y que éste debe ser juntos.

La Federación Departamental, homenajeó a la Liga de Fútbol de Colonia con motivo de su centenario. Un gesto magnífico de afecto y cariño, que permitió encontrar a dirigentes de todas las ligas afiliadas con neutrales y clubes de la local.

El intendente Carlos Moreira que fue pilar de la integración en su primer mandato, reconoció su interés que Carmelo y Nueva Palmira se reintegren al fútbol del Departamento de Colonia.

Central recibió la placa al Fair Play por su última participación en el torneo Consejo Unico Juvenil Sub 17, y otra por su centenario recientemente cumplido. La Liga de Colonia recibió un cuadro de un artista coloniense, donde se manifiesta el reconocimiento de todas las ligas y el abrazo de las rojas y albiazul en el centro como símbolo de hermandad.

El gesto tuvo emoción, hasta lágrimas y el reconocimiento a grandes dirigentes que trabajaron tanto para llegar a este momento.

Mientras en el aire se ha reconocido instancias de desentendimiento, se marcó a fuego la necesidad de mirar todos hacia adentro.

El Presidente del conglomerado departamental Julio García pidió a un dirigente unificador como Alfredo Perazza que hiciera una historia del trascendente hecho.

“Debemos mirar atrás lo que teníamos y reconocer lo que tenemos, esa es la realidad que es bueno entender”-dijo Perazza. En su alocución, recordó que Colonia tuvo dos sectores y fue puntal para el país y lograr que todos lo tuvieran. A partir de allí, el departamento volvió a ser protagonista al entender que “la unión hace la fuerza” y volvieron a unirse.

“Lo hicimos pensando el Consejo Unico Juvenil que ya permitió jugar 40 partidos al año, conseguir competencia para todos los chicos, fortaleza deportiva y convivencia entre todos, cada uno a su estilo.”- siguió. Recordó que solo en 1971 y 1973 la liga capital consiguió títulos a ese nivel y que en la federación de ligas, la roja no era casi tenida en cuenta en esas categorías. De allí que volver a unirse fue otro puntal para reconocer fortalezas. Desde 2002, los éxitos comenzaron a llegar y el departamento es de los más ganadores en las últimas dos décadas.

“Cuiden las joyas de la abuela y sigan juntos”-reconoció Alfredo Perazza.

Sucintamente, en su orden, tema del que nos ocuparemos en otra entrega, el representante de Central FC, Walter Cotelo, agradeció a la federación departamental el gesto, el presidente de la Liga de Fútbol de Colonia, Ruben Bertín, expresó su espíritu integracionista que viene desde su época de jugador con la selección naranja en la década del 60.

El Intendente de Colonia Carlos Moreira que fue el hombre político que primero reclamó la unión, desde su investidura en 1996 y concluyó con ella en 2002, fue más allá y reconoció su interés de reafirmar ésta y consolidarla con el retorno de Nueva Palmira y de Carmelo, actualmente en la Federación de Soriano.

Pedro Ramón Clavijo.

Anuncios