LA JUSTICIA NO SOLO TIENE QUE SER, SINO PARECER.
En la selva deportiva del interior, hay actores que no pueden emitir un juicio de valor y de ninguna índole sobre los fallos de los tribunales de OFI.
Lo de incomentables  aparece con una grifa marcada a fuego para que dirigentes y jugadores tengan que guardar silencio sobre algunos hechos insospechados que ocurren a menudo en el fútbol del interior.

Al igual que la conocida cita de que “La mujer del César no sólo debe parecer, sino que además debe ser honesta”, la justicia en torno al caso Lavalleja-Progreso, no debería estar en cuestión.

En las redes sociales se ha deslizado el comentario del Presidente del Club Progreso quien a pesar de estar en plazo, “no va a apelar el fallo” ya que vista la resolución que detallaremos, fue favorecido.
Luego de vuelta la calma, observamos que los consejeros cuentan con la próxima sesión para reconsiderar lo resuelto que es disputar un encuentro en cancha neutral entre Progreso y Bristol; a propósito del partido y fallo en cuestión, nos permitimos realizar un algunas reflexiones.

Nuevamente el Tribunal Arbitral de la Organización del Fútbol del Interior emite una sentencia procurando ser justo y equilibrado en la sanción.
Plausible es su intención. Sabedores de que la perfección nunca se alcanza, corresponde trabajar permanentemente en lograrla. Es lo que se denomina Actitud de Excelencia. Estar cada vez más cerca de la sanción perfecta es una tarea que demanda análisis crítico sin descuidar detalles.

Bien refiere el redactor a que cuando somos espectadores condenamos la violencia, izamos banderas, levantamos blasones en su contra y arengamos por penas que destierren la violencia en el fútbol que tanto adoramos.
Ah, pero cuando somos parte integrante de un colectivo que no reacciona adecuadamente según las normas básicas de convivencia y educación… la cosa cambia: justificamos lo injustificable en pos de una exoneración de responsabilidad.

Se comparte que el fallo no es solo sanción. Es una comunicación de condena, repudio y rechazo a actos aberrantes. Se entiende bien la finalidad de hacer trascender la política de implementación del destierro de la violencia.

Partido a partido nos encontramos que el pasado se olvidó, se continúa en competencia y la vía está libre para concretar nuevos actos de indisciplina.

Nos noticiamos continuamente de actos de violencia en los campos de fútbol, como los acontecidos el pasado fin de semana en Artigas y Zona Oeste o los antecedentes de Bristol en Mercedes por lo cual se impuso el “derecho de admisión” .
Antiguamente, se consideraba una gran afrenta cortar la barba a un hombre. Surge pues el refrán: “Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar”, que no tiene otro significado de que si acontece alguna desgracia a quienes son de nuestra condición y trato, debemos temer que otro día pueda sucedernos y , por tanto, estar prevenidos para que el golpe no sea tan fuerte.

Atlético Valdense el gran perjudicado. Foto Luis Davyt

 Enfoquemos en lo que deriva esta sanción.

Ambos equipos sufrieron la pérdida del partido de referencia.
Lavalleja es el ganador de la llave clasificatoria y obtiene el ascenso a la Divisional A de la Copa Nacional de Clubes, la cual disputará la edición 2018 con su campo de juego clausurado por 5 fechas.
Progreso para su próxima participación en Copa de Clubes iniciará con 1 punto menos.
A esto agregamos que por fallo promulgado el 29 de agosto se inhabilita a Wanderers Fútbol Club de la ciudad de Artigas a participar por 1 año de los campeonatos organizados por OFI.
A los descensos deportivos se le suma el de Wanderers por resolución jurisdiccional.

Resultado de imagen para juventus 2006 descenso plantilla

Juventus descendió en 2006 por arreglar resultados y no fueron 4 los descensos. 

¿Y que antecedentes encontramos ante esta situación no prevista en ningún reglamento?

Como se define el club 20 para el 2018 en la Divisional A de la Copa de Clubes exige razonamiento y búsqueda de antecedentes similares.
En el año 2006 en Italia se sancionó en los tribunales a Juventus con el descenso a la Serie B y a iniciar en dicha categoría con 9 puntos menos.
Deportivamente en ese año descendían los tres últimos clubes según el puntaje obtenido en el campeonato, Treviso Lecce y Messina habían ocupado las tres plazas de descenso. La sentencia repesca a Messina y lo mantiene en Serie A.
Decretado el descenso de Juventus, no se le sumaron los tres últimos y ser 4, sino los tres establecidos. Por lo cual se mantuvo a Messina sin descender.
En el 2017 descendieron deportivamente de la divisional A de la 14° Copa Nacional de Clubes 6 clubes. A lo que debemos sumarle el descenso jurisdiccional de Wanderers. Total 7.

Siguiendo el antecedente italiano, que no es preceptivo pero sí indicativo de un proceder criterioso a falta de estipulación reglamentaria, los descensos de la divisional A deberían se Wanderers y 5 clubes más para totalizar los 6 establecidos.

Finalizada la 14° Copa Nacional de Clubes hace más de un mes, pretender otra variante para cubrir el lugar 20 en el 2018 no la consideramos atinada.
Por dos ocasiones los pretendidos clubes de la divisional B perdieron deportivamente su oportunidad. Otorgarles una tercera no resulta atinado.
Menos cuando uno de ellos, a tenor de lo relacionado en el fallo fechado 18 de setiembre, atribuye responsabilidad en actos de violencia.
Más grave sería aún por contradecir la esencia del fallo en relación a la “comunicación de condena, repudio y rechazo a actos aberrantes”.
Los dirigentes no pueden ser omisos en hacer suya la premisa del Tribunal.

¿Nos encontraremos en una situación contradictoria entre la justicia y la política?

La reflexión calmada y tranquila desenreda todos los nudos.

Jorge A. Benoit Assanelli

Anuncios