Leonor Rosa y Tania Cunha defendiendo sus clubes. Foto Freddy Silva

Por Freddy Silva

Un hecho realmente insólito se vivió en la última sesión del Consejo  de Primera División.

Nunca antes, en los más de cien años que tiene la Liga se habían enfrentado dos mujeres defendiendo los derechos de sus respectivos clubes.

Muchas mujeres han pasado por nuestro fútbol y muchas de ellas han sido delegadas de equipos, hasta neutrales las hubo, pero nunca dos enfrentadas por posiciones  diferentes mientras todos los hombres esperaban una solución femenina al asunto

Leonor Rosa, representando a Lavalleja y Tania  Cunha  delegada de Peñarol luchaban palmo a palmo el tema del día de disputa de la finalísima por  el titulo de la primera rueda.

Es que justamente  decanos y aurinegros deben jugar un partido extra.

Peñarol jugó el sábado pasado y deseaba jugar este miércoles.

Lavalleja  tuvo un durísimo encuentro el domingo y  deseaba jugar el jueves

Ninguna cedia espacio y se sucedían cuartos intermedios, llamadas telefónicas pero el humo blanco no aparecia.

Cada vez que volvían a Sala se esperaba que alguna cediera y lejos de ello, cada vez era más firme la posición de una y otra

Finalmente hubo que buscar una solución alternativa que no perjudicara  ni a una ni a otra.

En definitiva se va a jugar el sábado a las 19:30

Pero había otro problema y tenia que ver con  la secuencia en el campeonato y hubo que quebrar el  fixture establecido y el miércoles que viene deben jugar los dos equipos frente a sus respectivos  rivales y en la fecha siguiente se enfrentan precisamente entre ellos en la disputa de la segunda rueda.

Y finalmente se fueron conformes las dos y los dirigentes (hombres) de las respectivas instituciones, orgullosos del sexo femenino como representante clubista.

Anuncios