Por Pedro Tristant

ENTREVISTA A CIPRIANO CURUCHET

dr cipriano curuchet

“Hay un montón de valores que van mucho más allá de un triunfo. Eso es lo que no puede faltar, y lo principal en los procesos”

   Tiene 37 años y es doctor en leyes.


   En la Asamblea de Clubes del 30 de agosto de 2016, fue elegido presidente de la Liga de Fútbol de Florida; luego de la renuncia al cargo de Gustavo Bello.
En 2011 se había incorporado a la Liga, para integrar el Tribunal de Penas.
Cipriano Curuchet, habla de todos los temas con mucha calma. Se refiere a la polémica eliminación de Florida del pasado campeonato sub 18 y del fútbol más allá de los triunfos deportivos.

Se muestra preocupado por los incidentes que se dieron en el fútbol de Florida, los que le “sacan las ganas”, a pesar de que “el balance general es bueno”.

Explica también el porqué de la elección de Fernando Bruno como técnico de la selección mayor; y del manejo ético que tendrá el próximo plantel, que generó que algunos algunos inconvenientes.

Todo el trabajo de juveniles requiere de un gran esfuerzo de infraestructura. ¿Por qué creés que vale la pena?

Los jugadores tienen que vivirlo al proceso de selección -tanto sub 14, como sub 15, como sub 17 -como algo muy diferente al trabajo en los clubes. Por eso se intenta darles una infraestructura distinta, más completa, con entrenamientos todos los días.

La Liga de Florida, en selecciones juveniles, es de las ligas que trabaja más a nivel de entrenamientos. (Hay) ligas importantes que no entrenan todos los días en las selecciones. Muchas veces superponen el trabajo de los clubes con los partidos de la selección. Acá que mientras están participando en la selección, están exclusivamente para la selección. Todo eso le da a esa edad otro profesionalismo para encarar las cosas. El sentido de pertenencia y la adhesión a la causa es muy diferente cuando se trabaja en serio y con todo el confort para los chicos, que cuando es un trabajo no tan serio.

¿Hay algo que considerás que no pueda faltar en un proceso de juveniles, o en la preparación? Más allá de lo que pueda pasar en la cancha, que es otra cosa.

Lo principal es la disciplina y el respeto del grupo de trabajo: del plantel, de los jugadores y del cuerpo técnico. Eso es lo fundamental.

El año pasado, cuando hicimos el balance del trabajo de las selecciones juveniles, sobre todo la última selección sub 18, hablamos de que queríamos impulsar a nivel de formativas un cambio de paradigma, y priorizar los aspectos de la conducta y formación de los jóvenes por encima del triunfo deportivo. Hay un montón de valores que van mucho más allá de un triunfo. Eso es lo que no puede faltar, y lo principal en estos procesos.

Justo mencionás esto, y yo copié un posteo en tu Facebook, que justo coincidió con unas declaraciones que hizo Leonardo Dolara en TVFlor

 

dr curuchet

“La conducta de los jugadores de Florida fue inadecuada. El fallo del tribunal fue un disparate”

ida. No sé si tuvo algo que ver o no. Decía: “Como dijo un filósofo: ‘Quien sabe sólo de fútbol, seguramente ni siquiera de fútbol sabe’, el fútbol no es una actividad meramente física ni técnico táctica dirigida por iluminados entrenadores que llevan a sus jugadores a disputar finales a cualquier costo; el fútbol es una actividad esencialmente humana y es en su dimensión social y educativa que debemos entenderla” ¿Cómo se puede explotar esa dimensión social y a su vez conseguir resultados, que es lo que a todos nos gusta?

 

Todos queremos ganar y todos queremos tener resultados deportivos, ni que hablar. Pero este cambio de paradigma del que yo te hablo implica, en primer lugar, priorizar este aspecto por encima del triunfo; y, en segundo lugar, estos aspectos educativos a la larga van a llevar también a resultados deportivos. Y si no lo llevan, ya son un fin en sí mismo. No como ha ocurrido en algunos procesos que el único fin es el triunfo, entonces si después el triunfo no se logra, ocurre esos desbordes de violencia que hemos sufrido a nivel de selecciones Si solo nos enfocamos en eso, y después no se da el triunfo, porque participan 30, 32, 40 selecciones en los campeonatos, terminamos a las trompadas en los partidos.

Si solo nos enfocamos en obtener resultados, y después no se logran, va a haber una frustración para quienes no lo lograron; y nos olvidamos de otras cosas que después de que termina un proceso que a veces son más importante y quedan para toda la vida.

Y sobre esas situaciones puntuales que hablaste, ¿te referís a situaciones que han sucedido acá en Florida o ajenas?

Han sucedido en Florida, y han sucedido en otras realidades también. El año pasado trascendió en la selección de San José Capital, a nivel de sub 15, que terminó con un problema de violencia y de disciplina de los jugadores.

Ha pasado en Florida en casos recientes que son conocidos. Más allá de que a nivel de selecciones, desde el año 2012, lo sufrimos una sola vez. Que fue el año pasado. En líneas generales se ha venido trabajando bien, y no digo que se erradique porque son cosas muy difíciles de erradicar, pero se han paleado mucho.

¿Te referís a este año?

Este año, a principio de este año.

¿Con la sub 18?

Exacto.

Respecto a este tema de la selección sub 18. Pasó el tiempo. ¿Qué pensás de la sanción que recibió la selección de no poder jugar la final?

La sanción que impuso el Tribuna Arbitral de OFI fue disparatada. Una cosa no quita la otra: que nosotros hagamos una autocrítica de que en esa oportunidad la conducta de los jugadores de Florida no fue la mejor, fue inadecuada, que causó este problema de no llegar a la final, no significa reconocer que el fallo haya sido adecuado.

El fallo del tribunal fue un disparate. Para que se imponga la pérdida de puntos tiene que haber un hecho manifiestamente grave, como decíamos en la apelación que se presentó. En este caso, fue un hecho de agresiones recíprocas, en las que participaron jugadores de Florida, pero no fue un hecho de la gravedad para una pérdida de puntos. Se hubiera podido aplicar una multa, o una sanción al Estadio, o la privación de los derechos de locatario, o que Florida tuviera que jugar las dos finales en Colonia.

No nos convence la integración de este Tribunal Arbitral, y cuando haya que renovarlo vamos a abogar para que se cambie.

¿Creés que puede pasar que Salto tenga más poder o esas situaciones que a veces podemos pensar, o no pasó por ahí?

Yo creo que no pasó por un tema de poder de Salto o poder de Florida. Florida en ese caso fue tomada como cabeza de turco. Hay un discurso político que se ha instalado de que es políticamente correcto ser duros con las sanciones para erradicar la violencia. De repente se vio como una oportunidad política de quedar muy bien posicionados ante la opinión pública, y cayó Florida justo en la rodada.

No ha terminado, pero ¿qué evaluación hacés del fútbol interno de Florida?

Estamos terminando un año con un campeonato muy atractivo en lo deportivo, con equipos que se han reforzado muy bien, que le han dado mucho interés a los partidos que se han jugado. Hemos tenido buena afluencia de público, se ha superado la concurrencia de público respecto al año pasado. Ya venimos, hace tres o cuatro años, en franco ascenso en la concurrencia de público a los escenarios. No es como en la década del noventa, pero está yendo.

Como aspecto negativo, este año no fue la excepción de lo que venía pasando. Tenemos dos o tres incidentes de cierta entidad por año, de desbordes de violencia, que alteran los ánimos de los actores del fútbol, enrarecen un poco el clima, generan roces entre dirigentes, parciales y jugadores.

En ese sentido, ¿qué evaluación hacés de la Comisión de Seguridad que se implementó este año? Supongo que sería para erradicar la violencia y ha habido algunos episodios.

La Comisión de Seguridad arrancó el año trabajando muy bien. El que se ha puesto la camiseta al hombro es el dirigente de Peñarol, Jorge Amaro; quien ha hecho un trabajo muy bueno en el seguimiento de la seguridad de los partidos, asiste a casi todos los partidos de la Divisional A y es el encargado de coordinar el trabajo de los guardias de seguridad y del servicio 222 de la Policía.

Ha tenido un efecto muy bueno para mitigar los efectos de los incidentes. Muchos episodios que a veces se dice ‘por suerte no pasó a mayores’, como escucho algunos que opinan y comentan, no es ‘por suerte’, es porque hay un operativo de seguridad. El incidente a veces es inevitable. En dos o tres segundos se consuma el hecho, la intervención de la seguridad es posterior, y lo que hace es evitar que pase a mayores.

El término erradicar es bravo utilizarlo como algo posible porque se juegan 300 partidos por año, si hacemos la cuenta de la cantidad de gente que va a los partidos es muchísima, las ocasiones de roce son muchas, los fallos arbitrales polémicos son muchos y puede pasar que dos o tres veces al año ocurran estas cosas.

El otro día hubo una Asamblea Extraordinaria y se votó una nueva forma de disputa del campeonato. ¿Qué te parece?

El cambio de forma de disputa lo promovimos desde el Consejo Ejecutivo. A mitad de año le pedimos a los clubes que fueran pensando en otras formas alternativas de jugar el campeonato. Nos pareció que 12 clubes para jugar la divisional A todos contra todos, a dos ruedas, con 22 fechas y jugando solamente por dos descensos y por un campeón, iba a generar que en el medio iba a quedar una franja de seis o siete clubes jugando por nada. Con todo lo que eso implica, a nivel de desmotivación, de concurrencia de público, de atractivo del campeonato.

Se presentaron varios proyectos. El proyecto que presentó Quilmes era el más completo. Hubo una posición mayoritaria de votarlo así, como estaba presentado.

Se va a jugar todos contra todos el Torneo Apertura, los ocho mejores clasificados van a jugar el Clausura y los cuatro peores clasificados van a jugar por los descensos.

¿Qué evaluación hacés del fútbol femenino? Se empezó este año, con varios equipos que se presentaron, el otro día salió campeón Nacional.

Ha tenido muy buena convocatoria, de todos los aficionados. Se han formado seis clubes que compiten a nivel femenino. El único tema que va a tener que irse acomodando es la diferencia deportiva que hay, hay un desfasaje entre el nivel deportivo de Nacional -hace unos cuantos años están jugando las chucas y los otros clubes -y los otros clubes. Más allá que Candil se le ha arrimado bastante.

Lo demás ha estado impecable. Se han hecho evaluaciones en el tema arbitral. Al principio había cierto criterio de lo

cayaffa curuchet

“Dentro de unas décadas se va a estar hablando de que en el año 2017 se inició la liga de fútbol femenino”

s árbitros de aplicar con benevolencia el reglamento, tomarlo como un proceso más educativo. Para el año que viene se tendrá que pasar a una segunda etapa de ser más estrictos. A veces si la regla se deja pasar, a la larga genera que no se incorpore por parte de las participantes.

El año que viene se esperan incluir otros equipos también al fútbol femenino.

Es un quiebre histórico en la Liga, incluir el fútbol femenino. Es una tendencia a nivel mundial que va de la mano la igualdad de género.

En los 105 años de existencia, el inicio del fútbol femenino va a ser un quiebre histórico. Dentro de unas décadas se va a estar hablando de que en el año 2017 se inició la liga de fútbol femenino, que a partir de allí empezó su desarrollo y esperemos que sea cada vez con más prosperidad y con la inclusión de más chicas.

¿Cómo viste a Gustavo Bares en el Ejecutivo de OFI?

En términos generales ha sido un trabajo correcto. Lo hemos apoyado desde el primer momento. La principal fortaleza que ha tenido este Ejecutivo de OFI es el trabajo de integración con AUF. Ha sido una negociación muy dura la que han tenido, con muchas idas y venidas, pero le han puesto muchas pilas al tema. Nos tenemos que sacar el sombrero frente al trabajo que ha hecho el presidente de OFI y todos los consejeros. El fútbol capitalino pretende imponer condiciones de integración desventajosas para el fútbol del interior, allí se han defendido a capa y espada los intereses del fútbol del interior.

Tenemos alguna discrepancia en algún aspecto. La parte que no nos ha convencido es la diagramación de los campeonatos a nivel de juveniles, no nos gustó este año como se formaron los torneo sub 15 y sub14. Se lo hicimos saber a los miembros de la Comisión de Calendario de OFI. Serán temas por corregir a futuro.

El tema del Tribunal Arbitral tampoco nos ha convencido. Pero esas discrepancias puntuales se las hemos hecho saber y hemos utilizado los canales correspondientes para hacer valer nuestra opinión y serán temas para seguir laburando para el próximo Consejo Ejecutivo.

En líneas generales tiene bastantes puntos en común con Bares.

Ha sido correcto el trabajo del Consejo Ejecutivo. Ha trabajado mucho también en el tema de cierto déficit importante que arrastraba OFI. Se han ajustado los números.

¿Qué respuestas obtenías cuando planteabas que no te gustaba la forma de disputa del sub 14 o del sub 15?

El fundamento que se daba en general era un tema de fechas. La discrepancia principal que teníamos eran con estos triangulares que se formaban a una rueda sola. Muchas veces a nivel de OFI se priorizan cuestiones que nosotros entendemos son secundarias y se dejan de lado las cuestiones deportivas, y sobre todo en divisiones formativas que tienen que ser torneos muchos más interesantes con muchos más partidos.

Sobre el torneo sub 15 ¿te preocuparon las renuncias que se dieron a la selección de Florida?

Ese es un tema endémico que tenemos todos los años. En un plantel de 30 jugadores tenemos siempre dos o tres renuncias. Este año hubo alguna más. Ahí inciden factores generacionales del temperamento de los chicos, incidencias de afuera, de alguno de los clubes, o de los familiares o de los amigos que le dicen ‘no estás jugando en la selección ¿por qué no venís al club?’.

Hemos tenido una política de respetar hasta las últimas consecuencias el derecho a optar del jugador. Permitirles, por más que esté la selección sub 15 en competencia, en cualquier momento dar un paso al costado y volver al club.

Habrá que ver otros mecanismos, coordinar con los clubes, o imponer las reglas de otra manera, con un poco más de coerción para motivarlos para que no nos dejen los planteles diezmados; que influye muchísimo el desarrollo de los campeonatos.

Este año coincidía que se estaba disputando el Promocional Sub 15 con la selección. ¿Eso pudo tener una influencia especial?

Eso influye. Sería más fácil no jugar el Promocional sub 15 que no siempre se jugó. El jugador con 14 o 15 años, si no tenía lugar en sub 17 de su club o en la selección, ya quedaban sin jugar (cuando terminaba el campeonato).

Optamos por privilegiar la enorme mayoría de juveniles, con 13, 14, 15 años, que son los que no están en la selección. Lo mejor para la selección es enfocarnos en la selección, todas las fuerzas y las energías logísticas de la Liga por la selección, y nos olvidamos de la enorme mayoría de los gurises.

¿Qué mecanismos se pueden aplicar sin llegar a una sanción para que el jugador siga jugando y no renuncie?

Ahí tenemos un tema de la liga, de generar instancia con los padres, con los clubes, instancias de concientizarlos, de trasmitirles otro tipo de valores, de compañerismo con los otros chicos que están en la selección, de no dejarlos en banda. Generar estos espacios para persuadirlos para que sigan en el proceso.

¿Por qué se eligió a Fernando Bruno como técnico de la mayor?

Él hizo trabajos muy buenos a nivel de formativas unos cuantos años, desde el 2008. Obtuvo algunos campeonatos a nivel de juveniles, el último campeonato del interior a nivel de sub 15 lo tuvo Fernando.

En los procesos de formativas que trabajó, hizo un trabajo muy bueno en la transmisión del sentido de pertenencia a

dr cipriano curuchet y flia

“En los últimos años estábamos entrando en una especie de apatía de muchos jugadores en la participación en la selección mayor”

los jugadores y la adhesión de los futbolistas a la selección albirroja. Por ahí estaba el principal déficit de las selecciones mayores de Florida de lo últimos años y la principal fortaleza de lo que ha sido el trabajo de Bruno en las selecciones juveniles.

Podía ser interesante tratar de que toda esa experiencia que había tratado de transmitir a nivel de formativas en lo que es el sentimiento de adhesión y el espíritu de cuerpo, y un montón de cuestiones afectivas a los juveniles, tratarlo de aplicar en la selección mayor.

En los últimos años, estábamos entrando en una especie de apatía de muchos jugadores en la participación en la selección mayor.

¿La evaluación de Edgardo Ramón fue buena? Más allá del sentido de pertenencia que hablabas.

Ramón hizo un muy buen trabajo. ¿Quién soy yo para hablar de lo que es el ‘Chico’ Ramón? Es un técnico legendario en las selecciones albirrojas.

No estoy de ninguna manera diciendo, eso que te menciono de la apatía o de la falta de sentido de pertenencia fuera un tema de Ramón. Al contrario, creo que el ‘Chico’ hizo un trabajo muy bueno en ese aspecto y generó un muy buen manejo de grupo y del sentido de pertenencia de los jugadores.

Edgardo Ramón tuvo su estilo de trabajo. Había sido designado en otra coyuntura política de la Liga. Hubo cambios a nivel de ejecutivo y se entendió de parte del actual que podía optarse por el perfil de Bruno.

¿Y Ariel Petrullo?

Es bien claro. Ariel Petrullo, al igual que Ricardo López, encajan en lo que te decía del cambio de paradigma de juveniles. Petrullo tiene sobradas credenciales en el aspecto formativo y educativo en los jóvenes.

Estamos muy contentos con el aspecto de la planificación que está haciendo Ariel en la selección juvenil.

Petrullo decía en la conferencia de presentación que ya estaba preocupado por ser el entrenador de la selección sub 17 y, a su vez, preparador físico de la mayor. ¿Cómo se analizó ese aspecto?

(Se buscó) que Ariel fuera un puente de conexión entre los dos planteles. Este año entendimos que era muy bueno que las dos selecciones trabajaran juntas en el mismo escenario. Van a trabajar en la cancha de Atlético.

Ariel va a ser un elemento aglutinador o de interconexión entre ambos planteles, y va a permitir que haya cierta coordinación en el trabajo y no como ha pasado que, no digo que sean rivales, pero anda por un lado la juvenil y por otro la mayor como si pertenecieran a ligas distintas.

Y ¿objetivos te planteás? Ya hablábamos de los objetivos de la dimensión social y educativa, pero más en cuanto a lo deportivo.

A nivel juvenil, son generaciones (en este caso la 2000 y 2001) que son muy competitivas. Tenemos muchas esperanzas que puedan lograr buenos resultados.

A nivel mayor, tenemos la esperanza de ganar y lograr buenos resultados. Pero vamos a tener un recambio importante en la conformación del plantel comparando con lo que ha sido el plantel de los últimos años. No va a haber un aporte de la Liga importante a los premios de los futbolistas. La Liga viene de un proceso a nivel económico de fortalecimiento gradual, pero arrastramos algún problemita económico.

Para el manejo ético del plantel, no nos parece justo lo que había pasado otros años que había unos jugadores de la selección mayor que cobraban un dinero y otros que no lo cobraban. Optamos este año por existan privilegios de ningún tipo. Todos los jugadores van a percibir el mismo premio, que no es ni muy alto ni bajo, está en el promedio de lo que se paga en los otros sectores de la confederación. No es un premio seductor para dos o tres futbolistas que lo años anteriores integraban la selección y que este año no la van a integrar.

El tema de las drogas y el control. ¿Ya hay alguna resolución tomada?

Van a haber controles, eso no lo vamos a interrumpir . Vamos a trabajar con controles a nivel juvenil y a nivel de selección mayor, también. Quizás este año inauguremos en la selección absoluta de la Liga controles de consumo de sustancia que, como aspecto preventivo de ciertos desbordes, no va a venir mal; y como aspecto también de lo que implica el compromiso de los jugadores, va a ser muy positivo.

¿Se pueden aplicar sanciones para el futbolista que ha consumido?

No. No somos partidarios de las sanciones. Se han hecho controles que se vienen haciendo desde el año 2013, pero siempre se han realizado primero como aspecto diagnóstico; y segundo como insumo para el entrenador y los cuerpos médicos y técnicos y de apoyo, para atender el problema más que reprimir, atenderlo como apoyo al futbolista, al entorno y al grupo de jugadores.

¿Cómo te has sentido vos como presidente?

Te soy sincero, este último mes hemos recibidos algunos sobresaltos con todos estos incidentes que hemos sufrido en la definición del campeonato. Son cosas que a veces nos sacan un poquito las ganas, por el entorno que se genera y por el mal humor que este tipo de cosas causan.

Más allá de esas situaciones puntuales, el balance general es bueno.

Anuncios