Anuncios

Omar Sosa, una vida en el periodismo

Jorge “Pato” Peraza, Omar Sosa y Alcalde Aguas Corrientes Alvaro Alfonso. Foto Emilia Spinelli

Por Anibal Terán de Pasión Canaria

Parece hacerse costumbre San Valentín en Uruguay, algo así como el día del amor; amor que cada uno interpreta a su manera y que otros reconocemos en la labor de ciertas personas por su profesión.

Es el caso de Omar Sosa, una vida en el periodismo; un libro abierto lleno de historias vividas y contadas a través de imágenes y su escritura.

Referente para muchos periodistas que le conocimos a través de esta profesión y de quien aprendimos valores relacionados con la misma.

Solidario y compañero sin importar para que medio trabajabas; opinión calificada por la experiencia que los años le fueron dando.

Por idea de Jorge Peraza del Semanario Progreso al Día; quien convocó a colegas de todos los medios relacionados con la cobertura de las actuaciones de las selecciones de Canelones; este 14 de febrero se homenajeó mínimamente a Omar.

En el Estadio Eduardo Martínez Monegal, donde no tenía pensado ir, así que hubo que inventarle una excusa; se le entregó un mural con una foto suya haciendo alusión a su trayectoria.

El agradecimiento de todos nosotros que nos sentimos orgullosos de conocer a alguien con esa calidad humana y profesional.

Podemos estar treinta años en  esta profesión y simplemente estar; pero algunos como Omar Sosa, se jubilan dejando un sello de admiración para muchos.

Gracias Omar por ser como eres, eso dice muchísimo de una gran persona.

Anuncios

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Un comentario sobre “Omar Sosa, una vida en el periodismo

  • el 16 de febrero de 2018 a las 10:25
    Permalink

    Adiós a las armas…..

    “Me lo vine a encontrar muchos años después
    con la misma sonrisa y con algunas canas
    no me animé a decirle que estaba envejeciendo
    tal vez por ser espejo de lo que estaba viendo…”

    La noticia de que Omar Sosa había dejado de escribir oficialmente en Hoy Canelones y había seguido el camino de muchos que integramos la vieja guardia del periodismo deportivo nos produjo un montón de sensaciones, muchas de ellas contrapuestas. No tuvimos con el periodista canario una amistad de cercanías ni de frecuente relación; anualmente nos encontrábamos las veces que las selecciones y clubes azulgranas y albirrojos se cruzaban por competencias interdepartamentales. Pero como los dos éramos de llegar temprano a los espectáculos y pronto descubrimos que sentíamos el periodismo y el deporte de similar manera se tejió una amistad de esas que muy pocas actividades pueden forjar. Por convicción (o tal vez limitaciones) ambos éramos de la vieja escuela que se manejaba con biromes y papel de diario para los apuntes, confiaba en la memoria para las entrevistas y muy a regañadientes terminamos frente a una computadora y cargamos un grabador o una cámara fotográfica de última generación. Enfermos del fútbol, ese fue siempre el tema excluyente de nuestras conversaciones a partir de su clásica y morbosa bienvenida al Martínez Monegal o cualquier otro escenario canario: “Como no llegabas, pensé de que te habías ido para el otro barrio y no me había enterado”….
    Seguramente a él le habrá dolido tanto como a nosotros la despedida de algo que solo se entiende y se valora como una vocación mucho más que como una profesión, como lo ha sido el periodismo; por ello nos alegró tanto ese homenaje que le hicieron tantos colegas en los que supo despertar la admiración y el afecto que solo consiguen aquellos que han transitado por la vida y el periodismo con generosidad y una humildad a prueba de los egoísmos que suele generar una actividad sujeta a tanta competencia y (lamentablemente) muchas zancadillas de los que no la entienden en su verdadera y hermosa dimensión.
    Suerte Omar, será hasta cualquier momento; de pronto en cualquier escenario donde camisetas albirrojas y azulgranas renueven uno de los grandes clásicos del fútbol chacarero. Y si no se da te invito a comentar partidos para Hoy Canelones y para El Heraldo cuando nos reencontremos “en el otro barrio”….

    José Martínez Cayaffa

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: