Anuncios

Adiós a las armas…

Omar Sosa recibió el reconocimiento de todos.

“Me lo vine a encontrar muchos años después
con la misma sonrisa y con algunas canas
no me animé a decirle que estaba envejeciendo
tal vez por ser espejo de lo que estaba viendo…”

La noticia de que Omar Sosa había dejado de escribir oficialmente en Hoy Canelones y había seguido el camino de muchos que integramos la vieja guardia del periodismo deportivo nos produjo un montón de sensaciones, muchas de ellas contrapuestas. No tuvimos con el periodista canario una amistad de cercanías ni de frecuente relación; anualmente nos encontrábamos las veces que las selecciones y clubes azulgranas y albirrojos se cruzaban por competencias interdepartamentales. Pero como los dos éramos de llegar temprano a los espectáculos y pronto descubrimos que sentíamos el periodismo y el deporte de similar manera se tejió una amistad de esas que muy pocas actividades pueden forjar.

Por convicción (o tal vez limitaciones) ambos éramos de la vieja escuela que se manejaba con biromes y papel de diario para los apuntes, confiaba en la memoria para las entrevistas y muy a regañadientes terminamos frente a una computadora y cargamos un grabador o una cámara fotográfica de última generación. Enfermos del fútbol, ese fue siempre el tema excluyente de nuestras conversaciones a partir de su clásica y morbosa bienvenida al Martínez Monegal o cualquier otro escenario canario: “Como no llegabas, pensé de que te habías ido para el otro barrio y no me había enterado”….

Seguramente a él le habrá dolido tanto como a nosotros la despedida de algo que solo se entiende y se valora como una vocación mucho más que como una profesión, como lo ha sido el periodismo; por ello nos alegró tanto ese homenaje que le hicieron tantos colegas en los que supo despertar la admiración y el afecto que solo consiguen aquellos que han transitado por la vida y el periodismo con generosidad y una humildad a prueba de los egoísmos que suele generar una actividad sujeta a tanta competencia y (lamentablemente) muchas zancadillas de los que no la entienden en su verdadera y hermosa dimensión.

Suerte Omar, será hasta cualquier momento; de pronto en cualquier escenario donde camisetas albirrojas y azulgranas renueven uno de los grandes clásicos del fútbol chacarero. Y si no se da te invito a comentar partidos para Hoy Canelones y para El Heraldo cuando nos reencontremos “en el otro barrio”….

José Martínez Cayaffa

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reendex

Must see news

A %d blogueros les gusta esto: