Anuncios

Sin dejar de lado el sufrimiento Palmira pasó a semifinales

Nueva Palmira sigue avanzando

Dentro de lo que ha sido una constante a lo largo del campeonato teniendo sobre su cabeza desde el inicio mismo del torneo el peso de la incertidumbre y la cuota de sufrimiento, Palmira, paso a paso, consciente de sus virtudes y defectos ha venido superando escollos. Con rendimientos futbolísticos con luces y sombras pero aferrada a ese no querer perder e ingeniándoselas para buscarle la vuelta, la selección, en un  funcionamiento que ya ha sido dicho ha venido de menos a más aunque, tal vez, sin llegar a concretar una solidez total, de una forma u otra fue acumulando los resultados que, desde aquellas dos derrotas iniciales que parecían sentenciarle un futuro negro, a esta clasificación por penales cuando parecía que el pasaporte a la semifinal estaba sellado en los 90’ de juego, llegó a esta instancia en que ahora con pretensiones de meterse en la final del Litoral deberá volver a verse la cara con Mercedes, quien fuera rival inicial en la primera fase, único al que no pudo vencer en ninguna de los dos partidos.

En la noche de “San Fito”

Es que dentro de un panorama de juego parejo, donde tanto Palmira como Bella Unión mostraron lo suyo, aunque nuestro representativo sin dejar de pasar algunos sofocones igual dentro de los tramos de lucidez había sacado la diferencia que le daba la clasificación, cuando pese a ya estar 1 a 0 la cosa se había empezado a poner no muy clara y Bella Unión era dueño del partido, dos tapadas de Edgardo Fito Sosa (una frente a Maciel y otro ante remate envenenado de Arbiza), fueron claves en lo que pudo ser la prosecución del partido. Conseguir a esa altura mantener el cero en su arco tuvieron valor de goles a favor.

Cuando el juego era parejo, donde Palmira tenía la pelota pero el buen toque y la velocidad de Bella Unión lo tornaba peligroso, una jugada muy dudosa por no decir inexistente, opinión generalizada en la tribuna local y prensa, el árbitro, quizá aplicando la tan manida ley de la compensación (que cuando sucede no hace más que transformarse en doble error), sanciona penal en favor de nuestro representativo, cuando minutos antes había desestimado una falta clara dentro del área que sí mereció ser pitada con valor de pena máxima. Franco Villalba se encargó de traducir en gol y ahí, del 0-0 que clasificaba a Bella Unión –que venía con el 1-2 a su favor- se pasó al 1 a 0 que clasificaba a Palmira. Pero apenas iban 38’ y faltaba mucho. Los nuestros empezaban a tener una diferencia para jugar más tranquilos pero sin poder dejarse estar ante un Bella Unión que debía modificar su funcionamiento apelando a un mayor adelantamiento que lo acercara a la posibilidad de la igualdad. Y ya ha sido dicho. Ambos con luces y sombras generaban de un lado y del otro. Bella Unión tuvo el empate por dos veces abortadas providencialmente por nuestro golero. Transcurrían 77’ cuando en una buena combinación que termina con centro de la izquierda de Cabrera y allí estaba en el área Villoldo para recibir y mandarla a guardar en lo que se suponía era la tapa. Pero los rojos –el miércoles con indumentaria de alternativa toda negra- perdidos por perdidos, venían haciendo lo suyo más alguna manito que le daba el árbitro maragato Javier Rodríguez, de mediocre actuación, sancionando varias faltas inexistentes, cercaba a la selección local que hacía un rato ya daba muestras de desgaste en el medio campo y ameritaba alguna nueva variante que dosificara, renovara aire e hiciera correr el poco tiempo que quedaba, incluso tratando de aguantar la pelota lejos de su arco, buscando el nerviosismo del rival, el balón no salía de la última zona palmirense, hasta que en una, ya en tiempo de recuperación, quedó a la deriva, el descuido defensivo y Vera le dio como venía para colocar el descuento.   Mientras Bella Unión resucitaba –por lo menos tenía la opción de los penales- el negro de la camiseta norteña parecía teñir el sino de  nuestra selección.

Nueva Palmira y Soriano estarán frente a frente

Los fantasmas del pasado

Aunque toda estadística siempre es factible de romperse, en lo previo no podían dejar de sobrevolar los fantasmas del pasado en lo que hasta ahora había sido la suerte palmirense en definición por penales. Desde 2012 a la fecha en que Palmira en seis oportunidades había representado a Soriano Interior en la Copa O.F.I., de local sólo había perdido en tres oportunidades –dentro de los 90’ por primera vez este año contra Mercedes (0-2)- y las anteriores habían sido ambas en semifinales, ya de copa Nacional, ambas por penales contra Colonia (2012) y Tacuarembó (2014).

Y no pudo empezar peor

Hacia el arco de la Ruta 12 se fue toda la atracción en la que habría  de ser la definición mediante la ejecución de tiros desde el punto del penal. Y a la selección palmirense le tocó iniciar la tanda. Rodrigo Roquero que ejecuta y el arquero Paiva que ataja. Uno de los mejores ejecutantes palmirenses había fallado y se venía para Bella Unión también en el pie de una de sus mejores figuras; Arbiza, la posibilidad de pasar adelante. Esa alternativa se fue a las nubes como la ejecución misma, con una pelota que pasó por sobre el horizontal, por lo que todo seguía igual. Carlos “el Chorro” Cabrera empezó a dar tranquilidad a los de Soriano Interior con su remate vuelto gol. Más se agrandaba la ilusión local cuando Barboza ejecutó y el Fito atajó. Y la posibilidad del triunfo palmirense crecía porque ahora era Franco Villalba el que con fuerza hacía estéril la reacción del arquero Paiva. Y el “triunfómetro” palmirense aumentaba en su columna mercurial cuando Maciel patea y otra vez ataja Sosa. Quedaba todo servido. Pero, siempre hay un pero, el sufrimiento no se iba a disipar tan fácilmente. Julio Mazza que tira y Paiva –buen golero- pese a volcarse hacia su izquierda consigue desviar con el pie una pelota que pretendía entrar a media altura por el medio y así, Bella Unión seguía vivo. El turno de Carballo convirtiendo acrecentaba la incertidumbre que se hacía aún más grande cuando el remate de Gastón Villoldo es atajado por Paiva. Bella Unión tenía en Zapirain la oportunidad de empatar para llevar la tanda al uno y uno, al matar o morir. La respiración contenida de todos los locales y la cincuentena de bellaunionenses que llegaron hasta estas tierras portuarias para alentar a su selección. La carrera de Zapirain, el golpe a la pelota y esta que se eleva estrellándose en el horizontal casi en el vértice mismo del ángulo superior derecho de Sosa y el final que indicaba la victoria palmirense con marcador duplicado: 2 a 1 a lo largo del tiempo reglamentario de juego y 2 a 1 en la definición desde el punto del penal. Palmira  rompió esa estadística amarga en este tipo de definiciones y, desde el punto blanco del penal, con la cuota de sufrimiento que hace más grandes estas alegrías, se metió en la semifinal litoraleña.

Javier Rodríguez fue el árbitro central.

Detalles: Miércoles 14.02.2018 – Parque “Evelio Isnardi” – Revancha 8vos. de Final Zona Litoral Copa O.F.I.

Árbitro: Javier Rodríguez. Asistentes: Miguel Cabrera y Carlos Neves (San José)

Nueva Palmira (Soriano Int.) (2): E. Sosa, F. Villalba, A Castillo, B. Ruella, V. Sandes, J. Mazza, C. Cabrera, M. Soldán (93’ J. Gómez), C. Bosarich (80’ R. Roquero), L. Benítez (68’ J. A. Mattos), G. Villoldo, DT: G. Chialvo – R. Álvarez. Supl.: V. Martino, J. S. Guirín, L. Guaraglia, A. Andrioli.

Bella Unión (Artigas Int.) (1): J. Paiva, V. Zapirain, H. Barros, P. Pagliaso, J. Dávila (76’ J. Barboza), M. Trindade, D. Sánchez (45’ E. Maciel), N. Arbiza, J. Vera, D. Carballo, S. Señoranens (45’ E. Silva).  DT: H. Mezza. Supl.: A. Panelli, M. Villalba, J. Borges, L. Monteiro. Gol: 90’ + 2’J. Vera. Exp.: 84’ D. Sánchez (Constancia (*). “Expulsé a instancias del primer asistente por usar bocabulario ofencivo y grosero contra mi persona, no acatando la orden inmediatamente continuando con insultos siendo retirado por la guardia.”)

(*): Transcripción textual extraída del formulario.

Sánchez había sido sustituido y tuvo estas reacciones cuando ya se hallaba en el banco de suplentes.

 

Pancarta

La selección palmirense ingresó a la cancha con una pancarta donde se podía leer la leyenda “Justicia por Nahuel” adhiriéndose a la campaña que se viene llevando a cabo en nuestra ciudad para que la justicia actúe en relación al triste caso. Saliéndonos de lo estrictamente deportivo y por sobre la repercusión informativa que a nivel nacional hubo cuando se produjo este infausto caso, recordamos que hay que retrotraerse a hace tres años (06.02.2015), cuando por fallas en la construcción en los silos de la empresa Fadisol, ubicados sobre Ruta 21 que colapsaron, costó la vida de Nahuel Dhualde mientras cumplía tareas laborales (extracción de muestras del grano almacenado)  y por la cual los responsables no han recibido ninguna clase de castigo. En este sinistro junto a Nahuel, quien aparte de su vinculación como joven ciudadano palmirense, estaba relacionado con el ámbito del fútbol como jugador de Higueritas y de las selecciones juveniles albicelestes, también falleció otro joven (Juan Silva) oriundo de Carmelo. Además de la empresa propietaria otras tres son las desde entonces demandadas sin resultado alguno  de parte de la justicia. Ciemsa, encargada del montaje de la obra,  Kepler y Weber dispensadora de los materiales por tanto responsable de garantizar la solvencia de los mismos para los que estaban destinados y Mendisa, quien tenía a su cargo controlar los trabajos además de haber hecho el estudio del suelo donde se montó la obra.

Otra vez el rival será Mercedes

Semifinal: Este sábado en Palmira con Mercedes

En la serie semifinal Palmira volverá a enfrentarse a Mercedes, con quien ya jugó en la serie inicial de la zona inicial integrando entonces la serie C.

El partido de ida se estará jugando este sábado en el Parque “Evelio Isnardi” desde la hora 21.

Los antecedentes con relación a los enfrentamientos que tuvieron este año Palmira y Mercedes, en lo que fue la etapa inicial del torneo, formando parte de la serie C junto a Young, fueron victoria de Mercedes 2-0 jugando aquí en el “Evelio Isnardi” y fue agónico empate de Palmira cuando ya en tiempo suplementario consiguió igualar a 1, partido este donde la selección palmirense mereció volver con un mejor resultado. Detalles apenas. Ahora empieza otra historia. Palmira es un equipo que no deslumbra futbolísticamente, que por momentos pierde la brújula cayendo en baches o algunas distracciones que en su momento, a lo largo de lo que va del torneo, pudieron costarle caro pero también ha expuesto entrega y paciencia para sacar réditos de sus atributos ganándose en ese sumar la merecida cuota  como para seguir apostando a que se puede. De una forma u otra lo ha venido rubricando.

 

De entrecasa

Se abre el período de pases

Dentro del preámbulo de la que habrá de ser la temporada local 2018, la Liga Palmirense de Fútbol resolvió abrir el período de pases a partir del próximo lunes 19.  El detalle particular es que no se determinó la fecha de cierre. El argumento esgrimido por alguna institución (Nacional) de no fijar la duración del período para las transferencias locales es que todavía no está resuelto cuándo comenzará a jugarse, aunque es bueno decir que el reglamento marca que debe iniciarse dentro de la primera quincena de  marzo. Así se aplicó el año pasado, dentro del nuevo reglamento votad pese a que había alguna  institución -especialmente Higueritas-, que solicitó postergar el comienzo.

 

Alfredo Zaldúa (Semanario El Eco/GIEFI/FM Palmira Comunitaria)

Anuncios

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: