Anuncios

Los clubes del interior y su patrimonio

. Foto Hector Bruno

Por Sergio Feris de Heroica Deportiva

Cuando hablamos de clubes deportivos y específicamente el fútbol, mencionamos el patrimonio mas rico que cada uno de ellos posee, por ahí algunos se inclinan por la parte infraestructura que hay en cada institución deportiva, pero sin dudas el patrimonio mas rico que posee cada institución deportiva son sus deportistas.

El futbolista es un patrimonio importante dentro de un club deportivo, pero antes de llegar a este punto queremos referirnos el grave problema que hay en cada institución de nuestro interior uruguayo.

Cada club de futbol en su 90% posee Baby Futbol administrado por una sub comisión directiva, que en muchas situaciones se manejan independiente de las directivas madres del mismo club deportivo, desde los 13 años en adelante una directiva se maneja de una forma donde su club esta afiliado a OFI, pero dentro de ese mismo club tenemos una sub comisión en muchas veces formadas por padres que están de paso involucrados en el Baby Futbol que están afiliados a ONFI.

El problema siempre es en el mismo punto, donde existe el quiebre en una sub comisión y comisión directiva madre de una institución, cuando el chico cumple los 13 años de edad y debe ser afiliado a su mismo club en OFI para poder disputar torneos locales, es ahí donde surge el mayor de los problemas, por que durante las dos ultimas temporadas de Baby Fútbol aparecen los famosos, CONTRATISTAS, REPRESETANTES O HOY LLAMADOS AGENTES FIFA, les prometen el cielo con todas las estrellas juntas al padre con el fin de lograr que ningún chico sea afiliado a OFI por su club, claro con ese cometido es mucho más fácil hacer llegar un chico a un club de la capital del país o club profesional como quieran llamarle.

¿Que se evita con esto? Y es fácil, primero una trasferencia OFI-AUF que se debe abonar a OFI, segundo la negociación con el club que pertenece  el jugador para lograr el consentimiento, el rehén que se usa en esta situación es el padre, que muchas veces va y choca con una misma institución para lograr primero que el chico no sea fichado a los 13 años y culmine el baby fútbol para después llegar a un club profesional y después en caso que el chico sea fichado en OFI por su club de origen, mandan a sus padres a intervenir para lograr llevar el jugador sin tener negociación previa con el propio club de origen.

¿Con esto que gana el club profesional? Y es mas que claro

Derechos de Formación

La indemnización por formación puede reclamarse desde los 12 hasta los 23 años del jugador -por la formación efectuada hasta los 21-, y se hará en dos casos: cuando el futbolista firme su primer contrato profesional o cuando sea tranferido al exterior, ambos antes de finalizar la temporada de su cumpleaños número 23 y por única vez.

El nuevo club deberá hacerse cargo de pagar la indemnización a la institución anterior del jugador, si es un pase al exterior, o a los clubes por los que pasó si es su primer contrato profesional y el monto es una cantidad fija que surge de una tabla que publica la FIFA, sin importar de cuánto es la transferencia o el contrato. El monto a pagar será lo que figure en la tabla de la FIFA multiplicado por la cantidad de años que el jugador estuvo en el club formador entre los 12 y 21 años de edad y según la categoría que tenga cada club (también es otorgada por Federación Internacional de Fútbol). La única salvedad es que, hasta los 15 años, todos los jugadores son considerados en la Categoría IV.

Esto esta desde el 2001, donde las instituciones deportivas reciben un resarcimiento económico por la instrucción que brindan a sus deportistas. ¿De qué se trata?

Los Derechos de Formación y Mecanismos de Solidaridad son aquellos derechos que poseen las instituciones deportivas para cuidar su patrimonio cuando un futbolista, que fue formado como tal en un club, es vendido al exterior o firma su primer contrato con otra institución.

Estos derechos permiten que los clubes que trabajaron en la instrucción y educación de un futbolista desde sus 12 años reciban un resarcimiento por ese trabajo realizado y por los recursos invertidos en un jugador que quizá no llegó a debutar en el primer equipo de esa entidad. 

Por es hora de que se busque una solución al tema porque acá el patrimonio más rico que posee una institución son sus propios futbolistas que formados en un club desde la cuna del baby fútbol son llevados a la capital del país con promesas de ser grandes estrellas mundiales pasando por arriba de cada institución de nuestro interior que por ser amateur termina pagando el precio alto donde muchas veces se da enfrentamientos con padres que están convencidos con las promesas que les hace un agente fifa y pierden ese gran patrimonio como lo es el futbolista formado dentro de su propio club.

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reendex

Must see news

A %d blogueros les gusta esto: