Anuncios

¡Qué saben ellos!

Quieren pinchar la pelota

Por Sebastián Pastorino (Oral Sport Minas)

El ruido ensordecedor del exterior se cuela por el ventanal que da a la concurrida avenida, aunque atenuado por el vidrio pero no imperceptible; afuera cientos, si no miles, corren atrás del “bondi” o para llegar a la esquina antes que cambie el semáforo. Los taxistas pasan como si fuera una pista de Fórmula 1, esquivando autos desde donde nunca falta una “puteada”.

La tarde cae, es casi noche… el semáforo cambió y la frustración invade a la multitud que debió interrumpir su alocada carrera y agolpada con un pie en la calzada espera ansiosa e impaciente la luz verde. Son casi entes, parecen máquinas. No conocen la pausa, no reparan en lo que los rodea. No hay tiempo ni para la conexión con uno mismo, ¡no sienten!. Así es el afuera…
Adentro… en el interior del apartamento que da a la prestigiosa avenida capitalina, control en mano Miguel pone el informativo; es tiempo del espacio deportivo y su avidez crece por ver y escuchar algo de su equipo. Hace un rato que llegó del laburo; en el camino se peleó con un cuidacoches y ni saludó a su esposa al entrar a su hogar; se sentó frente al televisor masticando rencores que quien sabe desde hace cuando le ganaron la batalla…

La tribuna mayor del Koster
“Batalla campal en OFI entre jugadores de Palmira y Mercedes” titula Subrayado… Miguel agudiza los sentidos. Sonsol y Moar muestran las imágenes del desmadre en el “Koster” de Mercedes y comentan las trilladas frases para estos casos. Miguel, desde su sillón, espeta: “¡estos canarios son impresentables! ¡siempre lo mismo! ¡son todos unos indios!”…
No tiene ni idea Miguel, y mucho menos Sonsol y Moar -aunque debieran tenerla como también otros periodistas montevideanos que no la tienen-, de lo que es el fútbol del interior. Miguel en realidad es un pobre tipo que consume sin digerir todo lo que le muestran los medios de comunicación, sin ninguna capacidad crítica y analítica, y tal vez sin los elementos para ello; no por ignorante, sino porque a lo que accede a través de esos “grandes” medios capitalinos es a los líos, siempre los líos.
Miguel nunca ha visto en Subrayado (ni en Telemundo, ni Telenoche, tampoco en los noticieros de Canal 5 y VTV) los resultados y los goles del Campeonato del Interior. Miguel ve solo los acotados actos de violencia -¡repudiables naturalmente, muy repudiables!-, pues eso es lo que le dan, nada más que eso.

Estadio J. A. Lavalleja lleno.
El fútbol del interior es otra cosa. Nosotros los “canarios”, como nos llama despectivamente Miguel, no somos violentos, no somos “impresentables”; tenemos la suerte de llegar a la cancha cansados del laburo para cambiar el chip y vestirnos con los colores de la selección del pueblo y transformarnos en héroes de noches de verano, estrellas fugaces sí, sin millones de dólares rodeándonos y comiendo un refuerzo de jamón y queso después del partido, pero generadores de cientos de jornadas emotivas, llantos y abrazos que nacen desde el alma y al jugar por la gloria y no por la plata. Y si no tuvimos la suerte de estar adentro de la cancha o las condiciones no nos acompañaron, renunciamos a todo por estar en la tribuna y “jugarlo” desde ahí, por cierto que con un aliento más sano que el que vemos en Montevideo.
Allá “adentro”, ¡no tienen ni idea de lo que es el fútbol del interior!. Acá “afuera” (pues así se refieren cuando vienen para el interior), acá “afuera” afortunadamente sí.
Anuncios

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: