Anuncios

El sueño de los fundadores de OFI se concretó

Por Mauro Goldman

Todo llega; la larga lucha
del Interior con feliz final

Nos gusta, y creemos que es responsable hacerlo así, escribir sobre lo que vimos, vivimos. A través de tantos años, desde 1946, seguro que la Organización de Fútbol del Interior (OFI) ha tenido presidentes de todos los niveles. Muy buenos, buenos, regulares, malos y malísimos. Es como un ADN en cualquier dirigencia deportiva.

Por eso decimos que para nosotros hubo, desde el 65 en adelante, dos presidentes muy recordables, el “canario” profesor Carlos E. Cigliutti y más recientemente el rionegrense Héctor Lazcano.

En una oportunidad, año 1981, que Cigliutti estuvo en Paysandú, conversamos sobre la marcha del fútbol nuestro, el del Interior. Fue el presidente cuando se logró el pase con consentimiento ante el fútbol profesional. Una lucha dura, tensa, que llevó años y años poder conseguir el objetivo.

Otra aspiración era ser parte de la dirigencia del fútbol uruguayo. Ser un TODO y no dos mitades.

En aquel tiempo, hace ya 38 años, el entonces presidente de OFI nos decía esto:

“Solamente un acuerdo entre ambos organismos permitirá la marcha en forma de las actividades futbolísticas ulteriores. Es necesario para el fútbol uruguayo que el organismo que representa a la Capital, y nada más que a la Capital, se una con su similar que representa a todo el Interior para soluciones basadas en el respeto de los derechos de la AUF y de OFI y dentro de las coordenadas que determinen el reconocimiento de los fueros de OFI a su propia autonomía que maneja en completa independencia, a la administración del fútbol del interior que realiza directamente y a su derecho que no abandonará en ningún momento y que reclamará siempre de co- dirigir el futbol uruguayo”.

Como suele suceder en este país donde todo llega tarde, pero llega, aquello que soñaba Cigliutti se hizo realidad. Fue necesario que la FIFA le “pusiera el revólver en el pecho” a la AUF. Al estar dirigida por “malos orientales y peores americanos” que integran auténticas familias tipo “nostra di cossa” creen que todo es para ellos y para nadie más. Por eso en su tiempo pusieron que por “dos reales” se podían llevar desde el Interior todo futbolista que quisieran. Sin traba alguna.

La satisfacción que nos queda es que siempre, indefectiblemente, estuvimos hombro con hombro con el fútbol del Interior. El nuestro. Que está donde vivimos. Donde están nuestros amigos. Algunos hicieron de “Malinche” y estaban del lado de los usurpadores.

Anuncios

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: