Carlos Rivero: «muchos jugadores no quieren a Diego Ribas»

Carlos Rivero en Radio Florida: «hay gente que para dirigir hace trabajitos». Foto Jorge Benoit.

Escribe Pedro Tristant
Entrevista Gerardo Martínez, Jorge Benoit, Ricardo López y Gerardo Viera.
(haga clic para escucharla completa)

El 17 de noviembre pasado River Plate de Florida jugó su último partido del 2018 ante San Lorenzo en el Parque Juan Amaro Icasuriaga por la permanencia. El equipo de la diagonal, dirigido por Carlos Rivero, derrotó al santo por 5 a 1 y se salvó del descenso.

Una vez terminado el encuentro, Rivero fue a saludar al Rulo —un hincha fiel del club —y le dijo que él era el “único” que se merecía haber logrado permanecer en la A, según contó el exentrenador en el programa Deportodo FútbolFlorida de Radio Florida. El Rulo era uno de los “cuatro o cinco” hinchas que fueron al partido, además del presidente de la institución de ese momento, Daniel ‘Vicha’ Pérez Chiruchi, y el dirigente Luis Gesualdi que “estaban siempre”.

Ese día Rivero ni siquiera entró al vestuario después del partido, según su relato. Simplemente saludó a los jugadores y le dijo al presidente: “Vicha, yo cumplí”. Y se fue. Cuando se retiraba, vio ingresar a Laurenze Laitano, quien en los primeros días de febrero asumió como nuevo presidente de la institución. “Claro, River había quedado en la A. Si hubiera quedado en la B no sé si venía ese señor Laitano”, dijo.

Rivero en River

En 2016 el entrenador estuvo en la institución y ese año logró la clasificación a la divisional B de la Copa Nacional de Clubes del 2017. Aunque él esperaba que para el año siguiente lo llamaran de nuevo para dirigir el torneo, eso no sucedió. Durante 2016 el presidente del club era Rodolfo Pérez y al año siguiente llegó Pérez Chiruchi.

“Yo sabía, por andar en el fútbol, que andaba mucha gente atrás de ese trompo”, dijo Rivero, porque River es una “buena pantalla”. Además, recordó que en ese tiempo la carnicería del presidente “pasaba llena de entrenadores”. «La DGI estaba como loca por ir a lo del Vicha porque dice ‘tanta cantidad de carne vende este hombre y no factura nada’”, bromeó. “Y eran entrenadores. No iban a comprar carne, iban a dirigir el club”, recordó.

Rivero aclaró que no es hincha de River, pero que comenzó a quererlo cuando comenzó a trabajar cuando el equipo estaba en la B. Allí llegó para dirigir junto a Leonardo Guardia y a Jorge Benoit y desde ese año se “siente identificado”. Sin embargo, no es hincha ni de Nacional —equipo en el que jugó —, ni de Avenida — a pesar de vivir en el barrio Floridablanca —ni de River.

Luego de su pasaje en 2016, volvió al club en 2018 cuando “estaba complicado para el descenso”. Muchos le aconsejaron que no agarrara ese “hierro caliente” y él era consciente de que era una “parada difícil” y que se podía “hundir”. Pero a él le gustan las cosas difíciles porque “son más lindas que las fáciles”.

El único pedido que hizo River para volver a la institución, según contó en el programa radial, fue que su ayudante técnico sea Diego ‘Pescado’ Ribas, quien había sido desvinculado recientemente de la categoría sub 15 del club por la misma directiva. Dirigieron ocho partidos y el balance fue positivo: el equipo hizo más goles que en el resto del año.

Sin embargo, cuando llegó a la primera práctica de la institución no encontró «a nadie», ni siquiera kinesiólogo ni preparador físico. “La mitad de los jugadores se habían tirado del barco para abajo, no había ni el loro en River”, dijo. Rivero y Ribas se encargaban de comprar agua para llevarle a los jugadores, de juntar fruta y de llevar los equipos, según contó. “Llegó un día en que íbamos a empezar un partido y no había un bidón de agua”, recordó. “Lo hice con mucho gusto”, aclaró.

El River de 2019

Laurenze Laitano y Fernando Viera asumieron como presidente y vice de River, respectivamente, en febrero. Foto: Pedro Tristant.

Poco tiempo después de la asunción de la nueva comisión directiva encabezada por Laurenze Laitano, Diego Ribas confirmó al programa Solo Deportes de Radio Activa que él fue designado para ser el entrenador de la temporada.

Ribas llamó a Rivero porque tenía que hablar con él. Según el relato del exentrenador le dijo: “me hablaron para ser técnico de River, pero yo vine a hablar con vos porque estuvimos en 2016 y ahora también. Yo no quiero quedar mal con vos”. Rivero le contestó que con él no quedaba mal, que “esto es fútbol”.

Rivero reconoció que Diego Ribas le dio “una mano muy grande”, pero que “hay muchos jugadores que no lo quieren”. “En los años que yo he estado muy pocos jugadores lo quieren dentro del vestuario”, dijo. “Pero yo lo primero que dije fue ‘quiero al Pescado conmigo’”, agregó.

La nueva comisión directiva no habló con Rivero. “Yo me quedé quietito en mi casa, nunca hice lobby”, dijo. “No tengo porque andar juntando socios y gente para una institución para poder dirigir, porque esa no es mi tarea. Esa es tarea de los dirigentes”, dijo. “Yo no hago lo de juntar gente y andar sacando propaganda en Facebook y poniendo historias raras. Pero hay gente que para dirigir hace todos esos trabajitos”, señaló.

Sin embargo, consultado sobre si Ribas anduvo buscando socios para dirigir, contestó “no lo sé”. “No estoy hablando de todos, pero yo he sentido de gente que va a dirigir y que le paga a tal jugador. Capaz que no les gusta la cara mía o que yo digo las cosas de frente”, señaló Rivero.

 

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: