«No hay muchos futbolistas que sepan jugar al fútbol».

ANGEL CAPPA FUE CLARO Y CONTUNDENTE

En reconocido Entrenador argentino, de vasto recorrido internacional que también fuera asistente de Menotti, expresó a La Nación que no hay mucho futbolistas que sepan jugar fútbol.

En la nota realizada por Cristian Grosso de La Nación, Cappa analiza y comparte su trayecto de vida donde aborda diversos temas.

Quería entender qué pasaba en el mundo. Por eso comenzó a estudiar filosofía y psicología en el Instituto Juan XXIII de Bahía Blanca… Además, las rodillas le habían avisado a ese volante central de Olimpo que no podría confiar en ellas.Ángel Cappa dio clases en colegios secundarios hasta septiembre de 1976. Y se marchó. Con un compañero de militancia empezaron a recorrer Madrid en el exilio, y en una hojita llevaban anotados los nombres que les podían dar una mano. El primero fue Lautaro Murúa, el actor chileno, que lo puso en contacto con un señor que le encargaba resumir capítulos de libros en la Biblioteca Nacional. Más tarde Cappa vendió lámparas, llevó la contabilidad de una fábrica de muebles. «Mi lugar en el mundo es mi infancia, Villa Mitre, Bahía Blanca . Eso se lleva para siempre. Me siento muy cómodo en Madrid, mi mujer es madrileña y tengo hijos que también lo son. Pero mi lugar es ese, por cierto, un lugar que ya no existe, porque el barrio está, pero es otro», evoca.

Vaya sí lo marcó la infancia: fue entonces cuando eligió en qué equipo quería jugar. «Nunca olvidaré la primera lección que recibí en el fútbol. Jugaba en el baby, salimos campeones y uno de los partidos lo ganamos 17 a 4, pero el técnico nos dijo que habíamos sido un desastre. Ahí dije, ‘ahhh, mierda, entonces no solo vale ganar’. Por entonces, ese era un concepto general; por ejemplo, no se podía revolear la pelota. Se le daba valor al juego porque el juego te daba prestigio, seguridad. A través del juego encontrabas el placer y la belleza, que en otro lado era muy difícil porque la gente pobre no iba al teatro ni escuchaba buena música. Le tenías que dar la pelota a un compañero, de lo contrario te mandaban al arco». Filosofía en carne viva.

-¿Hacia dónde va el fútbol?

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: