No hay acuerdo con Tenfield y sigue dilatándose el comienzo de la Copa de Clubes

Rehenes de sus propias decisiones

Por Sebastián Pastorino

La 16ª Copa Nacional de Clubes del Interior no empieza y sigue dilatando su inicio, en virtud de la falta de acuerdo entre la Organización del Fútbol del Interior (OFI) y la empresa Tenfield. La cláusula de igualación pretendida por esta última en futuros llamados a la comercialización de los derechos de TV para el certamen (en criollo: que ante el interés de otras empresas Tenfield igualando la oferta mayoritaria tenga la prioridad) ha sido el elemento que ha obrado como brecha para las firmas del contrato; OFI no accede a ello… como corresponde.

De más está decir que lo pretendido por la empresa Tenfield (tener ventaja con respecto a otras empresas en un llamado) no es permitido por el nuevo Estatuto de la AUF en sus “Normas de Transparencia y Conflictos de Intereses”, pero la política de la empresa va a contrapelo de ello, y esta sigue tomando posturas que antes en la AUF le eran atendidas por los lacayos de siempre aunque no convengan al interés general (sobradas muestras hay de ello) pero que ahora además de ser más cuestionadas en el ambiente (por el nuevo orden del fútbol uruguayo desde el empoderamiento de los futbolistas) ya no son permitidas estatutariamente. Y por suerte ahora los clubes y la OFI no lo aceptan… habla bien de ellos.

El máximo certamen clubista de tierra adentro en esta edición 2019 ha sido aplazado más de una vez a la espera de un acuerdo que no ha llegado, y que al decir de algunos colegas más empapados en el asunto no llegará. La situación ha puesto a los clubes y a la OFI en un gran brete, pues de un tiempo a esta parte Tenfield pasó a ser la “vaca sagrada” del fútbol chacarero (televisó la anterior Copa de Clubes de la Divisional A y la reciente Copa Nacional de Selecciones) con aportes económicos inéditos en su cuantía y una visualización a nivel nacional e internacional que antes no había existido, pero ahora esos ingresos corren peligro y se desmorona todo para instituciones y la propia organización.

La situación actual es que OFI no tiene la certeza de poder desarrollar su campeonato como lo había previsto, y las instituciones no tienen el sustento económico para abordar tamaños gastos (los presupuestos fueron armados en función de lo que esperaban recibir de Tenfield). Por ahí se dice que la solución vendría de la mano de AUF TV (en principio interesada en televisar la Divisional B y ahora aparentemente dispuesta a hacerlo también con la Divisional A), pero habrá que aguardar unas horas más para saberlo.

La responsabilidad de parte de lo que ha sucedido, a nuestro entender, la tienen los propios clubes. ¿Por qué? Porque fueron ellos los que se ataron prácticamente de pies y manos a Tenfield, a quien se “prendieron” como ángel salvador. Y lo hicieron el año pasado acordando por cuenta propia con la empresa (cuando OFI ante la imposibilidad de dar aportes en dinero les dejó la vía libre para gestionar ingresos) pensando que habían encontrado “El Dorado”, y descansándose en ello lo volvieron a hacer este año ya en una actitud fuera de lugar y carente de ética al reunirse directamente con la empresa (y resolviendo cambios en el campeonato) mucho antes de un llamado a licitación que ahora era obligatorio.

En esas reuniones los clubes participantes de la futura Copa (que eran 20 por reglamento del torneo) increíblemente accedieron a la sugerencia de Tenfield de pasar a ser 26 para que los departamentos que no estuviesen representados sí lo estuvieran (tales los casos de Artigas, Durazno, Río Negro, Rivera, Salto y Tacuarembó). ¿Cómo es posible que un tercero sin vinculación legal o contractual alguna con la organización del torneo sea tenido en cuenta y marque lineamientos? Bueno… lo fue, y lo fue antes del llamado a licitación y lógicamente de una adjudicación; y OFI luego acató, desdibujándose a sí misma sobre quién es el dueño (u organizador) del certamen… ¡tétrico!

Luego la historia dice que abierto el llamado se presentó una sola empresa, que fue Tenfield, y que aprovechando su situación de posición dominante y como el llamado no tenía base (error de OFI) ofertó menos de lo hablado con los clubes… Esto molestó a las instituciones y a partir de allí una cercanía muy férrea entre las partes (clubes y empresa) se empezó a deteriorar. Pero se lo buscaron…

Cuando ya tendría que haber empezado el otrora Campeonato de Clubes Campeones del Interior, por estas horas este vive momentos de incertidumbre al no saberse fehacientemente cómo es que evolucionará todo este entuerto.

Ojalá que la solución llegue de un modo transparente, bajo lineamientos ceñidos a las reglas y a los estatutos, con la gente que camine por esos mismos senderos sea la empresa que sea (incluso Tenfield); y que el beneficio económico llegue en la medida del interés común y no de algunos. Y que esta triste situación sirva de aprendizaje para más adelante.

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: