A fondo, con el entrenador Juan Martín Parodi

Por Mauro Goldman de Semanario 20Once

De Paysandú a la China

Juan Martín Parodi culminó un ciclo al frente de las selecciones juveniles de Paysandú. Los resultados fueron muy positivos si la medida de análisis es por los logros deportivos. En efecto fue  campeón el año pasado a nivel del interior sub 17, previo título del Regional Norte y llegó a las semifinales en la actual temporada –fue eliminado por penales por Salto-. Con la misma categoría en esta temporada pudo lograr recientemente el vice-campeonato del torneo integración, jugando en el estadio Centenario ante el prestigioso Defensor Sporting.

Pero a juzgar por la entrevista  lo de Parodi excede lo estrictamente deportivo y se puede deducir de la entrevista que compartimos, que detrás del entrenador de fútbol, hay un ser humano que no descuida detalles en la preparación integral de los deportistas. El trabajo es de equipo y él se encargará de enfatizarlo en cada oportunidad.

No en vano su alejamiento tiene que ver con la posibilidad de trabajar un año en la lejana China, a una hora de la capital, Peking. Sin dudas que es un premio a su trabajo, a su dedicación.

En diálogo con 20Once habló de varias temas que hacen a su carrera como entrenador de fútbol, iniciada hace no mucho tiempo.

La necesidad de un complejo propio para las selecciones formativas de Paysandú fue manifestado como una necesidad para el futuro del fútbol de Paysandú.

Foto Ramón Mesías

Fue en 2015 cuando comenzó su trabajo en el club que lo formó en nuestra ciudad, Estudiantil.

La sub 18 de Estudiantil fue su destino.

“Siempre encaré el trabajo como un profesional. Yo tenía tiempo, entonces planificaba, con el profe (Alfonso Barrán), con “Pepe” (Ilharreguy), asistente de campo. En la semana no era de llegar y decía, -hacemos esto. Primero por respeto a los jugadores, para que ellos vean que nosotros nos tomamos el tiempo para trabajar”.

Esa categoría había culminado en el 8o. lugar en la temporada anterior.

“Nos dijeron que estaba lleno de gurises complicados, que no les gustaba entrenar, que eran de carácter fuerte y la verdad que tuvimos un año espectacular” acota.

-¿Cómo fue posible hacerlo?

Nosotros primero que nada pusimos las pautas con las que íbamos a trabajar. El respeto, la disciplina, el trabajo, el convencimiento, el grupo por encima de todo y ellos se adaptaron en seguida. Iban contentos a entrenar. Es la energía positiva que tratamos de transmitir, formamos grupo de jugadores que fueran para adelante.

-¿Te pasó alguna vez que algún jugador no continuara?

Nunca nos pasó que alguien se haya bajado, que no aguantó, es evidente que todos quieren jugar. La realidad es que juegan 11 y 7 van al banco. Nosotros vamos a querer siempre lo mejor para el grupo. Lamentablemente no todos pueden jugar. Nosotros los tratamos a todos de la misma manera, eso es fundamental. Los jugadores se dan cuenta, hay que prestarles la misma o más atención porque yo he jugado y no me gustaba que le dieran más importancia a los titulares. Yo era titular y me daba vergüenza como trataban algunos entrenadores a los jugadores suplentes y también me pasó a la inversa, cuando yo iba al banco. El que está en el banco es tan o más importante que el que está de titular. Por eso nosotros hacemos hincapié en eso. Nosotros jugábamos el sábado y los que no eran titulares entrenaban el sábado a la mañana, tenían que practicar en serio, con buena intensidad. Porque al otro partido lo necesitábamos y tenían que estar preparados.

-¿Cómo terminó ese año con la sub 18 de Estudiantil?

Ese año ganamos el torneo Clausura. Fuimos a un triangular final jugando con Centenario y Progreso. Empatamos con Progreso y le ganamos a Centenario pero Progreso hizo un gol más a Centenario y se definió por goles, increíble que se defina así. Fue una generación muy buena, allí estaba “Toto” Agüero, Facundo Epíscopo que hoy juega en Italia.

-¿Hay una cantera inagotable en Paysandú?

No lo digo yo, lo dicen los resultados. Paysandú pelea en todas las categorías, en sub 13, la sub 14 y la sub 15 pelearon hasta el final, con la sub 17 tuvimos peleando hasta el final. Los clubes de Paysandú que fueron campeones en los últimos años. Está claro que hay materia prima, hay que trabajar. Paysandú ha cambiado, hay mucha gente capacitada. La mayoría de los técnicos están capacitados. Eso es muy bueno, es lo que le está dando rédito. Hay mucha gente inscripta para los diferentes cursos, para las distintas licencias que da el fútbol. Y no es lo mismo entrenar una persona que no tenga idea, a tener una persona capacitada, que sabe al menos lo que no tienen que hacer con los gurises. Quiero hacer un agradecimiento especial para Luis Vicente Guemi, el profesor del Curso de Entrenador.

-Hay mucha competencia a nivel de formativas.

A nivel del Baby sí, falta mejorar en Paysandú en las formativas. Tabárez lo dijo una vez, el jugador tiene que jugar por lo menos 40 partidos por año y acá no se da. Hay que hacerlo porque a ese gurí si jugás más no lo vas a tener en las calles, va a estar metido en un club.

-¿Cómo fue la experiencia del torneo integración?

Fue raro porque si perdías quedabas eliminado. No es lo normal. Entonces en lo físico tenés que ir manejando esa situación. Lo ideal es arrancar el trabajo en enero, tener una pretemporada, luego la pre-competencia, después la competencia y luego la vuelta a la calma. Estás con el equipo todo el año. El rival que nos ganó fue Defensor, es un grupo que viene trabajando junto hace 4 años y en Montevideo y estamos hablando de la mejor cantera de juveniles. Allí sacan la ventaja además ya hay jugadores del interior en esas categorías.

-¿Nunca pensaste en dirigir en Primera?

Tuve varias propuestas en Paysandú pero nunca quise aceptar dirigir en Primera. Al juvenil le puedo exigir más y al jugador mayor no puedo. Sale de trabajar 8 o 10 horas y no puedo exigirle lo que quiero y yo entiendo. En cambio a los gurises los llevamos casi al límite y responden. Sabemos que estudian y son pocos los que trabajan porque tienen una familia atrás entonces les podemos exigir. Además no tienen problemas de horario.

“Tuve varias propuestas en Paysandú pero nunca quise aceptar dirigir en Primera. Al juvenil le puedo exigir más y al jugador mayor no puedo”.

-¿Tuviste ofrecimientos que no fueran de Paysandú?

Tuve el año pasado una oferta para dirigir la 5ª. de Nacional que hoy dirige Rodrigo Lemos. Yo decidí terminar el curso, estaba cursando la licencia A y este año me llamó Andrés Fleurquin que ganó las elecciones en Defensor junto a Ney Castillo, me querían tener para las inferiores de Defensor y no es poca cosa. Me siento muy afortunado y orgulloso del ofrecimiento pero opté por la propuesta de China porque allí hay muchas chances de crecimiento.

-Después de China qué harás.

Yo estoy dando los mismos pasos que di como jugador de fútbol. Empecé en un equipo acá, luego la selección, fui a Montevideo. En este caso saltearía Montevideo. Pero esto es lo mío, trabajar con gurises porque yo me siento bien, porque me gusta, me apasiona y porque he aprendido después que me retiré que uno tiene que hacer lo que le gusta y lo que más o menos entiende un poco. Yo me siento cómodo, algo entiendo y sé que le puedo llegar al jugador y estoy enfocado en eso.

Foto Ramón Mesías

“Pero esto es lo mío, trabajar con gurises porque yo me siento bien, porque me gusta, me apasiona y porque he aprendido después que me retiré que uno tiene que hacer lo que le gusta y lo que más o menos entiende un poco”.

-El año pasado, en realidad en diciembre de 2017 empezaste a trabajar con la selección a la 7 de la mañana en una determinación que sorprendió y generó aceptación por parte de los padres de los gurises.

Esas son estrategias que nuestro equipo planteó. Vamos a ponerlo a las 7 de la mañana y el lugar era importante. No es lo mismo a la 7 de la mañana en una cancha con muros, era a esa hora frente al club Remeros, con toda la vista del río, el pasto espectacular. Allí decíamos que íbamos a ver el grado de compromiso de los jugadores. Y la verdad que fue una experiencia que se repitió este último año y fue espectacular. Los veíamos felices a los gurises luego del entrenamiento, quedábamos charlando todos, viendo el río. Nosotros trabajamos mucho la respiración. Teníamos la posibilidad de contar con las canchas sintéticas de Don Bosco que estuvieron a disposición, del propio club Remeros, de la iglesia de Don Bosco. Habíamos ido allí para tener un lugar fijo, un lugar de pertenencia, nuestro bunker era ese.

“Tuve el año pasado una oferta para dirigir la 5ª. de Nacional que hoy dirige Rodrigo Lemos. Yo decidí terminar el curso, estaba cursando la licencia A y este año me llamó Andrés Fleurquin para trabajar en Defensor”

-¿Sos estricto con el tema de los horarios?

Sí, nosotros decimos a las 6 para las 6.30. En época de vacaciones todos estaban a esa hora, a las 6. Se empieza con un “monito”. Es para ver también la intensidad que es diferente según el inicio y el final. Si ya no corro tanto tengo que cuidar la pelota.

-A nivel de infraestructura cómo está posicionado Paysandú.

Es una de las cosas que están en el debe. Paysandú necesita tener un lugar propio, el jugador tiene que tener su lugar. Falta para el equipo juvenil y también para la mayor. Sé que no es fácil porque lo he hablado mucho con Rotti (Marcelo) y con Manzor (Nelson). Ojalá se pueda conseguir un lugar. Necesitamos una cancha, los vestuarios, una cancha de fútbol tenis, un lugar para compartir una comida. Le haría muy bien a las selecciones de Paysandú.

-¿Qué vas a hacer concretamente a China?

No fue fácil la decisión. Cuando me llamaron para entrevistarme en Montevideo para decirme que era uno de los posibles candidatos porque había sido jugador profesional, porque estaba trabajando en formativas y porque el trabajo era bueno. La verdad que está bueno que valoren el trabajo de uno. Es muy difícil que se fijen en el interior. Y lo hablamos con el profe y nos preguntamos, ¿será que estamos haciendo las cosas bien? Y eso es lindo. La tranquilidad que hubo mérito nuestro, del equipo de trabajo. Yo sé que soy la cabeza, cada uno está en su función pero la decisión la tomo yo. Cada uno estuvo concentrado en lo suyo. Volviendo a lo de China, vamos a ir con Fabián Tejera que es otro muchacho del interior. Vamos a tener dos grupos de 20 jugadores de sub 12 y sub 14 a quienes vamos a entrenar en formación de técnica y táctica. A esa edad es mucha pelota, juego y técnica. Vamos a tener técnicos a nuestro cargo para explicarles por qué trabajamos así, evacuar preguntas y también colaborar a formar una estructura de competencia para esa ciudad que hoy no la tienen.

“Paysandú necesita tener un lugar propio, el jugador tiene que tener su lugar. Falta para el equipo juvenil y también para la mayor”.

-Uruguay es uno de los 6 países elegidos por los chinos para llevar entrenadores. Algo bien estamos haciendo.

La verdad que tendríamos que ir más técnicos, para lo que ellos quieren, para la infraestructura que tienen, también preparadores físicos, entrenadores de arqueros porque eso respalda el trabajo del uruguayo.  Voy con ganas de crecer, de abrir puertas, hay lugar para muchísimos más entrenadores. Y tratar de dejar algo. Yo no voy a ir a inventar nada, voy a exigirme más y dejar en alto al entrenador uruguayo. Ellos quieren absorber nuestro conocimiento para poder ser potencia en el futuro. Yo al jugador de acá le llego, veremos qué pasa allá.

Paysandú Campeón del Interior Sub 18

-Te llevo al terreno internacional. ¿Qué te parecieron los partidos semifinales de la Champions League?

Increíble realmente. Lo de Barcelona cuesta entender, primero el 0 en mi arco y si tengo que hacer bajar a los dos delanteros a que defiendan, lo hago. Me jugaba el pase a la final. Yo vi a Barcelona un equipo sin actitud. Suárez no bajó de la mitad de la cancha, Messi fue muy displicente cuando te estás jugando el pasaje a la final. Es mi humilde opinión. En el otro partido (Ajax-Tottenham) a mí me gusta mucho el técnico argentino Pochettino (Mauricio) del Tottenham. Yo recuerdo lo que dijo Fossati en un congreso, diciendo que en el fútbol hay más de mil verdades y así todo nadie la tiene. Lo único que recomendaba es tener las convicciones claras. Nunca me olvido de eso. Todo vale en el fútbol, viniendo a lo local 18 de Julio ganó a su manera, fue el campeón. Te gustará o no te gustará pero es admirable, reconocen sus limitaciones. Yo respeto todas las formas de jugar. Uno tiene que adaptarse a los jugadores que tiene.

-Sos de ver cosas de otros deportes que te sirvan.

Me encanta el básquetbol, sacás mucha cosa de las cortinas, del pase rápido, de los movimientos. Los dos primeros defensores en el fútbol son los dos delanteros. Hablo mucho de básquetbol con “Pajarito” (José Luis) Verri.

 

 

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: