«Camunda, el de la leyenda fabulosa»

Por Jorge Gutiérrez Pérez

125 AÑOS DE CAMUNDA GIL

Nació el 11 de abril de 1896. El 5 de junio de ese año fue bautizado con el nombre de León Alfredo Gil Salguero, según consta en el libro 21 folio 445 del archivo eclesiástico de la catedral de San José (libro de bautismos de la parroquia). Hijo de Adrián Gil y Dolores Salguero. Sus padrinos fueron Atanasio Zabala y Ana A. de Zabala.

En abril de 1909, los Gil, “Camunda” (ya con 13 años) junto a Luis, Manuel y Adrián, y los Cobas: Manuel y Pedro, encabezaron un grupo de jovencitos, a los que les gustaba jugar al fútbol y formaron un cuadro al que llamaron “Central”. Los Gil vivían por calle Artigas casi Solís (hoy Zorrilla), en la casa donde hoy reside Eduardo Aldaz. Los Cobas vivían frente a la plaza de las carretas (hoy plaza de deportes) en la casa donde vivió hasta su último día “Quique”. El grupo fundador lo integraban además Juan Pedro López, Adelfio Berois, Julio Chabalgoity, Pedro Cantú, Fernando Díaz, Santiago Bogliolo, Juan A. Cantú y Julio Iturbide. Los hermanos Gil eran los que llevaban la pelota de trapo, para los “picados” que se armaban por Solís entre Artigas e Ituzaingó.

Camunda Gil. Foto archivo de Nestor Francia

“En 1914 ya Central había dado pruebas de su potencial deportivo. Solamente los hermanos Gil, de aquel cuadro fundador, seguían defendiendo a Central, y después solo “Camunda” trasciende como figura importante y de gran personalidad no solo en Central, sino en todo el fútbol de San José. Tal fue su gravitación que debemos considerarlo como el que impuso una escuela futbolística”, según Manuel Rodríguez Diana en el libro de los 75 años (1984).

«En abril de 1909, los Gil, “Camunda” (ya con 13 años) junto a Luis, Manuel y Adrián, y los Cobas: Manuel y Pedro, encabezaron un grupo de jovencitos, a los que les gustaba jugar al fútbol y formaron un cuadro al que llamaron “Central”.

“EL MAESTRO DEL FÚTBOL MARAGATO” Así lo definió Rodríguez Diana a “Camunda”. En el libro de los 70 años (1979), el “Pele” decía: “Camunda era distinto a todos. Hasta físicamente le daba un aspecto de seriedad y de personalidad, siendo un jugador al que nadie le discutía una decisión, ni lo contradecían”. Rodríguez Diana recordaba que lo conoció “con ojos asombrados de niño, que desde que empezó a caminar oía hablar de “Camunda” como de un Dios distinto a todos los demás jugadores. Era en nuestra primera gambeta de muchachón futbolero, la imagen que había que imitar, a la que queríamos llegar, cuando ya de grande, vistiéramos la misma camiseta”.

“Camunda era distinto a todos. Hasta físicamente le daba un aspecto de seriedad y de personalidad, siendo un jugador al que nadie le discutía una decisión, ni lo contradecían”

En 1922 nuestro capitán Alfredo “Camunda” Gil y Américo Garrido tienen un pasaje por el club Tiro y Gimnasia de San Francisco, una ciudad de la Provincia de Córdoba, Argentina.

En 1924, Casto Martínez Laguarda quiso llevar a “Camunda” Gil, Rómulo Pereiras y al “Canario” Enrique Poey en la delegación de la selección uruguaya a Colombes, pero los clubes capitalinos no se lo permitieron.

“Camunda” fue el capitán de las selecciones de San José que ganaron los primeros campeonatos del sur de la historia, en 1924 y 1925, jugados en Florida y San José respectivamente. Los llamaron “los campeones olímpicos del sur”.

Era el viejo “Camunda”, el de la leyenda fabulosa, el que le dio su estilo sutil, su técnica depurada de gambetas y de pases en profundidad, lanzando como catapultas a Pío o a “Bachicha” Arrieta en las porfiadas tenidas que nos consagraron campeones del sur.

“Pudo haber jugadores superiores técnicamente, dirigentes de notoria capacidad y dedicación a determinada enseña, realizaciones positivas en favor de nuestro deporte. Todo eso y mucho más, pero nadie creó una escuela y una personalidad tan definida como Camunda, que en hazañas, en acontecimientos populares, en anhelos y esperanzas, llegara al mito, a la leyenda, a lo fabuloso, solo propio de los predestinados para la gloria.” M.R.D.

Como jugador tuvo 18 años de actuación con la camiseta de Central, desde el primer día, hasta que dejó de jugar. Fue el jugador fundador que vistió la camiseta más años, y posteriormente mantuvo un vínculo indisoluble, hasta los últimos días de su vida, ocupando incluso, cargos en la Comisión Directiva.

Alfredo “Camunda” Gil vivía a 6 kilómetros y medio de la Ruta 3, por el (hoy) camino a Polímeros, en un repecho, a mano izquierda. Ahí aún está la chacra donde vivió y trabajó “Camunda”. Un solitario rancho construido con cebato (barro con chircas), en medio de la nada. Campo para todos lados. Mucha paz. Ese campo era propiedad de la familia de otro gran jugador de Central, Rómulo Pereiras. Y el recordado “Camunda” vivió ahí desde finales de la década del 20, hasta pocos años antes de su fallecimiento, donde se vino a la casa de sus hermanos en la ciudad, mientras luchaba contra el cáncer.

En 1969, ya con 73 años, recibió su homenaje en vida. La Directiva presidida por Don Mario Marín Arronga, designó a Ney Castagnet como orador para el día 25 de agosto, en el acto de designación con el nombre “CAMUNDA GIL” a nuestro campo de deportes. Y “Camunda” estaba allí presente.

Dos años después de recibir su mayor homenaje, el 3 de noviembre de 1971 fallece Alfredo Gil Salguero, “Camunda”.

Hoy se cumplen 125 años de su nacimiento, y en este breve repaso de su vida, pretendimos homenajear a un verdadero símbolo de nuestra querida Institución. Y fundamentalmente, trasladar a las nuevas generaciones, la historia de quien quizás, no conocían.

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: