COPA DE CLUBES: ORIENTAL de P. de los Toros (0)- ARTIGAS de Durazno (4)

Por José Martín Bengoechea Alzúa de Santa Isabel FM y TELESI

Artigas. Foto El Acontecer

Artigas de Durazno se llevó bastante más que 3 puntos del Odriozola, quedando en las puertas de la clasificación a la próxima fase de la Copa de Clubes Campeones, luego de su triunfo por 4 a 0 ante el Oriental de Paso de los Toros.

El equipo rojiblanco supo aprovechar las chances y pegar en los momentos oportunos para llevarse esa categórica victoria, conseguida ante un equipo isabelino de deslucido accionar.

En la etapa inicial, el partido fue trabado, apretado, con muchas piernas y mucha marca en la mitad de la cancha, y con poco espacio para que aparecieran las ideas.

Oriental mantuvo su característico sistema táctico 4- 4- 2, que le ha valido buenos resultados y la clasificación en la primera parte del torneo, basándose en la estrategia de defender muy bien, trabajar mucho en la mitad de la cancha y ser efectivo al aprovechar alguno de sus esporádicos ataques para convertir y alcanzar buenos resultados. Pero es un equipo partido, que depende de alguna acción aislada de sus solitarios delanteros. Una estrategia que da dividendos mientras no se esté en pérdida.

Lo de Artigas fue un 4- 3- 1- 2, con Wilmar González como enganche pero sin lograr hacerse de la pelota o encontrar el espacio para habilitar a los de arriba.

Con éstos elementos, el encuentro transitaba dentro de un trámite tan gris como la tarde, dejando la sensación que el gol podía llegar por el aprovechamiento de algún error.

Y el error llegó a los 39 minutos, cuando tras la ejecución de un corner, el mal cálculo en la salida del arquero Recaite dejó la pelota “boyando” en el área, una acción suicida si allí está un goleador como Andrés Rivas, que no perdonó y abrió la cuenta con potente remate corto.

Oriental. Foto de Martín Bengoechea

Vienen más goles

A la vuelta del descanso, Artigas ingresó mejor parado, más atento, logrando el dominio territorial del partido. Y llegado el minuto 9 trasladó ese mejor momento al marcador, ampliando ventajas con anotación con golpe de cabeza del otro goleador, José Guiyama.

Era demasiada ventaja para poder absorber por parte de un equipo local que no estaba en su mejor tarde, inefectivo con la pelota, sin acompañamiento de los volantes al ataque, anunciado y cayendo permanentemente en el “embudo” y en consecuencia carente de profundidad. Sólo se quedó con el entusiasmo y entrega de sus jugadores, lo que lógicamente no es suficiente.

Manejó y controló el trámite Artigas, que en sus filas tiene a hombres con mucho oficio, acostumbrados a éstas lides. El técnico Laserre apeló además a las variantes para darle mayor cambio de ritmo y velocidad al ataque con los ingresos de Peñalosa y Rigoli, y por esa vía terminó concretando la goleada con conversiones de los recién ingresados a los 36 y 43 del complemento.

Una victoria que dejó a Artigas en las puertas de la clasificación. Resta cumplir el requisito de 90 minutos que serán el domingo desde las 15 y 30 en el Landoni. Allí los duraznenses apelarán a la inteligencia para asegurar la clasificación, mientras Oriental viajará 65 kilómetros aferrado a la esperanza de lograr una hazaña.

Con Oriental no se puede ser dramático ni exageradamente exigente. Ingresó a la Copa por invitación, sin reforzar su plantel, con un grupo de jugadores de la institución, con un promedio de edad muy bajo, con carencias en varias posiciones, y con el simple objetivo de concretar una actuación decorosa. Sus virtudes han sido el orden, la disciplina táctica, la preparación física, la solidaridad, la unión del grupo, la humildad y el tener los pies sobre la tierra conocedores de sus limitaciones. Así lo han hecho saber en sus declaraciones a la prensa. Y han perdido partidos cuando los rivales demuestran ser superiores.

Arbitraje sin jerarquía  

El arbitraje no es excusa para la derrota de Oriental. Artigas ganó porque hizo mejor las cosas, y eso es inobjetable. Pero si bien la terna de Rivera no incidió en el resultado final del partido, cometió errores técnicos y de apreciación tan groseros, que alteró a los jugadores y al banco de Oriental.

El árbitro Juan Madera tuvo dualidad de criterios para amonestar, llamó a los camilleros pero después permitió la recuperación de los lesionados dentro de la cancha, expulsó a un jugador de Oriental por una falta que no cometió y cuando sus asistentes le hicieron ver el error dijo que variaba el fallo, pero no amonestó a quien verdaderamente cometió la falta, no tuvo coordinación en esa incidencia con los líneas pese a trabajar conectados por intercomunicador, y el error más grosero fue la evidente posición adelantada por dos veces en una misma jugada que terminó en el tercer gol de Artigas. Lamentable.

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: