#CopaOFI. Las imágenes de los campeones

BOQUITA ES CAMPEÓN DEL INTERIOR

Lluvia de papeles dorados. La Copa es nuestra!

Vamos a ser concretos ya que lo importante son los jugadores, técnicos, hinchas y dirigentes del Boquita que en la noche de ayer, despertaron de un sueño con una sonrisa que llegaba hasta las lágrimas.

El sueño

Hay sueños felices, el del equipo sarandiense, sí que lo fue y tanto se lo imaginaron, que lo hicieron realidad.
En el recorrido de la vida deportiva, hemos transitado por casi todos los ámbitos.
Lo ocurrido ayer, no me lo contaron, tuve la suerte de vivirlo y créanme, de disfrutarlo tanto como los protagonistas, ya que me sentí entre ellos como uno más.

Con orgullo muestran las medallas.

Lo viví con ellos

Por mi condición natal, por haber transcurrido etapas muy lindas de mi vida en Sarandí Grande, quiso el destino que algo por lo que luchamos en épocas de jugador -para que un equipo de Sarandí jugara en Florida- ya que organizándose no había diferencias.
Plaza no se animó, el Deportivo se fue a Durazno, pero Boquita, con su semilla plantada, sembrada y regada, un día se fue a Florida…

Humildes y trabajadores, de perfil bajo. Walky y el Manso.

El horizonte era auriazul

Entre el escepticismo de los que no creían en la mirada al horizonte de los auriazules, que comenzaron por el fútbol infantil, con generaciones que disputaban palmo a palmo en todas las categorías, con Sub 15 invitada al experimental que comenzó a ganar, hasta que bueno, les dijeron «se vienen con todas las categorías o siguen en Sarandí»

Ya no correría la invitación a los campeonatos, ahora había que decidirse y lo hicieron, abandonaron la Liga de Sarandí que veía como se desmantelaba su torneo con equipos que emprendían otro rumbo.

Los cambios

Quizás, la metamorfosis de Boquita pasó por muchos factores que deberían incluir un análisis más profundo.

De ser un equipo exclusivamente de fútbol infantil, con formación integral de sus deportistas, a construir una escalera por la que fue ascendiendo escalón por escalón, en la que de pronto se encontró con ascensor de alta velocidad que lo colocó repentinamente en la alta competencia del interior y en un tris, salieron a jugar de igual a igual con equipos de linaje, con historia, con respaldo a todo nivel que nombraban a un tal «boquita» creyendo que era el apodo de un «cuadro de barrio» que por alguna casualidad iba a participar de la Copa.

Las manos del triunfo, las de Fabio Marizcurrena.

Lo que vendrá, será el nuevo desafío que deberán afrontar, mantener la categoría en el interior, pero también coronar el crecimiento local.

La final


Del partido no voy a escribir, tampoco de la hinchada ni los dirigentes que estuvieron y los que no vimos de Liga y Confederación, porque ya son CAMPEONES


Felicidades gurises, disfruten.

Jorge A. Benoit Assanelli

Clic para extender y bajar las fotos.