El Campeones Olímpicos se puso colorado con la victoria de Mendoz «A»

MENDOZA VOLVIÓ A LA «A»

Por Isidro Rocca Arniz

Los jugadores ofrendan a la hinchada el ascenso obtenido. el ECO tiñó de rojo...
Los jugadores ofrendan a la hinchada el ascenso obtenido. el ECO tiñó de rojo…

El Club Atlético Mendoza se adjudicó anoche, con total justicia, el Ciudad de Florida de la divisional B, denominado Julio Fernandez Raggio, al vencer 2 a 1, al Club Atlético Candil, en una verdadera finalísima, por lo cual, los mendocinos en el 2013, jugarán los domingos en la divisional de privilegio.

El primer tiempo fue todo de Mendoza, teniendo 5 claras situaciones de gol, algunas malogradas por los delanteros rojos, y otras por la muy buena participación del arquero candilero: Martín Gonzalez.
En el segundo tiempo, el encuentro fue mas parejo. A los 51′ abre la cuenta Nande de cabeza, luego que Terrra dejara corta una pelota con el puño, en un tiro de esquina, casi enseguida lo tuvo Candil otra vez. Ese fue el mejor momento de Candil, y el peor de Mendoza.
Mendoza se va con todo en busca del empate, que consigue mediante el zaguero Ariceta, en una jugada preparada en un tiro de esquina, rebote, tiro rasante que roza en un defensa, dejando sin asunto a Gonzalez. El partido se hace de ida y vuelta. Hasta el minuto 74, pelotazo largo de Santiago Lapasta para el pique de Agustín Ruiz, ya en el área, remata, tapa Gonzalez, en el rebote le queda al goleador rojo, que esta vez no perdona, desatando la locura roja, poniendo el 2 a 1.
De ahí hasta el final fue para el infarto, lo tuvo Candil, pero salvó Terra, y Mendoza, con Candil adelantado, lo pudo haber liquidado, pero no pudo.
ANÁLISIS INDIVIDUAL
MENDOZA: Andrés Terra. En el primer tiempo una salvada con los pies, en el segundo apareció en su real dimensión, con pocas, pero decisivas intervenciones, solo un error en el gol candilero, de todas maneras fue figura como todo el año.
Juan Britos. Buena actuación del juvenil, solo alguna vacilación en el comienzo, luego se afirmó
Eduardo Oxley. Otra magnífica actuación, fuerte, rápido, seguro en el rechazo y bien por arriba.
Álvaro Ariceta. El gol del empate, fuerza y temperamento, en los momentos que arreció el rival. Tal vez desprolijo, pero rinde.
Alfonzo Benitez. La revelación del equipo, con solo 16 años demostró que tiene pasta, personalidad, velocidad, entrega y buen pie.
Antony Perez. Espectacular ida y vuelta de otro juvenil de Mendoza, marca y sorpresa para llegar como puntero derecho, nunca le quemó la pelota.
Julio Lapasta. Dueño y señor del medio campo, trajín y ubicación, voz de mando, personalidad, baluarte de esta final y del campeonato. Además le dio buen destino al balón.
Fabricio Vallarino. Buen partido. Colaboró en la marca en el medio y cuando tuvo la pelota en los pies, siempre la jugó bien. El piso del estadio lo favoreció. Dejó su lugar a Marcelo Lapasta. Marca y entrega, oxígeno en los minutos finales.
Santiago Lapasta. La figura de la final. Intratable, cuando encaró, no pudieron pararlo, cada corners, cada tiro libre ejecutado por el, el gol estuvo cerca, otro que el piso le sentó muy bien. Dejó su lugar a Marcos Morales. Pocos minutos en la cancha.
Fernando Pino. Junto a Julio Lapasta, los referentes de este plantel. Fue a todas, tapó salida, se mostró para recibir, gran desgaste físico. Trabajó mas para el equipo, que para hacer su gol.
Agustín Ruiz. Apareció cuando mas lo precisaban, hizo el gol mas importante del ascenso, jugó con las secuelas de dos desgarros en el año, el fútbol le regaló algo imborrable para un goleador: un gol que te de un campeonato y un ascenso. Dejó su lugar Diego García. Mendoza ganando, Julio Lapasta se recostó en la defensa y el quedó como 5 mas adelantado, ganas y marca en los 20 minutos que jugó.
CANDIL: Martín Gonzalez. Figura de Candil, tuvo salvadas espectaculares, que ahogaron el gol mendocino en varias oportunidades.
Germán Urse. Tuvo problemas cuando Santiago Lapasta se tiró por su sector, casi convierte desde la mitad de la cancha, cuando Terra no estaba en el arco.
Brian Morales. Fuerte y decidido, nunca bajó los brazos.
Deivit Santos. De los mas temperamentales de Candil, empujó a su equipo, estuvo al borde de la roja.
Martín López. De los mejores de la final, clausuró su sector y trató de salir jugando por abajo. De lateral no trasciende como en el medio. Nunca se entregó.
Jonathán Martinez. Fuerza y dinámica en el medio. Impreciso con el balón.
Ernesto Moreno. Se vio superado por los volantes rojos, aportó poco en ofensiva.
Juan Ramón Soria. Intentó ser la manija del equipo, pero no tuvo eco. Anduvo mucho con la pelota lejos del área rival. Diego Machado. ganas y entusiasmo
Daniel Icasuriaga. Perdió el duelo con Ántony Perez. Dejó su lugar a Diego Sholl. Agrandó el frente de ataque por derecha, creó peligro
Rodrigo Nandes. Su mayor aporte el gol para su equipo, fue dominado por la defensa. Nicolás Basignani. Peligoso en el juego áereo
Leonardo Macías. Tuvo la mas clara del primer tiempo, pero Terra le dijo que no.
TERNA ARBITRAL. Buen trabajo. Un solo error de Carlos Sosa, la falta de Santos a Ruiz, de atrás y cuando se iba de cara al gol, en el resto impecable
LA BANDA DEL ROJO: la hinchada mas organizada y bullanguera del futbol de Florida
Muy buena la actitud de jugadores y entrenadores de Candil, aceptando la derrota. Muy bien el comportamiento de ambas hinchadas

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: