Anuncios

Marta, ejemplo de generaciones.

MARTA VIEIRA DA SILVA, EMBAJADORA DE ONU MUJERES
Para una gran mayoría, el fútbol femenino «no existe»

como para otros no debería existir, pero en el otro lado, estamos los que le abrimos la ventanita, para que se abran puertas y derriben muros de siglos de exclusiones.
El mundial de Francia pasará a la historia por ser el de mas espectadores tanto en los estadios como en la tele audiencia o en la consideración de los medios.

Las mejores jugadoras han sido la voz de las anónimas chicas que con millones de dificultades intentan practicar este deporte en el mundo entero. Desde países donde se enseña y practica en universidades, hasta otros donde es prohibido y se encarcela a quienes deben patear una pelota entre cuatro paredes para no ser perseguidas.
Muchas selecciones han exigido se les equipare en medios y método de trabajo a sus pares masculinos, otras también han solicitado que la paga sea equitativa pero el éxito a esas gestiones ha sido vano.

Marta celebra su histórico gol ante Italia. (EFE)

Marta, una brasileña de 33 años, seis veces elegida como mejor jugadora, dotada con una exquisita técnica y una actitud a toda prueba, ha participado en varios mundiales junto a las históricas Formiga -de pequeña estatura- y Cristiane que no deja de lado su pasión y Marta exigió antes del campeonato, un patrocinio similar a los de la canarinha que está disputando la copa América mediante la campaña «Go equal»defiende que la mujer sea reconocida de la misma manera que el hombre en el deporte. .
Vimos que usó contra Australia, botines personalizados puesto que lo ofrecido por una marca ni por asomo era lo que la excelsa jugadora solicitaba.

Mas drástica fue la noruega Ada Hegerberg, actual Balón de Oro de FIFA que renunció a participar del evento ecuménico por las desigualdades- «El fútbol es el deporte más importante de Noruega para las niñas y lo ha sido durante años, pero las chicas no tienen las mismas oportunidades que los chicos. Noruega tiene un gran pasado en el fútbol femenino, pero ahora es más difícil», destacó.

Volviendo a Marta, luego de la eliminación con Francia se comprometió como nunca para dejar un legado a las mujeres en el fútbol que extrapole sus récords y conquistas individuales. Sonó como una convocatoria inspiradora para que las jóvenes futbolistas cuiden la semilla que ella ayudó a plantar: “No vais a tener una Marta para siempre, una Cristiane, una Formiga… Y el fútbol femenino depende de vosotras para sobrevivir “, imploró a sus compañeras más jóvenes, a sus compatriotas, en sus primeras declaraciones nada más abandonar el césped este domingo. “Lloren al principio para sonreír al final”, añadió.

No era la primera vez que en este campeonato la crack brasileña llamaba la atención del mundo hacia una causa que abrazó como suya. Para celebrar el gol de penalti contra Australia, en el segundo partido de la selección, Marta apuntó a los zapatos personalizadas con un símbolo por la igualdad de género en el deporte. “No me gusta hablar, me gusta mostrar”, dijo el 10 de Brasil tras aquel gesto ante las australianas.

Pero días después sí habló con la vista puesta en la futura ausencia de las tres grandes estrellas de la Canarinha. Formiga ha jugado su séptimo Mundial a los 41 años y Cristiane tiene 34.

Marta jamás se había presentado como feminista ni adherido de forma tan contundente a las reivindicaciones del movimiento. Pero no era difícil en vista de que su propia trayectoria refleja las desigualdades que afrontadas por la mujer, incluso en el deporte. Fue criada sólo por su madre, tras el abandono de su padre, y la familia casi todos intentaron impedir que jugara.
El cambio de postura de Marta, que antes se concentraba más en el desempeño deportivo en detrimento de los discursos, coincide con el nombramiento de la atacante como embajadora de la ONU Mujeres, el año pasado.

Otra de las inspiraciones de Marta, que juega en el Orlando Pride de Estados Unidos, donde está desde 2017, es el movimiento de jugadoras de la selección norteamericana, que demandó a su federación por discriminación de género institucionalizada. A pesar de generar mayores ingresos de taquilla que la selección masculina, ellas alegan disparidad de remuneración y premios en relación a los hombres, que reciben cerca de cinco veces más para defender al país. Marta aprovechó la ola de protestas para reclamar igualdad a sus patrocinadores.

Fuentes As, El Pais, Telemundo.

Anuncios

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: