Anuncios

Mayo de humildes grandezas….   

 18 de mayo de 2020

Tuvo que darse la contingencia de una pandemia de carácter mundial para que se diera un 18 de Mayo diferente,

para que por primera vez en décadas la sede de la calle Faustino López no tuviera ese tradicional trajinar que arrancaba días atrás con los preparativos de un encuentro que era una marca registrada por lo tradicional y brillante, donde se juntaban las canas y la emoción de los más veteranos con el bullicio de los pibes que lucían con orgullo las camisetas del Fútbol Infantil o las jóvenes que están incursionando en el Fútbol Femenino.

River Plate llegó a sus 83 años de mucho fútbol e indiscutibles  glorias afrontando el coronavirus del presente y la realidad de que en su futuro inmediato estará la lucha por volver a su lugar natural de la primera división del fútbol lugareño, una circunstancia que nada tiene de deshonrosa desde el momento que es una alternativa más de este maravilloso deporte. Y es que pocos clubes del interior profundo pueden ostentar una trayectoria tan rica en acontecimientos como el de La Franja.

Nacido en la casi bohemia de un grupo de muchachos hermanados por una pelota de fútbol en el Campito de Las Moras, a los que el día que se afiliaron le bocharon el nombre bastante atorrantón de El Arrastre y se inclinaron por el de River Plate, quizás por la admiración que ya despertaba en América por su fútbol atildado el homónimo argentino, o tal vez porque al no disponer de camisetas solucionaron el problema colocando una franja roja en el bolsillo de las tradicionales camisas blancas de dominguear, tan en boga a finales de la década del treinta. Pudo ser, por sus orígenes tan carenciados, una de los tantos clubes de fugaz existencia que aparecieron en los tiempos de forja del balompié floridense, pero lo acompañó una impronta especial que lo llevaría a los más altos estratos del fútbol chacarero.

River Campeón del Interior

Dirigentes tan inteligentes como tenaces que transformaron una cuchilla de inviernos inclementes en escenarios confortables donde tantos niños se transformaron en hombres de provecho para la sociedad y el deporte. Desde el primer presidente (Don Manuel Varela quien luego emigrara al este y fuera también presidente del Gran Atenas de San Carlos) hasta el actual, Laurenze “Funes” Laitano, nieto de otro gran dirigente como Carlos Guichón Cabral, las generaciones han coincidido en un espíritu creador indiscutible. Así se sumaron la Sede Social y el gimnasio, levantadas por las manos y el esfuerzo de su gente y un montón de títulos locales más las estrellas interdepartamentales del primer campeonato del interior de Clubes ganado por una institución floridense y la única Supercopa de Campeones del Interior que se destejó en el departamento.

Hoy no habrá bullicio, cantos, homenajes ni sorteos, pero centenares de hinchas y socios pasaron por la sede a levantar la tan futbolera cazuela de mondongo para celebrar en el aislamiento obligado de sus hogares los ochenta y tres otoños de un club que le ha hecho honor a su divisa de que “Hemos sabido ser grandes sin dejar de ser humildes”     

                                                             Jomarca

 

 

Anuncios

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: