Anuncios

Aclaraciones respecto al «Proyecto Gentile»

Para saber mas, leer mas. Éste sólo es un diseño del 2014
Para saber mas, leer mas. Éste sólo es un diseño del 2014

A HORAS DE VOTARSE LA FORMA DE DISPUTA DE UNA NUEVA COPA, AYUDAMOS A ENTENDERLO

En las últimas horas, a propósito del advenimiento de un nuevo torneo nacional de selecciones y en el marco de la búsqueda de la forma de jugar el torneo, se ha vuelto a discutir un formato que realice en el año 2014.

En aquel momento se jugaba el torneo de selecciones de una manera poco comprensible y ello motivó tal iniciativa, buscando más que nada que se discutiese el tema antes que tratar de imponer un formato. El porqué de mi iniciativa está basado en la firme creencia de que se trata de uno de los mejores torneos de fútbol que se juegan en Uruguay porque involucra idiosincrasias locales que ponen en disputas verdaderas rivalidades que hacen al bienestar de la competencia. Entiendo que el formato de cómo se juega un torneo es importante para potenciarlo, más no es lo único. Debido a mi formación profesional como publicista, veo que al torneo le falta comunicación, marketing, “venderse” más, pero esto podría ser tópico de otras charlas. Volviendo al tema del formato voy a dedicar unas líneas a explicar qué fue lo qué pensé en su momento, de todas formas, el detalle se encuentra en el sitio para que todos puedan leerlo.

EL SISTEMA DE DISPUTA

El sistema persigue varios objetivos, en primera instancia estandarizar un formato de competencia y mantenerlo en el tiempo de manera de qué todos entendamos bien a qué se juega; los torneos importantes en el mundo no cambian todos los años de formato. Entonces lo que se prevé es que la actuación de un equipo en un torneo tenga influencia en el próximo, esto para que todos traten de jugar con el máximo potencial posible, eliminar las especulaciones y lograr que se entienda que una mala actuación en un torneo tiene sus riesgos para el siguiente torneo.

CANTIDAD DE EQUIPOS

El formato también prevé estandarizar la cantidad de equipos que disputan el torneo en 24, es decir, que todos los años tengamos la misma cantidad de selecciones jugando la fase final del torneo.

Todos sabremos que siempre se jugará en seis grupos de cuatro equipos, que los dos primeros de cada uno seguirán en la lucha, que se consagrarán campeones regionales y que ellos, más el mejor vicecampeón regional serán los semifinalistas nacionales. O sea que, los dos que lleguen a la final nacional tendrán la misma cantidad de partidos disputados desde el comienzo de la fase de grupos. Todos los criterios están explicados en el texto original de la propuesta.

Al finalizar el torneo ya quedará establecido que 18 de los 24 iniciales tendrán su cupo asegurado para el torneo del año siguiente. Estos equipos serán todos aquellos que hayan terminado en los tres primeros puestos de cada grupo, es decir que se le brinda un motivo más a la competencia interna de cada grupo. Esto tiene su origen en ver que muchas veces pasa que los grupos se deciden antes y hay partidos que pierden importancia, impactando en el interés por el espectáculo. El equipo que en cada grupo no pueda clasificar a la siguiente edición deberá volver a revalidar su cupo para el próximo año, jugando una fase de clasificación previa tal como se explica en el documento original de la propuesta. Es decir que, aquellos que no puedan ir por el título al menos pelearán por algo.

También será importante la posición final que ocupe cada equipo porque esto implicará en que bolillero estará cuando se efectúe el sorteo del torneo del año siguiente. De esta forma se categoriza evitando injusticias deportivas en el armado de las series como por ejemplo que se acumulen equipos potentes o débiles en un mismo grupo.

FASE CLASIFICATORIA

La fase clasificatoria previa incluye dos etapas, una primera departamental para ver, en aquellos casos que haya más de una Liga “Interior”, cuál ocupa el Cupo 2 para ese departamento. Algo similar ya ocurre con eliminatorias como las de Tacuarembó o Soriano Interior. La segunda fase ya es interdepartamental, con sistema de eliminación directa que determina los nuevos clasificados para la fase final de la copa.

Para ejemplificar el funcionamiento de este sistema, se tomó una edición puntual de la Copa como base del desarrollo y quizá ello generó confusión. En este sistema nadie tiene su cupo asegurado por su buen nombre, aquí lo que funciona es el mérito deportivo y si uno de los históricos de la Copa tiene una mala actuación y culmina cuarto en su grupo deberá pasar por la clasificación del torneo siguiente para saber si accede o no a la fase de grupos del siguiente año.

Para finalizar entiendo que todo es perfectible, sobre todo este formato, pero lo que si entiendo necesario es que haya una modernización, que haya un formato estable, que tenga más condimentos para que todos los partidos tengan una motivación, que se incorpore el factor riesgo para que todos pongan todo su potencial, que nadie escatime, especule y mucho menos “juegue por jugar”.  Que se categorice y se premie el mérito deportivo, que no se arme una serie con tres candidatos al título y otra con tres de los últimos sino que, como en todo torneo haya cabezas de serie y otros bolilleros que logren que todas las series tengan una conformación similar.

Agradezco que se tome en cuenta mi humilde aporte, pero como aficionado de nuestro fútbol agradecería más tener un torneo emocionante, al que den ganas de ir y que tenga más gente en las tribunas, que en el fondo es la única forma de hacer crecer el torneo y mostrarle a los que se creen dueños del fútbol uruguayo que, si algún día hay un verdadero fútbol uruguayo es con el interior, con todo el interior.

Marcos Gentile

Anuncios

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: