Aquí Rivera. Tres de los cuatro partidos terminaron sin goles

Por Freddy Silva

Un calor insoportable, pero había gente en la cancha de Oriental a pesar que menos de cien metros, dos equipos riverenses comenzaban la pugna por estar entre los ocho mejores del país

En la cancha, y con una “parada técnica” en cada tiempo de cada uno de los partidos, para refrescarse, estaban Ansina y Plaza Carreta.

Adentro de la cancha y parado, sin correr, seguramente se estaba soportando casi cuarenta grados, imagínense lo que podría ser corriendo tras la pelota y buscando la posibilidad del gol que no llegó en los 180 minutos y pico, de fútbol que vimos

Los tricolores de la Cuchilla del Fuego y los rojinegros empataron sin goles, pero protagonizaron un partido atractivo.

Uno de esos partidos sin goles que a pesar que el gol es la alegría, la razón de ser del fútbol, hubo buenas jugadas y hubo posibilidades.

Imposible decir para que lado se podría inclinar la balanza para el caso de tener que otorgarle puntos para determinar un ganador.

Quizás, y afinando el ingenio y la memoria, creo recordar que las chances que tuvo el equipo de Ansina fueron algo superiores que las del rival.

Pero creo que ello no alcanza para establecer una superioridad de uno sobre otro por lo que hay que concluir que el empate y sin goles, no estuvo mal.

OPORTUNIDADES HUBO, PERO …

En el partido de fondo estaba la incógnita de Oriental, un equipo muy juvenil, con un promedio de edad que no debe superar los 22 años y eso porque hay dos o tres jugadores que pueden elevarlo un poco.

Pero este equipo azul se paró frente a frente a un Lavalleja experiente, con jugadores acostumbrados a estas lides y que venía de ganar en el debut en el campeonato.

En esta oportunidad con su máximo potencial desde el comienzo mismo del partido, con Michel Ribeiro y Robson Guzmao en la cancha, el soporte de Felipe de Souza desde el medio y con el agregado de los juveniles que le dan la potencia física.

Pero tampoco hubo goles y también fue un gran partido porque estuvo repleto de buenas jugadas ofensivas y situaciones que se malograron en su gran mayoría por impericia de quienes estuvieron con la posibilidad de definir.

Un par de situaciones en cada arco con un par de atajadas de los dos goleros que fueron determinantes también para el resultado final.

Situaciones puntuales y muy claras que fueron desperdiciadas y que podían haberle dado otro destino a un partido que se mantuvo en vilo hasta el pitazo final.

En resumen, fuimos al parque Alberto y Elías Bouchacourt a una jornada con intenso calor y no es chamos el gripo de gol de ninguno de los cuatro equipos que jugaron en la etapa sabatina.

HASTA QUE AL , …FIN GOLES…

Y los goles llegaron recién en la jornada dominical cuando Bola Ocho goleó a Rivera Wanderers

Los albinegros no pudieron reiterar la buena actuación de la primera fecha cuando le ganaron a Sarandí Universitario

Y hay una explicación muy clara al respecto porque tres de los cuatro integrantes de la línea de fondo no pudieron reiterar, por una u otra razón, Alvaro Pereira se quedó sin Maiko Britos, Gustavo Vargas y Alvaro Amado.

Y ello se debe agregar que tenía tan solo tres suplentes y uno de ellos lesionado que entró, hizo un gol y debió salir.

Dentro de ese panorama Bola Ocho, que nada tenía que ver con los problemas del albinegro, comenzaron a acumular goles en medio de un calor cada vez más insoportable.

Primero fue Gabriel Méndez, luego Pablo Santos aprovechando que la pelota le quedó servida a pocos pasos de la línea de gol y antes de finalizar el primer tiempo el gol del goleador Carlos Rodolfo Hernández

En ese momento estaban tres a cero y tranquilidad total, aunque vino el descuento de Rivera Wanderers, pero muy poco cambió.

Ya sobre el final del partido llegaron los otros dos goles de Bola Ocho y más que una victoria, llegaron los goles en la segunda fecha

LA MISMA HISTORIA

Luego vinieron a la cancha los equipos de Deportivo Colina y sarandí Universitario en partido muy parejo, quizás lo mejor de la fecha porque había mucha expectativa en relación a dicho encuentro y en la cancha los jugadores correspondieron.

Hubo chances para ambos, pero mucho más para el Colina que para el conjunto verdiblanco que en el primer tiempo reiteró algunos errores que ya se habían advertido en la jornada inaugural.

Sin embargo, en el complemento todo cambió, fue sarandí quien llevó adelante el partido y estuvo en más de una oportunidad con la posibilidad de anotar.

Erró mucho en la definición y los cambios le dieron mayor vitalidad a los verdiblancos que buscaron, desde la velocidad de sus juveniles, sorprender a la defensa del Deportivo Colina.

Y del otro lado también estuvo la posibilidad del gol, pero había tranquilidad en las manos y ordenamiento que le da al equipo, Lorenzo Bidart.

Lentamente se fue el partido y uno nuevo cero a cero en la fecha lo que posibilidad a Bola Ocho, al haber sido el único ganador de la fecha asumir la punta compartida con Deportivo Colina y Lavalleja, pero nadie con seis puntos en las dos fechas disputadas.

 

 

 

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: