Central es finalista de la Copa Nacional tras vencer justificadamente a Palermo 3 a 1

Un anhelo que se hizo esperar 26 años

Por Andrés Delgado de Primera Hora

Con tres goles de Pablo Cabrera el decano sacó boleto a las finales del torneo de clubes que jugará ante Ferrocarril de Salto. El equipo dirigido por Juan Cabrera fue dueño absoluto del juego, Ginoria, Hernández y el mencionado Cabrera fueron las figuras en el vencedor.

Central es finalista por derecho propio. Foto de Primera Hora

La ventaja cosechada en San José por parte de Central fue lapidaria para el desarrollo de la historia final que se escribió ayer en el Sobrero. Palermo nunca pudo vulnerar una defensa que fue sólida toda la tarde y padeció el juego a partir del penal convertido por el atacante Cabrera. Allí estuvo el quiebre del compromiso y de la serie. Antes de ello fue el decano quien jugó mejor. Sobre los 8 minutos una escapada de Guardado que no pudo definir era un toque de atención para la defensa rochense que la iba a pasar mal. Pues bien 6 minutos más tarde se desprendió con facilidad el “chumbo” Hernández y cedió en gran pase a Gandini que entrando al área se tiró en palomita pero la conectó con el pecho y la pelota se fue afuera. Palermo estaba nervioso, aturdido en el campo de juego y el arco de Calero no pasaba zozobras. El gol decano cambió el partido, fue tras un penal bien sancionado por el coloniense Larrama ante mano del defensa Caballero luego que Guardado había superado al arquero Rotela. Ante ello el árbitro del encuentro expulsó al defensa y el local quedó con 10 hombres. Lo remató Pablo Cabrera y la pelota tras rozar el horizontal se fue afuera. Pero el árbitro advirtió que el volante Velázquez se había adelantado y lo hizo ejecutar nuevamente. En el segundo intento el delantero goleador del torneo del interior no falló, fuerte al medio del arco y al fondo de las mallas para poner al decano arriba en el score.

Pablo Cabrera de Central es el goleador de la Copa de Clubes

Palermo nunca superó tal adversidad, ni sicológicamente, ni futbolísticamente. El decano lo avasalló con un juego práctico y punzante. Le pegó donde más le dolía y lo hirió por las bandas laterales donde el rival dejó demasiados claros. Nuevamente Hernández de gran partido dejó solo a Gandini pero el delantero no pudo convertir. El local respondió con un remate cruzado de Berrueta que pasó cerca del arco defendido por Calero.
Luego estuvo a punto de empatarlo Palermo cuando Sanguinetti remató y pasó cerca. El local perdió su momento, fue una ráfaga que tuvo en el partido entre los 25 minutos y hasta los 30 de partido. Nuevamente apareció Pablo Cabrera en todo su esplendor. Tomó la pelota en ¾ canchas y enfiló con mucha potencia, vio el hueco, hace una gran pared con Guardado y este cede para que el delantero defina cruzado dejando al arquero Rotela parado y poner el 2 a 0. Enmudeció el Sobrero y solo 250 fanáticos decanos, gritaban y gozaban una victoria que no tenía objeción. La historia estaba sellada al cabo de los primeros 45 minutos, por más que en el complemento Palermo intentó el milagro. Todo fue en vano y en el amanecer del complemento un determinante Pablo Cabrera liquidaba definitivamente el juego anotando el 3 a 0. Gran corrida de Juan Ignacio Guardado en el arranque de la jugada y definición tras algunos rebotes del delantero decano. Palermo moría en el intento, nunca le salió nada por más que Olivera ingresado para los segundos 45 minutos descontó quedando este tanto en una mera anécdota. Todo lo demás fue más de lo mismo, en un aburrido segundo tiempo que tuvo la intención de Palermo sin éxito y un Central que aguantó con la ventaja un resultado que lo metía después de muchos años en una final del interior. La expulsión de Sosa en Palermo bien decretada por Larrama que tuvo un mal arbitraje dejó más espacios para el decano que no pudo ampliar la diferencia.

Ganó Central sin discusión, un solo equipo en la cancha de principio a fin.
La solidez defensiva, sumando a un Pablo Cabrera inspirado fueron las claves de un triunfo que puede ser histórico, va por la gloria, se viene Ferro y el decano quiere una dulce venganza.

Estadio Dr. Mario Sobrero
Publico: 1100 personas
Árbitros: Marcelo Larrama, Cristhian Bouvier y Juan Mevlja de Colonia

Palermo 1
Alfonso Rotela
Pablo Sosa
Fernando Caballero
Darwin Noguéz
Alejandro Machado
Cristian Velázquez
Antonio Machado (Barboza)
Martín Larrosa
Maximiliano Sanguinetti (Olivera)
Andrés Berrueta
Gabriel López
DT Erley Pérez

Central 3
Mauricio Calero
Ramiro Saavedra
Ignacio Ginoria
Nicolás Rebollo
Marcelo Moreira
Eduardo Hernández (Chalela)
Sebastián Cabó
Ernán Delgado
Juan I Guardado (Bravo)
Pablo Cabrera
Sebastián Gandini (Rodríguez)
DT Juan Cabrera

Goles: 22` de tiro penal, 34` y 54` Pablo Cabrera ( C ), 56` Nicolás Olivera (P).
Expulsados: Fernando Caballero, Pablo Sosa y Camilo Silva arquero suplente (P)

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: