San José Campeón del Interior

Tiempo de lectura: 9 minutos

Por Sebastián Pastorino

Los maragatos vencieron a Lavalleja y alcanzaron la coronación en los penales

Ganando el partido en los noventa minutos y manteniendo el empate con un hombre de menos durante la mitad del alargue, San José logró lo que se propuso ante Lavalleja en la segunda final del Campeonato del Interior de Selecciones mayores. El elenco maragato terminó alcanzando la gloria en la definición por penales, para consagrarse ante el altar de la historia como el campeón del Interior del 2022.

La tribuna gigante del «Lavalleja» se llenó temprano.

Este último domingo 29 de mayo el público llenó el imponente cemento del «Juan Antonio Lavalleja» de Minas, como hacía años no se lo veía. Ansiosos, expectantes, confiados, soñando y llenos de ilusión… los más de 5.000 serranos y los casi 500 maragatos disfrutaron de la definición, y también la padecieron. Los protagonistas le regalaron a ellos, y a los miles que observaron el partido en la tele o lo escucharon en las radios, una contienda acorde a las circunstancias.

Lavalleja con su gente.

Para iniciar el compromiso Gerardo Cano propuso el esquema táctico habitual en Lavalleja (3-5-2), y Gustavo Cabrera no se salió de lo suyo en como posicionó a San José (3-4-2-1). Luego las alternativas del juego irían dándole movimiento a esos números y figuras, acorde a las necesidades de uno y otro.

San José llegó con su historia a Minas.

Lavalleja comenzó con la iniciativa, y en los primeros minutos apoyó su ataque en el sector derecho evidenciando que la velocidad de Martínez (esta vez como volante) era un arma a utilizar. También que su encuentro con Fernández, e incluso Espinosa, podían transformarse en otra herramienta letal.

Desde las primeras de cambio ya se vio que la cancha no ayudaba; estaba pesada en cuanto a humedad y con el césped un tanto largo… comedor de piernas. Para empezar, esa circunstancia frenó muchas veces la correcta circulación de la pelota en Lavalleja; y -si es que fue a propósito- nunca terminó por menoscabar el estado físico de los futbolistas de San José.

Daniel Martínez festeja la apertura.

A los 3′ la visita tuvo un tiro de esquina desde la derecha, cuyo centro cayó en el borde del área chica. El anfitrión nunca reaccionó con la concentración necesaria, y sufrió la caída inesperada de su valla. Daniel Martínez se elevó sin marcas y con golpe de cabeza cruzado puso el 1 a 0 parcial, y la llave igualada. El gladiador de la mitad de la cancha josefina, con esa indeseable sorpresa de de entrada, hizo que se nos subieran a la garganta los ñoquis del mediodía y que el estomago -y el corazón- nos quedaran revueltos.

Lavalleja intentó digerir rápidamente ese hecho adverso, y siguió con su postura. Pero San José con pocas llegadas, creaba nervios y ponía los pelos de punta.

A los 6′ Martínez tuvo un mano a mano, pero adelantó la pelota y controló Ruiz; de todos modos el línea levantaba la bandera. E iban 10′ cuando Torres entró por izquierda y remató afuera, sobre el arco de Hernández.

El coloniense Ruiz dio absoluta seguridad al arco maragato.

Mientras el dueño de casa buscaba consolidar circuitos de avance, que advertían el empate en cualquier momento; también es cierto que la visita explotaba los espacios entre la línea de zagueros y el mediocampo local, que además no encontraba las marcas porque el oponente evitaba demorar el esférico en esa zona y con solvencia buscaba pasarlo a un toque moviéndolo constantemente del sector.

En los minutos previos al cuarto de hora Lavalleja empezó a concatenar acciones colectivas muy interesantes pensando en la ofensiva. A los 13′ un disparo cruzado de Martínez de zurda, se pierde afuera; a los 14′ una combinación entre Pérez y Espinosa, terminó con remate de este último que bien pudo ser la igualdad. Esa exigencia llevó a que en un esfuerzo extremo por tapar un remate, el defensor Cancela sufriera un grave corte que lo obligó a ser sustituido cuando apenas iban 18′.

Llegados los 20′ Lavalleja seguía empujando. Estaba parado en campo rival como todo el tiempo anterior, pero ahora con una tenencia de la pelota mejor gestionada, y presionando ferozmente la salida del adversario restringiéndole el respiro tan ansiado para pensar y jugar.

Quizás el mejor momento del «Lava» fueron los últimos quince minutos del primer tiempo. Casualmente en ese tramo Espinosa bajó a volantear por derecha y Martínez pasó al ataque por ese mismo flanco.

No demoraría una de esas jugadas que levantan al hincha; a los 31′ casi es gol de Lavalleja en instancia en la que apareció nuevamente el peligroso tridente conformado por Fernández, Martínez y Espinosa.

De penal empataba Lavalleja.

La brega tuvo un impase entre los 36′ cuando el floridense Martínez cobró penal para Lavalleja por falta de Rebollo sobre Espinosa, y los 44′ que es cuando efectivamente el solicense Espinosa mandó la globa al trampero para colocar el 1 a 1. Entre medio de los cabildeos hubo una agresión de Torres sobre Capricho y la respuesta de este, que a los 38′ derivó en la expulsión de minuano y a los 42′ deparó la tarjeta roja para el maragato -a instancias del asistente Trezza-.

Ante la ausencia de Capricho por la expulsión, Corbo debió dejar la mitad del terreno para jugar de líbero, en tanto en el medio serrano quedaron cuatro elementos con Pérez y Salvarrey como centrales.

Navia era incontrolable.

Lavalleja cerró la primera parte haciendo estragos por derecha, donde el ingresado Sacco en la retaguardia y el volante Navia veían desbordada su banda porque por allí se había ensañado el adversario.

Al segundo tiempo le costó entrar en ritmo. Pasados los 5′ del complemento Lavalleja intentó retomar su intensidad, pero muy pronto expondría otra estrategia; el equipo se replegó y esperó a San José, pero San José no avanzó por más que la necesidad a esa altura era suya porque empataban.

Lavalleja perdió el juego hilvanado, y se repitió en lanzamientos a los puntas que no prosperaron porque la zaga alba respondió bien con la pelota cayéndole de frente.

A los 11′ Cabrera mandó a la cancha a Díaz y Gil, dotando de mayor presencia ofensiva a su elenco. Gáspari y Gil se empezaron a juntar tirándose por la derecha, recargando la zona de los hermanos Almeida, por la parte más blanda del campo de juego.

En una de esas incursiones, el propio Alejandro Gil a los 20′ ponía el 2 a 1 para los visitantes. Lo dejaron avanzar, remató, y su disparo por aire se coló por encima del arquero serrano sorprendiendo a las casi seis mil almas en la gélida noche de las sierras.

Lavalleja fue perdiendo piernas por el desgaste desmedido de ir atrás en el marcador; empezó a quedar muy estirado en las instancias de ataque, porque ya a los del medio les costaba llegar y volver. Cano buscó soluciones en el banco y mandó a la cancha a Andrich a los 27′, a Chaine a los 34′ y a Vergara a los 43′. Cabrera entre tanto revitalizó a su equipo, con los ingresos de Vico y Acosta a los 28′.

En adelante las variantes posicionales serían constantes, obligadas por las expulsiones en ambos, los cambios y las necesidades del trámite; Lavalleja por ejemplo -en el mismo partido- tuvo como volantes por derecha a Martínez primero, luego a Espinosa, más tarde a «Papelito» Almeida y por último a Chaine. Párrafo aparte para este último de los nombrados, que generaría instancias clarísimas pero su gol quedó atragantado más de una vez.

La muralla defensiva maragata, tenía a Ruiz bajo los tres caños-

La segunda mitad del complemento tuvo un solo cuadro empujando y cargando con la responsabilidad del protagonismo, Lavalleja, porque San José llegó a Minas a hacer su juego y lo hizo muy bien. El elenco maragato se encontró con un gol tras el pitazo inicial y otro cuando nadie lo esperaba; y, para desespero serrano, los hizo valer utilizando todos los argumentos que puede manejar un equipo con jugadores hechos en estas batallas y con muchas mañas.

Martínez debió sacar varias rojas.

El alargue lo empezaron diez serranos contra nueve josefinos, porque en el epílogo del partido vio la roja Acosta. Pero a los 9′ del primer chico se emparejaría el tema porque fue Genta quien debió irse a las duchas. Luego, finalizando la primera parte, la expulsión llegó para Díaz en la visita.

Los primeros 15′ tuvieron a Lavalleja dejando la vida y explorando todos los caminos posibles para lastimar a su contrincante, pero sus intentos fueron devastados por la sapiencia de un San José que abroquelado defendió el sitio a capa y espada.

El Lava se la jugó, pero no pudo.

El segundo chico del alargue fue lo mismo. Fernández -el mejor de la final, sin dudas-, Vergara, Pérez, Martínez, Andrich y Chaine, procuraron cocinar a San José siguiendo todas las recetas que la teoría del fútbol marca; pero el rival en Ruiz, Rebollo, Britos, Martínez, Navia y Sacco, le soplaron el fuego constantemente y así no hay quien pueda cocinar algo.

Germán quería, pero Britos, Rebollo, Martinez y Saco fueron inexpugnables.

Los instantes finales del tiempo suplementario tuvieron algo así como un ida y vuelta, donde cualquiera de los dos pudo convertir. Una serie de últimos embates con los cuerpos hechos jirones, con los espíritus ya deshilachados después de tanto luchar. ¡9 contra 8! ¡Qué les van a hablar de amor a la causa a estos héroes serranos y maragatos, si dejaron el alma en la cancha!

En la definición por penales San José alcanzó su quinta estrella (1976, 1986, 2000, 2007 y 2022); Lavalleja no pudo llegar a la tercera…

Martínez controló el partido con solvencia, administrando las tarjetas adecuadamente,

LAVALLEJA 1-2 SAN JOSÉ

Cancha: Estadio «Juan Antonio Lavalleja» de Minas.

Jueces: Fernando Martínez, Fabricio Trezza y Danilo Montero (Florida).

LAVALLEJA: Gastón Hernández; Santiago Genta, Mauricio Capricho y Gregorio Almeida; Marcelo Martínez, Jonathan Pérez, Carlos Corbo, Facundo Salvarrey y Joaquín Almeida; Lucas Espinosa y Germán Fernández. DT: Gerardo Cano.

SAN JOSÉ: Gonzalo Ruiz; Maximiliano Britos, Nicolás Rebollo y Juan Martín Cancela; Germán Alayón, Daniel Martínez, Eduardo Hernández y Leandro Navia; Diego Torres y Pablo Cabrera; Santiago Gáspari. DT: Gustavo Cabrera.

Cambios: 72′ Pablo Andrich por Lucas Espinosa, 79′ Gabriel Chaine por Facundo Salvarrey y 88′ Brahian Vergara por Joaquín Almeida (L); 18′ Gianluca Sacco por Juan Martín Cancela, 56′ Agustín Díaz por Germán Alayón, 56′ Alejandro Gil por Eduardo Hernández, 73′ Pedro Vico por Santiago Gáspari, 73′ Alexis Acosta por Pablo Cabrera y 105′ Brayhan Poses por Alejandro Gil (SJ).

Amarillas: Facundo Salvarrey, Gabriel Chaine y Brahian Vergara (L); Maximiliano Britos y Alejandro Gil (SJ).

Rojas: 38′ Mauricio Capricho y 99′ Santiago Genta (L); 42′ Diego Torres, 89′ Alexis Acosta y 106′ Agustín Díaz (SJ).

Goles: 44′ Lucas Espinosa (L); 3′ Daniel Martínez y 65′ Alejandro Gil (SJ).

La pirámide de la blanca encima de Ruiz que contuvo dos penales.

NOTA: Tras ganar San José en los 90 minutos la llave quedó igualada; al no superarse en el alargue de 30 minutos fueron a penales; en la definición por penales ganó San José 4 a 3.

PENALES: Jonathan Pérez (L) -atajado-, Daniel Martínez (SJ) -gol-, Gabriel Chaine (L) -gol-, Maximiliano Britos (L) -gol-, Pablo Andrich (L) -gol-, Leandro Navia (SJ) -gol-, Gregorio Almeida (SJ) -gol-, Nicolás Rebollo (SJ) -gol- y Gastón Hernández (atajado).

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: