#CopaOFI. Por siempre, Mi Torneo de Selecciones

Tiempo de lectura: 4 minutos

Por Alejandro Romillo

NO ES UNA FINAL CUALQUIERA

De dos linajudas y emblemáticas selecciones de nuestro fútbol se desprenden grandes historias y números por doquier para engalanar aún más esta gran definición que culminará este domingo en la bella ciudad de Minas.

Final histórica por que cerrará 70 años de competiciones ininterrumpidas del TORNEO MÁS IMPORTANTE, que creó la Organización del Fútbol del Interior, y que algunos trasnochados pretenden desterrar.-

Con la OFI nació éste, el máximo torneo, que terminaría por complementar las
competencias regionales que ya de por sí eran las grandes fiestas futboleras de cada ciudad o pueblo.

La Blanca busca su 5ta copa

Instancias donde se detenía el movimiento popular para centrar toda la atención en aquellos «Héroes» que dejaban por un rato en los veranos, el overol de mecánico,
panadero, maestro, lechero, policía o militar, para defender con hidalguía los colores de la camiseta que más se idolatraba en efímeras épocas, con distintas historias y anécdotas que se terminaron transformando con el tiempo y grandes hazañas y leyendas motivadoras para las nuevas generaciones que a pesar de que todo avanza, el placer de defender «esa» camiseta es única e irrepetible.

Portillo será el gran ausente en San José.

Jornadas llenas de gloria para algunos y de suma tristeza para otros, si habrá para contar en 70 años de la más pura fiesta popular emparentada con los «viejos carnavales» se transformaban en el sueño, simplemente de ser los mejores del Uruguay», que nada envidiaba a lo que sucediera fuera de ese recinto repleto de «vecinos» o familiares, que se «empiolaban» las mejores pilchas para asistir a la gran fiesta de nuestro fútbol.

Lavalleja intenará hacer valer su localía. Foto Mariela Fernandez

De chicos, cuando nuestra selección tenía suerte y llegaba a acceder a alguna de esas fiestas, nuestros padres podían soltarnos la mano, para ir hasta la puerta del vestuario y disfrutar con admiración a aquellos «enormes gladiadores, de camiseta algodonada, pantalones cortos y números bordados con lanas del color que correspondía ….
Aquellos gigantes y de estampa de superhéroes, que se movían en el poco espacio que les dejaban los bancos de madera, para comenzar a vivir la gran fiesta, porque allá afuera estaban todos expectantes, porque la suerte de ellos adentro, era la de todo el pueblo durante varios días…….

Esos «marcianos» que hacían tronar sus pesados zapatos en las baldosas, donde sacaban chispas los tapones de aluminio, como para amedrentar a algún rival que desconociera cual era el final que podía tener si intentara hacer algo más que tocar el balón.-

Y lo sublime era si lograbamos pasar al encargado de la puerta y ya dentro del vestuario, estaba el «amigo» de mi viejo que trabajaban juntos en la desaparecida Sudamtex de Colonia esperándome para poder entrar a la cancha….eso sí que era lo máximo !!!!

El nuestro «no» es un fútbol cualquiera, sentimos y vibramos como si se nos fuera la vida en cada trancazo de pelota dividida en la mitad de la cancha, o de saltar con los robustos zagueros para ayudar a sacarla de nuestra área o de imaginarnos y practicar durante toda la semana la jugada del gol de aquel desfachatado de calidad, que todos cuidaban como oro…

El «Pelo» Berrueta no será una baja más en Lavalleja. Foto Fernando Morán

Si habrá para contar historias de 70 años de fútbol, de garra, de entrega, de los que llegaron y de aquellos que se quedaron en el camino…
o de aquellos que no quisieron llegar porque tenían todo en su querencia, sin llegar a entender ni desearlo, saber que era la fama.-

NO me voy a cansar de decir, que el día que el Torneo de selecciones lo quieran hacer desaparecer o restarle importancia, se darán cuenta del mayor error que pueden cometer quienes tienen el privilegio de tener el mando de miles y miles de personas, de generaciones y generaciones que nacieron, crecieron, sobrevivieron y murieron, soñando con que esto es lo que siempre quisimos y valoramos por sobremanera quienes tuvimos la suerte de ser «los canarios del interior».

San José quiere levantar una nueva copa.

Y la mejor demostración la harán quienes nos representen este domingo en el Lavalleja de Las Sierras, a los pies de Don José y de la Virgen del Verdún, con la guitarra y «la gola» de Santiago Chalar y la verborragia de Santos Inzaurralde bajando desde alguna nube que paseará los cielos minuanos, entonando ese himno emblemático que ha sido «Minas y Abril» para que resuene por todo el país y engalane aún más el desafío de que todo un pueblo levante la Copa.-

Por siempre «Mi Torneo de Selecciones»….

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: