Se entiende poco. ¿Qué Pasa?

Pedro Ramón Clavijo. Equipo RDR. La Colonia.

 Estamos inmersos en un ambiente poco entendible. Fuera de sentido común, o excedido de protagonismos. Más Jesús y menos política, diría un cristiano como quien escribe.

“Amense los unos a los otros”- dijo el maestro hace más de 2000 años. Qué falta nos haces, amigo!. Si lo siguiéramos, seguro. No estaríamos en este desbarajuste que es todo.

Bueno. Vayamos a lo que amerita esta opinión.

Presidente de OFI Prof Mario Cheppi con trofeos y balón oficial de Copa de Selecciones. Foto de Tenfield

La televisación de Copa OFI el año pasado, tanto a nivel de clubes como de selecciones FUE BRILLANTE. Nunca vista. Hasta decoración se le puso, a espectáculos que de otra forma, serían tristes, insulsos, hasta desprolijos, si se quiere. Esto se puede afirmar con solo haber participado de torneos que se venían abajo, principalmente en los últimos diez años. Treinta años antes de ello, eran muy superiores. Con cuatro, cinco y hasta siete u ocho mil personas en las tribunas. Cohetes, Pirotecnia, entusiasmo.

La sola irrupción de Tenfield, transformó todo. Desde los ánimos que se pusieron tensos, supuesto, por la llegada de plata, y el clima que luego de impulsado, se manifestó radiante, colorido, entusiasta y con el privilegio de ser parecido a un espectáculo europeo.

Llega el siguiente torneo, en la espera de similar brillo y todo se estanca. Que esto, que aquello, que la cláusula, que igualación.

Es verdad que de acuerdo al nuevo escenario, la cláusula de igualación sería antirreglamentaria y OFI, no la podría firmar. De esa forma, la empresa que televisa se apartaría.

Hay dos aspectos trascendentes. La cláusula de igualación responde a la seguridad de quien invirtió en dar semejante y excepcional marco. Quien lo hizo, fue el primero que llegó una vez, y otra y otra, y siempre estuvo. Siempre puso. ¿Entonces?. Por qué, esa absurda reglamentación de inhibirla. Desde AUF, desde la Mutual, desde OFI, o desde donde sea.

¿Qué dificultad, que miedo? ¿Es tan grande el negocio?. ¿Es tan inmenso, que ahora todos lo quieren?. ¿Y antes?. ¿Por qué no aparecieron antes?.

Nos parece que una cláusula de ese tipo, no ata, obliga, exige. A ser mejores, a aportar más, a aggiornarse, a la superación. Porque quien venga, que lo haga con algo muy superior. De otra forma, vayamos a ese dicho que escuchábamos de nuestras abuelas.

Más vale malo conocido, que bueno por conocer.

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: