Anuncios

Por estación Paysandú pasará el tren de la gloria y nos encuentra en el andén.

¡vamos, subamos!

Escribe Juceda de Semanario20Once

Y el fútbol, por suerte, es así.  Nadie es campeón en la víspera. Nadie puede asegurar que tiene ganado un partido antes de jugarlo. Por algo poderosísimos clubes mundiales son eliminados en competencias internas o internacionales, por otros de una menor categoría en nombre de futbolistas, en historia, en presupuestos.

Este plantel de la selección formado luego que, según palabras del propio entrenador Carlos Cabillón, 20 (veinte) futbolistas renuncian a tener el orgullo, de vestir la gloriosa casaquilla blanca de una selección que nos debe unir todos. Ese Rey de Copas del interior del siglo 20 donde sumando clubes y selecciones en todas sus categorías llegó a sumar hasta el momento 92 títulos (noventa y dos).

Este plantel que dijo “yo si quiero a la blanca” fue de menos a más. Desde una serie muy difícil con Salto, Fray Bentos y Dolores. Comenzó con carencias en el medio campo, en recuperación y creación. Pero como nos canta el inmortal Alfredo, “fue creciendo desde el pie”.

Foto Vicente Massarino / Diario El Pueblo

Este plantel que dijo “yo si quiero a la blanca” fue de menos a más.

En cada partido se notaba que algo mejoraba. Y así fue cada fin de semana hasta que hoy lo tenemos, con toda justicia deportiva, jugando una final ante el poderoso Colonia.

En sus partidos ante Ecilda Paullier, el interior de San José, muy buen equipo, ya vislumbró que para Río Negro capital no sería fácil dejar atrás a los sanduceros.

Los fraybentinos se agrandaron, tal vez demasiado, al dejar atrás al último campeón, Durazno, a quienes apabullaron en fútbol y goles. Un “pecado” que en Paysandú cometimos en los grandes tiempos y que lo pagamos en la cancha.

Los fraybentinos se agrandaron, tal vez demasiado, al dejar atrás al último campeón, Durazno, a quienes apabullaron en fútbol y goles. Un “pecado” que en Paysandú cometimos en los grandes tiempos y que lo pagamos en la cancha.

 

Se llevaron una sorpresa. Aquel equipo de la clasificación, que perdió por penales  justamente ante FB la zona norte del  Litoral,  mantenía sólidamente su  “hambre de gloria”.

Ya estaba bien parado atrás. Recuperaba más pelotas. Y adelante tenía buen pie  para armar la jugada ofensiva.

Con un jugador menos por varios minutos, bajo una intensa lluvia, en el Casto Martínez Laguarda josefino, también demostró que es un cuadro de huevo.  Que no para de correr, que mete y mete.  Y cuando encuentra espacios tiene buen pie en varios futbolistas.

Fue así que aquel Fray Bentos, muy buen equipo, que habíamos enfrentado ya cuatro veces se encontró con un Paysandú que había subido varios escalones en su rendimiento.

Foto de Milton Cabrera de El Telégrafo

Con justicia y haciendo precio en la diferencia de goles, ganó 3 a 1 en el Estadio Artigas. Con esos dos goles de diferencia se fue al añejo Liebig´s.

Un 2 a 0 local era eliminación sanducera. Había que hacer un gol y si fuera el primero del partido, mejor. Y se dio justito.

Luego de salir de la sabida presión inicial de los fraybentinos, donde el meta Lucas Giossa demostró su valía y alguna jugada de gol no aprovechada por el local, llega Duarte por la derecha, mete la pelota al área y después de un pequeño “entrevero” Sabaño con suma tranquilidad mide el tiro y manda el balón al fondo del arco local. Era el 4 a 1 en el global. Allí FB tenía que hacer tres para ir a penales y cuatro goles para clasificarse. Un desafío muy difícil de superar.

En los mejores momentos fraybentinos cuando se fue arriba tratando de lograr esos goles que le daban la clasificaron, la defensa  sanducera con una pareja de zagueros sacando todo en el  cancha de arriba, aguantó bien. El impulso fraybentino dejó muchos claros. Era de esperar, y aprovecha. El segundo gol se olía. Estaba al caer. Y llegó el aroma con una exquisita definición de Andreoli, por encima del golero.

Dos a cero. Cerrá y vamos.   Global  5 a 1. Una abismal diferencia que debería anular toda duda de la brillante clasificación sanducera. Ni siquiera el descuento para el 2 a 1 final puso en peligro esta llegada a una nueva final del Nacional (antes Interior) de selecciones.

Será la decima segunda oportunidad de Paysandú en una final. Tiene 6 títulos y 5 vice campeonatos. Es decir que con ésta ante Colonia llegará a la docena de finales.

No perdamos el tren

Le falta a esta selección “del amor por la Blanca” dar ese último pasito. Colonia tiene cinco títulos y esto está diciendo que es un fútbol de categoría en el Interior. Y que alguna vez nos ganó en finales.

Estamos en el andén y pasará el tren  de la gloria. Tomémoslo. No lo perdamos.

Y recordamos los que dicen los que saben, “las finales no se juegan, se ganan”.

Este domingo en Tarariras será el primer partido. Recordamos que se define por puntos solamente. Si al final  del segundo encuentro terminan con la misma cantidad de puntos, se jugará a modo de tercer partido  un alargue de 30 minutos.

Anuncios

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: