Anuncios

Final bochornoso.

EMPATARON BARRIO VIÑA Y QUILMES
En el cierre de la 2da fecha del Clausura, se midieron en el «Batalla de Sarandí»,

Barrio Viña y Quilmes en procura del primer lugar de la Serie A visto que ambos habían logrado una victoria en el debut.

Bastante público se arrimó al Parque «Tomás Berreta» de la Sarandí Grande para observar a dos conjuntos que quedaron en el debe -hablando de lo futbolístico- ya que fue un partido jugado con pierna excesivamente fuerte y protestas vehementes que fueron calentando el ambiente.

Fontoura, Salmini, Alanis y capitanes

LOS ÁRBITROS

Una terna que llegaba agotada luego de haber administrado justicia de corrido en el Brascesco, con una temperatura bastante alta a un partido de alto voltaje.
Es indudable que la parte física hizo mella en los colegiados que tuvieron triple jornada, algo que no debería pasar, pero que desconocemos cual es el criterio que se utiliza a la hora de designar los árbitros cuando se están jugando posiciones trascendentes.
Y me detengo aquí, porque descontamos que la intención de la terna fue la de «sacar» el partido que tenía varios componentes de riesgo que desembocó en un final desagradable.

PRIMER TIEMPO

Juan Ramón Fernandez señala el primer gol del partido a los 20′ del primer tiempo al ingresar con gran velocidad sobre el sector derecho del ataque quilmense, doblegando la resitencia de Curbelo.
El primer tiempo se fue con ventaja visitante que hasta ese momento mantenía la punta en solitario de la serie.

SEGUNDO TIEMPO

Para el complemento Barrio Viña se fue en procura del empate y lo logró a los 9′ por intermedio de Nicolas Gonzalez con bonita definición en corrida por derecha enganchando hacia el centro del área para ensanchar el ángulo de tiro definiendo al segundo caño de Alvarez.
Estaban 1-1 y por protestar una incidencia donde Fontoura y Alanis no se pusieron de acuerdo, sobreviene el tanto del empate que provocó la expulsión del ayudante de Guardia, Pablo Fábrega como minutos mas tarde también ve la roja el buen zaguero Gastón Ríos.
Cada vez se jugaba mas fuerte, los de afuera también jugaban su partido en el que los de adentro no deben participar.

TUMULTO

En los descuentos se registra un tumulto sobre la esquina de la tribuna principal y el arco de los vestuarios, con empujones, amenazas, insultos y algún cabezazo que Fontoura y sus asistentes no apreciaron como tampoco las discusiones de un par de jugadores de la visita con el público ubicado detrás del arco local.

Es claro que no hablaban de la luz del estadio, ni de la noche hermosa para jugar al fútbol.
El partido terminó, la mayoría de los actores se saludaron, pero algunos defensores visitantes saltaron el alambrado para ajustar cuentas con los veinte parciales de Barrio Viña que estaban situados a un costado del arco de Alvarez.

Discusiones, empujones, gritos y algún golpe de puño propinado en el rostro del oponente determinaron el medio en el que se disputan los partidos que es tierra de nadie, ya que aprovechando la impunidad e inseguridad existente en los escenarios deportivos del interior, sin policía con atribuciones para prevenir ni reprimir, estamos todos expuestos a que cuando se saquen las ganas, se paren los incidentes.

Hay que destacar que hubo mucho mas jugadores de los dos equipos que se quedaron en el terreno, dialogando entre ellos, como también mucha gente que en todo momento intentó frenar a los desacatados.

DESDE MASCOTA

Quien escribe ha pasado por casi todos los lugares que desde el fútbol se puede estar. Desde mascota, hincha, jugador, entrenador o ahora comunicador y no me van a contar todo lo que hemos vivido dentro del amplio espectro de nuestra vida deportiva.
La chispa es parte del fútbol, donde la adrenalina está a mil, pero no por ello vamos a justificar ningún tipo de agresión. La verbal es mas hiriente que un violento puntapié, que un codazo y se equipara a la de un cobarde salivazo.
Lo mas ruin de la humanidad desciende cuando escudados en el anonimato, se hostiliza a árbitros, deportistas y demás actores sin ningún pudor.

Desbordes siempre existirán, pero no porque hayan sido en Sarandí Grande debemos ruborizarnos. En Florida hay muchos malos ejemplos también. Escenarios clausurados, árbitros agredidos dentro y fuera de la cancha, botellazos, pedreas, banderas rotas y robadas… hasta un día alguien exhibió un arma blanca.

EL FÚTBOL NO ES TODO, HAY OTRA VIDA.

La vida sigue, al otro día hay que ir a trabajar, el fútbol no es lo definitivo. Que se viva con pasión, se sientan los colores, pero basta de bravuconadas, de desmerecer y denostar a quien piensa distinto.
No me afilio a la frase de Bielsa que habla del oponente como «enemigo que lo enaltece» pero si apoyo la segunda parte que reza «cuanto más lejos estoy de lo que usted representa, mejor soy».
Tampoco soy de los «moralistas» que se sorprende porque haya problemas en el fútbol. La historia lo marca desde su inicio como violento, pero con el paso del tiempo -como la humanidad- ha ido evolucionando.

DETALLES
2da fecha del Clausura «Pedro Alvarez»
Jugado el 26 de octubre de 2019
Estadio Batalla de Sarandí
BARRIO VIÑA 1-1 QUILMES

Árbitro Julio Fontoura.
Asistentes Alvaro Alanis y Richard Salmini

Barrio Viña-

BARRIO VIÑA 1
Curbelo, L Gonzalez, Gimenez, Ríos (Exp), Figueira, N Gonzalez, Fleitas, Correa, Morales, Seoane, Cabrera.
DT Fernandez Carrión

Quilmes

QUILMES 1
Alvarez, Perez, Ariceta, Riviezzi, Icasuriaga, Zabaleta, Barboza, Cappi, Sabbia, Fernandez, Bautista.
DT Guardia
Goles: 20′ Fernandez (Q) 54′ N Gonzalez (BV)

Anuncios

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: