Fotos del empate de Durazno y Florida

Tiempo de lectura: 2 minutos

SE SACUDIÓ EL LANDONI
Empataron Durazno y Florida en un partido que parecía que se lo llevaba la visita, más aún cuando se puso 2-0 al comenzar el 2do t, pero la estirpe roja volvió a brotar para igualar en los descuentos en un final no apto para cardíacos que hizo reverdecer la llama de viejos pleitos sureños.

A lo largo de los años, estos choques tienen varios episodios de «enfrentamientos» que no solo se dan a nivel de mayores sino también de juveniles.
Hemos estado dentro de la cancha como actores directos o secundarios, en los que de una forma u otra se da la chispa.
El del martes era otro partido especial dado que uno venía en la punta y el otro, necesitaba ganar para seguir con chance.

El clima comenzó sumamente enrarecido ya que Torres adelantó a Florida a los 5′ en una falta que no apreciamos pero que Liuzzi sancionó con seguridad posibilitando al ariete anotar la apertura.
Ahí comenzaron los reclamos vehementes del banco rojo hacia la terna arbitral y las respuestas desde el banco visitante que no fue observado por la terna arbitral.
El partido se tornó extremadamente duro, discutido en el que Liuzzi debió sacar la carpeta para que esa primera etapa finalizara dentro de los carriles normales.
Otra vez de movida en el 2do tiempo Florida la manda al fondo de las mallas de González para duplicar la ventaja visitante. Braian García anotaba lo que parecía liquidar el pleito.

Los entrenadores comenzaron a mover los bancos, con mayor acierto por el lado de la roja ya que Medina levantó no sólo a sus compañeros sino también a la tribuna cuando anotó un gol olímpico para poner a tiro a Durazno.
En Florida se fue -seguramente lesionado- Ríos, ya que estaba siendo un baluarte muy importante en la zaga floridense.
Se resquebrajó ostensiblemente el andamiaje defensivo visitante mientras la tribuna local y la historia empujaban a los rojos sobre el arco de Álvarez ayudado por faltas innecesarias que acorralaban a los albirrojos.
Durazno no quería quedar eliminado con una derrota y en los descuentos entraron juntos por el medio Gasañol y Echandía para marcar el empate con el estadio convertido en una caldera roja.
Hubo tiempo para una gran atajada de Álvarez sobre la izquierda y salvar el punto que en su momento eran tres, pero que se pudieron haber escapado.

Al cierre del encuentro se encendió la chispa con corridas, puñetazos, tackles de rugby. Nada justificable, pero a veces entendible

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: