Historias de descensos

Avenida bajó por tercera vez y Quilmes luego de 51 años

Por Gonzalo Rodriguez

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La temporada 2012 dejó un sabor más que amargo en dos instituciones acostumbradas a otros acontecimientos. Quilmes y Avenida se vieron afectados por la pérdida de categoría, algo que para ambos parecía haber quedado en el olvido atendiendo su bienestar institucional.
Desde la temporada 2003 la Liga de Fútbol de Florida comenzó a implementar un sistema de ascensos y descensos directos por partida doble. Es decir que año tras años suben dos y bajan dos.
Ello obliga a los participantes de cada torneo de la Divisional “A” a jugar con el temor vigente de descender. Al igual que en la sentencia moral de la espada de Damocles, en el fútbol de Florida hasta el más poderoso de los equipos puede verse afectado por una mala campaña y en consecuencia
perder la categoría.
La espada de Damocles es una frase acuñada en alusión a dicho cuento de la cultura griega clásica, para ejemplificar el peligro que se instala en aquellos que ostentan un gran poder, pues no sólo pueden perderlo de golpe, sino todo lo demás, incluida la vida.
Ni Quilmes ni Avenida han perdido la vida, pero sí la posibilidad de pelear por el título de la Liga de Florida, al menos por un año, cuando nadie del ámbito deportivo local lo consideraba posible.

51 AÑOS DESPUÉS
En lo que respecta a Quilmes, el de este año fue su segundo descenso. En 1961 culminó último en el torneo Departamental de ese año y bajó a la B donde permaneció dos temporadas, 1962 y 1963. En 1963 se coronó campeón ante Nacional (al que venció 4-0, 1-0 y 4-1), La Cuchilla (2-0, 3-0 y 7-1), Mundial (2-1 y 7-0; empató el tercer juego 1-1), Estrella Roja (5-0, 4-0 y 5-1) y Tabaré (2-1, 4-0 y 7-3). Jugó 15 partidos, de los cuales ganó 14 y empató 1.
En 1964 Quilmes sería campeón de la Liga de Florida tras el affaire Esmoris-Soca (Peñarol utilizó a un jugador profesional con un nombre falso y cuando se descubrió el tema le quitaron todos los puntos y lo desafiliaron; Quilmes que había sido segundo de Peñarol fue proclamado campeón). Cuentan que quien descubrió la manganeta de Peñarol fue Jorge Omar Ferreri, el Pato, que conocía al habilidoso Soca que en realidad era Esmoris. Un día en el Estadio al cruzarse con él citado jugador y saludarlo por su verdadero nombre alertó a dirigentes de otros clubes que de inmediato iniciaron los reclamos correspondientes. Como consecuencia Peñarol perdió el gran apoyo popular que tenía y lo mandaron a la B, al tiempo que Quilmes pasó a ser el primer club de Florida en jugar la Copa de Clubes del Interior en 1965.

TERCER DESCENSO
La historia de Avenida tiene más vínculos con la divisional de ascenso que la de Quilmes. Avenida empezó jugando en la B en 1977, donde estuvo
hasta 1982, año en el que fue campeón. Su primer descenso fue en 1984.
En 1993, tras ganarle a Peñarol una final de la B, jugada en el Estadio Campeones Olímpicos, volvió a la A. Desde 1994 a 2012 Avenida jugó todos los campeonatos de la A, pero en 1997 perdió la categoría. Ese año Avenida sólo sumó dos puntos en 28 posibles (empató con Tabaré y San Lorenzo). Como en 1998 se suprimió la Divisional B, conformándose una Divisional Única, se acordó que el día que se volviera a existir la Divisional B, Avenida debía jugarla. Por eso se dio la particularidad de que siendo campeón de la Liga en 2002 y representante de la misma en la Copa del Interior, Avenida empezó la temporada 2003 disputando la B, la cual ganó ante San Lorenzo, Peñarol y Candil.
Otro dato más llamativo aún es que es la segunda vez que un club gana la Liga y desciende en menos de cuatro años tras la conquista lograda.
Avenida fue campeón en 2009 y descendió en 2012. San Lorenzo fue campeón en 1989 y descendió en 1991.
G.R.

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: