Anuncios

Por esta vez O.F.I. debería priorizar los campeonatos locales

Mirada extra

Sin intención de aparecer como pájaros de mal agüero la realidad es incontrastable como para no llegar a pensar que esto de la pandemia va para largo. Reconociendo que hay actividades que, manteniendo las medidas de prevención, pueden ir restableciéndose tal se viene dando paulatinamente no se puede omitir que las del fútbol han de ser de las últimas sino la última. Y en este escenario hay que apartar el profesional del amateur y en este último especialmente el del interior. Las diferencias entre uno y otro son conocidas dónde, a riesgo de que suene incongruente, las menores deben ser las deportivas desde nuestro convencimiento que entre los clubes de O.F.I. hay más de uno que puede hacerle fuerza a los profesionales,  existen factores de resolución económica que las diferencian.

Sin festejos por Copas

Dejando de lado la duda que se nos presenta en que las medidas de precaución sean suficientes para admitir la vuelta a la competencia donde pueden garantizarla en la teoría pero no tanto en la práctica especialmente porque se hace imposible aplicarlas dentro de la cancha, el hecho de que el aporte de la televisión otorga al profesionalismo una considerable ventaja al punto de permitir concretarlas a puertas cerradas. Lo que para los clubes de A.U.F. es casi  intrascendente haciendo mención al ingreso percibido por venta de entradas para las Ligas y clubes del interior resultan prioritarias en favor de sus arcas. Es por eso que a esta altura y valorando el mesurado optimismo que demuestran las autoridades de O.F.I.  (Organización del Fútbol del Interior) manteniendo como viable que los tiempos den para finalizar la Copa Nacional de selecciones, evaluando la marcha de la evolución camino a la nueva normalidad que, a nuestro criterio acertadamente se viene dando de manera mesurada, estas mismas autoridades deberían ir planeando modificaciones sino definitivas por lo menos temporales para esta fusión que es difícil no se dé entre el 2020 y 2021. De modo que lo más acertado, siempre dicho desde nuestro punto de vista, es la de dejar sin efecto sus respectivas Copas Nacionales de Selecciones -entiéndase las de 2021- como forma de dar libertad a las Ligas para que jueguen sus respectivos campeonatos internos incluso favorecidas por temperaturas más propicias.

En estos últimos años cuantiosos han sido las controversias con relación a los certámenes veraniegos de selecciones y a pesar de su continuidad se impone reconocer la devaluación que ha venido en aumento en el interés de los aficionados y el considerable incremento de costos  y la mengua de ingresos en las Ligas participantes. Después de superada esta contingencia no resulta muy difícil de adivinar cuál ha de ser el panorama con miras a estos torneos en 2021. Seguro todos los amagos de deserción definitivamente se hagan realidad, algunas ya anunciadas indirectamente. Es momento de plantar una pausa a este nivel. En sentido contrario  el riesgo de un desplome general de más compleja posterior reconstrucción oscila sobre la cabeza del fútbol del interior. 

 

Alfredo Zaldúa (Semanario EL ECO/G.I.E.F.I.)

Anuncios

futbolflorida

Blog de fútbol de Florida y del interior de Uruguay

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: